SEROTONINA PURA


Javier Palou


CAMPANAZOS


“ No hay arte más difícil que el arte de escribir sin arte”
Javier Cercas

Lo sucedido en el zócalo capitalino el domingo pasado dentro de la tercera convención nacional democrática (CND) es muestra de la polarización en que seguimos metidos desde el dos de julio del año 2006, todo parece indicar que  ahora no se trata sólo de denostar, ridiculizar y arrinconar a López Obrador, ahora se trata de hacerlo responsable de la muy anunciada violencia, quieren que AMLO sea culpable de la desesperación de la gente que no encuentra salida a los problemas que enfrenta cotidianamente, no hay trabajo y el que hay está mal pagado y sin prestaciones de ley, los alimentos suben cada mes, el gas, la luz, y los medicamentos para garantizar la salud son cada día más inalcanzables, no hay salidas viables para una justicia social, las instituciones actuales no representan al grueso de la población y la gente ya está cansada de tanto abuso ejercido desde el poder. Los campanazos fueron excesivos, no hay la menor duda de ello, y además emitidos con saña, con ansiedad, con coraje, los calificativos de la prensa aún más. Los medios de comunicación están jugando con fuego y al final se lavarán las manos como siempre lo han hecho. La Iglesia, representada en este caso por Norberto Rivera ha dado mucho de que hablar, primero se metió en el proceso político en México indebidamente y violentando la ley, después ha estado en el ojo del huracán por sus vínculos con el cura pederasta Nicolás Aguilar, y últimamente tratando de crear un conflicto serio con la resistencia civil pacífica, Rosario Ibarra de Piedra no tiene ninguna responsabilidad, ninguna, Andrés Manuel tampoco, pues lleva 17 meses hablando de no caer en provocaciones y de asegurar que el movimiento que el representa es de manera pacífica, ha dicho que la violencia generaría más problemas aún. Los responsables en dado caso son los que ingresaron desesperados por lo que consideraron una provocación, es de extrañar que sucedan estos actos en momentos no tan tensos como los vividos el año pasado antes de que el tribunal electoral decidiera la aberración jurídica que nos tiene metidos en graves, serios y difíciles momentos.
Tradicionalmente las campanas tocadas de la forma en que lo hicieron el domingo pasado son una llamada al pueblo a defender una causa o ante una emergencia popular, parece ser el caso.

 

Calderón habla de reconciliación, pero con tintes mediáticos, por un lado está provocando las reacciones de la sociedad con la política de seguir protegiendo a los que más tienen y ahogando a la clase media y baja con más impuestos, con alzas injustificables por el otro asegura que en el 2010 estaremos en paz. No hay tiempo, la gente grita ya basta, la gente está desesperada, la gente tiene el agua hasta el cuello en deudas y problemas económicos, la gente se irrita más fácil y con justificadas razones. El neoliberalismo se ha impuesto y se ha convertido en la herramienta más cómoda para tener a una sociedad apergollada.

 

El segundo campanazo del domingo fueron las palabras de AMLO, “Estamos en uno de los momentos más críticos para la nación” “ Se ha emprendido una ofensiva para desacreditar a PEMEX, diciendo que no pierde dinero, que no tiene ni recursos ni tecnología, esto es rotundamente falso, PEMEX a pesar del mal manejo y la corrupción genera 60 mil millones de dólares al año, tenemos que defender nuestro petróleo, vamos a impedir cualquier reforma o cualquier maniobra que signifique la entrega del petróleo”

 

Si perdemos el petróleo, habremos perdido todo, lo poco que nos queda de soberanía. Independientemente de la ideología nadie quiere perder la empresa nacional por excelencia, nadie quisiera olvidar la valentía de Cárdenas del Río.

 

Y remató  “Es inadmisible que, teniendo un pueblo trabajador y valioso, recursos naturales que muchos envidiarían, México sea hoy el país con menos crecimiento económico en toda América Latina y uno de los países con mayor pobreza y desigualdad en todo el mundo”

 

En las palabras de AMLO no hay posturas mediáticas, no hay mentiras, no hay doble moral, habla con la realidad, la verdad y las vivencias que ha recogido en más de mil municipios que ha visitado., habla de los méxicos que no existen para la gran mayoría de medios de comunicación. Los que lastiman, los que sangran, los que desesperan.
La única reconciliación válida sería empezar por no mentir, por no robar, por no provocar.

 

Tenemos muy cerca Enero un mes “negro” vayámonos preparando.

 

Nos escuchamos todos los días de 9 a 11 en www.radioamlo.org, en el noticiero Serotonina Pura. >>>el canal de la información por Internet<<<                



 
 

 

 
Todos los Columnistas