SEROTONINA PURA


Javier Palou


ALLENDE


“ No hay arte más difícil que el arte de escribir sin arte”
Javier Cercas


Cien años del nacimiento de Salvador Allende (1908-2008), el hombre que no cesó en su intento de ser presidente de su país natal; Chile, el hombre que recorrió pueblo por pueblo, casa por casa, el hombre que en la campaña presidencial de 1970 recibía apoyos por todos lados, la brigada Ramona Parra pintaba los muros e Inti Illimani contagiaba con sus cantos a todo Chile que entonaba al unísono Venceremos, Venceremos, cantándole a la unidad y el progreso; el hombre que era apoyado por Pablo Neruda, el socialista, el político congruente, el cautivador de jóvenes, el hombre que no se rindió ante la injusticia y la traición, el hombre que le hablaba a los trabajadores, a las amas de casa, a los hombres que construyen su país trabajando con esfuerzo y dedicación, el hombre que se enfrentó a Nixon, el presidente que nacionalizó el cobre, el ser humano que aseguraba: “Heredamos una sociedad lacerada por las desigualdades sociales, una sociedad dividida en clases antagónicas de explotadores y explotados, una sociedad en que la violencia está incorporada a las instituciones mismas y que condena a los hombres a la codicia insaciable, a las más inhumanas  formas de crueldad e indiferencia ante el sufrimiento ajeno”.


Allende vino a México en diciembre de  1972, en la Universidad de Guadalajara dio uno de los mejores discursos de todos los tiempos, con una enorme manta atrás de él donde se leía: Chile y México, ayer como hoy, unidos en defensa de iguales principios, seguirán siendo solidarios, empezó con un Viva México y afirmó emocionado “ …Se requiere un profesional comprometido con el cambio social, se necesitan profesionales que no busquen engordar en los puestos públicos en las capitales de nuestras patrias…Los jóvenes deben de entender y nosotros en Chile hemos dado un paso trascendente. La base política de mi gobierno está formada por marxistas, por laicos y cristianos y respetamos el pensamiento cristiano cuando ese pensamiento cristiano interpreta el verbo de Cristo que echó a los mercaderes del templo”.


Allende vive en sus discursos, a fines de 1972, El presidente chileno habló en las Naciones Unidas, donde denunció la falta de control de las multinacionales y su papel destructivo, el mismo capítulo que hoy llamamos neoliberalismo que sigue arrasando todo a su paso, dejando millones de damnificados y sólo unos poquitos de beneficiados: “…Es nuestra confianza en nosotros, lo que incrementa nuestra fe en los grandes valores de la humanidad, en la certeza de que esos valores tendrán que prevalecer, que no podrán ser destruidos.” El 21 de mayo del 73, tan sólo tres meses antes del golpe vuelve a repetir: “…El mundo ve en nosotros la realización simultanea de alguna de las más trascendentales aspiraciones que interesan a la civilización actual; la lucha de un pueblo por su dignidad, con libertades pluralistas y tolerancia de ideas y de credos, el esfuerzo de un pueblo por dominar la violencia interna y las agresiones externas.


“Yo no tengo pasta de apóstol, ni tengo pasta de Mesías, no tengo condiciones de mártir, soy un luchador social que cumple una tarea. Que lo entiendan aquellos que quieren cambiar la historia y desconocer la voluntad mayoritaria de Chile, sin tener carne de mártir no daré un paso atrás y dejaré la Moneda cuando cumpla el mandato que el pueblo me diera. No tengo otra alternativa, sólo acribillándome a balazos podrán impedir mi voluntad de hacer cumplir el programa del pueblo.”


Momentos antes de ser asesinado por la CIA y Pinochet logró pronunciar las siguientes palabras: “Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron y entregaron su alegría y su espíritu de lucha; me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente en los atentados terroristas, volando puentes, cortando las vías férreas, destruyendo los oleoductos y los gasoductos, frente al silencio de los que tenían la obligación de proceder... La historia los juzgará. ¡No voy a renunciar!


Trabajadores de mi patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.

 

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición".

 

A su muerte siguieron 17 años de dictadura y sufrimiento. El hombre que se incrustó en millones de corazones chilenos y latinoamericanos que hoy reclaman no se olvide jamás a Salvador Allende…    ”Yo pisaré las calles nuevamente de lo que fue Santiago ensangrentada y en una hermosa plaza liberada me detendré a llorar por los ausentes…Y pagarán su culpa los traidores…”


EXTRA


Todos los viernes de julio y agosto coordinaremos  el taller de periodismo en la casa del escritor con invitados de lujo como Mario Alberto Mejía (Columnista, Puebla) Selene Ríos (Cambio, Puebla), Verónica Villalvazo (Noticias, Oaxaca), Jaime Avilés (Jornada, D.F.)  Diego Osorno quien reporto el conflicto oaxaqueño del 2006 y terminó escribiendo el libro Oaxaca Sitiada (Milenio, D.F.), Las inscripciones están abiertas en 5 oriente 201. Tel. 2 46-33-29  Bien vale la pena. La próxima semana publicaremos el calendario de presentaciones.

 

Nos escuchamos todos los días de 9 a 11 en www.radioamlo.org, en el noticiero Serotonina Pura. >>>el canal de la información por Internet<<< 




 
 

 

 
Todos los Columnistas