SEROTONINA PURA


Javier Palou

30/06/2009

PROPUESTA

“El hombre es lo que escribe”
Federico Nietzsche


Al sentirme agotado cuando termino de leer el periódico me llega una idea a la cabeza, que retumba y me parece genial de primer golpe. Deberíamos inventar las noticias, un día completo, usando la imaginación, con el único fin de producir alegría, confort y tranquilidad a una sociedad harta de tantas malas noticias.


Busco información al respecto para evitar caer en duplicidades y sólo encuentro en algún libro de Humberto Musacchio un apartado al respecto, habla de Tristán Derème, el escritor y poeta francés que nació en 1889 y murió en 1941 cuyo nombre real fue Philippe Huc, quién en alguna ocasión  ha dicho en alguna parte que la Poesía era el arte de repetir los lugares –comunes- en una forma nueva.


Así,  Musacchio reproduce a Alfonso Reyes en Simpatías y Diferencias un apartado llamado Nuevo Arte de Periodismo donde a la letra dice: “Tristan Derème, sutil poeta y vengador de la familia  de  Apolo. A  quien  un  día,  de  paso  por Tarbes (ciudad francesa)  –todo el mediodía-, el director del diario Les Pyrènèes pidió que le sustituyera temporalmente durante una corta estancia. Acepta Derème. Y ¿qué hizo? Hizo la obra del poeta; hizo dar un paso más a la naturaleza; operó, fabricó en ella. (¿No significa eso, en griego, la palabra “poesía”?) No pudo resignarse a ser pasivo depositario del periódico, sino que transformó en ocho días el arte del periodismo; a tal grado, que los retardatarios artesanos de las prensas empezaron a protestar.”


“Derème inventaba noticias estupendas, conmocionaba al pueblo, inquietaba a la sociedad. Forjó así por breve tiempo, un mundo mejor. Sus editoriales eran bombas de incendio en medio de aquel pacífico ambiente. Los versos ocupaban sitio preferente sobre los telegramas de la Prensa Asociada y demás Agencias del Aburrimiento. Embuste por embuste, ¿no valía más el verdadero, el poético, el que no pretende pasar por realidad actual, sino por sueño, por aspiración, por superación de lo cotidiano?


“Pronto el poeta tuvo que presentar su dimisión. Pero todavía al despedirse del público –tan escandalizado como ingrato que no supo agradecer el bien que le hacían- dio a luz un artículo con el tipo de imprenta al revés, en que proponía que, en adelante los periódicos se imprimieran en todos sentidos, a fin de que pudieran leerlos, a la vez, todos los miembros de una familia o de una tertulia sentados en torno a una mesa”. Hasta aquí la larga pero indispensable cita.


Imaginemos…  qué pondríamos en lugar de: “Jóvenes se drogan porque no creen en dios”


O en lugar de: “47 muertos en incendio en una guardería en Sonora, negligencia y negocios familiares las causas.


“Pretenden quitar casa a líder de Atenco preso”.


“Exculpa el IFE a PAN y TELEVISA por espots”.


“La caída del PIB será de 5.5%, la actividad económica se desplomó 12.2%, el desempleo en la taza más alta de los últimos nueve años”.


“Miles de ejecutados; es el resultado visible de esta “guerra” contra el narcotráfico”.


“Una banda salta tren, plagia a 61, mata a dos y viola a 3 mujeres”.


Sin ser un gran genio, sin problema alguno, es más, con una facilidad asombrosa modificaría  estas  noticias, muchas de ellas  de  las  llamadas  de  “ocho”  con el único fin, -insisto- de que la vida sea más llevadera y no tengamos que seguir avergonzados de nuestros  políticos, de nuestra acciones, de nuestras carencias como seres humanos, pero sobretodo forjando un mundo mejor.


Dr. Rueda sólo son ocho días, le aseguro que estoy bien de mis facultades mentales, sólo quiero no sentirme agotado, exhausto, avergonzado al terminar de leer el periódico. Hagamos la obra del poeta; demos un paso más a la naturaleza; operemos, fabriquemos, inventemos en ella.

 

Sólo soñando.

 

Si usted desea comunicarse con esta columna:  [email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas