Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


04/07/2012


El juicio a Mas Data: comparando encuestas con el PREP


Llegó la hora de ajustar cuentas con las encuestadoras. Ayer, en un acto inédito del periodismo mexicano, Ciro Gómez Leyva ejecutó un vergonzoso mea culpa a nombre de Milenio por la poca precisión de la encuesta diaria de GEA/ISA que falló estrepitosamente al anunciar que Peña Nieto ganaría por chorrocientos mil puntos y apenas lo hizo por 6.5. El resto de encuestadores nacionales que anunciaron ventajas a favor del mexiquense por dos dígitos —por no decir todos—, especialmente Roy Campos y Paco Abundis, son cínicos allá donde haya cínicos: creen que su manipulación y propaganda pueden arreglarse con un clásico “usted disculpe”. Nunca podrá olvidarse el papel propagandístico que jugaron en 2012 a favor de la victoria tricolor.


Pero no se puede juzgar la paja en el ojo ajeno e ignorar la viga en el propio. A lo largo del proceso electoral 2012, CAMBIO decidió trabajar con Mas Data para medir el termómetro de la opinión pública. A José Zenteno lo avalaba el buen antecedente de haber sido la única empresa local que en 2010 adelantó las tendencias favorables a Rafael Moreno Valle, mientras otras empresas con mayor tiempo en el mercado como Indicadores y BEAP se hundieron junto con Javier López Zavala. Pero una golondrina no hace verano: en 2012 el reto era mantener la precisión informativa. Reflejar de la forma más exacta posible la realidad a través de la estadística social, una ciencia que sí funciona cuando los cálculos no son modificados por los intereses comerciales o políticos.


A lo largo del proceso Mas Data fue la encuestadora que reflejó el crecimiento de la ola amarilla en la capital y la zona metropolitana. Sin rodeos, la pregunta es muy simple: ¿acertamos o fallamos en relación a votación efectiva que se dio en los seis distritos que midió Pepe Zenteno? ¿Supo medir correctamente las simpatías crecientes a favor de López Obrador o se equivocó rotundamente? ¿Captó bien la tendencia cerrada en la elección al Senado, especialmente el cuasi empate que vivieron Javier Lozano y Manuel Bartlett? Llegó la hora del contraste entre las últimas cifras de Mas Data publicadas en CAMBIO y los resultados del Programa de Resultados Preliminares.


El miércoles 27 de junio, el último día autorizado por el IFE para publicar resultados de encuestas, titulamos en primera plana AFIANZA AMLO DELANTERA EN LA ZONA METROPOLITANA. Y señalamos: “El candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, culminó la campaña electoral en el primer lugar de las preferencias electorales en la zona metropolitana de Puebla, que incluye los cuatro distritos de Puebla capital, San Pedro Cholula y Atlixco. La “guerra sucia” que emprendieron PAN y PRI, sin embargo, logró hacerlo retroceder. Tendencias que se ven reflejadas en la última medición de la empresa Mas Data, que anticipa también una participación histórica del 66 por ciento de la lista nominal.


“A cuatro días de llevarse a cabo los comicios, López Obrador supera por 7.6 puntos a Josefina Vázquez Mota, quien logró repuntar en los últimos días. El tabasqueño recibe 37.6 de las preferencias mientras que la panista se consolida en la segunda posición con 30 puntos. Más retrasado, y a diferencia lo que ocurre en casi todo el país, Enrique Peña Nieto se queda en tercera posición con 26 por ciento. Gabriel Quadri de Nueva Alianza alcanzó su objetivo de llegar a la meta legal del 2.5 por ciento para mantener el registro.


“La carrera al Senado, en la misma zona metropolitana, muestra un empate técnico entre las fórmulas del PAN y la coalición de izquierdas. El exsecretario del Trabajo recuperó el terreno perdido y volvió a crecer desde que ganó el debate. El dúo Javier Lozano Alarcón-Augusta Díaz de Rivera obtiene 33.5 por ciento de las menciones, mientras que el exgobernador Manuel Bartlett creció desde su tercer lugar al arranque, y ahora obtiene 33.1 por ciento. Blanca Alcalá, pese a que en teoría mostraba sus mejores números en la zona metropolitana, también se queda en tercer lugar con 26 por ciento”. Puede leerse aquí: http://www.quintacolumna.com.mx/columnas/tiempos/2012/junio/colum-tiempos-270612.php


¿Y qué ocurrió en las cifras del PREP? La precisión de Mas Data casi fue suiza. Digna de admirar en un país en el que las encuestas hace tiempo dejaron de reflejar la opinión pública. De acuerdo con 99 por ciento de las casillas computadas, en la zona metropolitana de la entidad —correspondiente a los cuatro distritos de la capital, Cholula y Atlixco—, Andrés Manuel López Obrador tuvo 38.3 por ciento de la votación efectiva, que comparado con el 37.6 de la encuesta, da una diferencia de .7, dentro del margen de error. Nada mal.


En el último sondeo de Pepe Zenteno se atribuyó a Josefina Vázquez Mota una intención de voto de 30.3 por ciento, y en el PREP obtiene 30 por ciento. Una diferencia insignificante de .3 puntos. Y en caso de Enrique Peña Nieto el sondeo le otorgó un 26.2 por ciento y el PREP un 27.2 por ciento, es decir, un 1 punto de diferencia.


Veamos el caso del Senado, fuente de polémica por el resultado final. La encuesta de Zenteno le atribuyó a la izquierda 33.1 por ciento de las simpatías, y el PREP le dio a Bartlett-Etcheverry 29.2, es decir, una diferencia a la baja de 1.9 puntos, cifra dentro de margen de error. El PREP le dio a la fórmula de Javier Lozano Alarcón 35 puntos, mientras que la encuesta de Zenteno le otorgó 33.5 puntos, es decir, una diferencia a la alza de 1.5. Y para Alcalá-Saldaña Más Data les otorgó 26.3, mientras que el PREP resulto que obtuvieron 28.4, una diferencia a la alta de 2.1. También en el margen de error.

 

Bendito: ni CAMBIO ni Mas Data tendrán que ejecutar un vergonzoso mea culpa como el de Ciro Gómez Leyva. Por el contrario, la empresa de Pepe Zenteno cumplió con nota sobresaliente su papel en la campaña 2012. Otra cosa es que los candidatos a diputados de la izquierda hayan podido capitalizar el arrastre del tabasqueño. Sumado a su excelente 2010, quién se atreverá a negar que hoy por hoy se trata de la mejor encuestadora de Puebla. A las pruebas nos remitimos.

 

 

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas