Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
[email protected]
[email protected]


04/11/2011


La conquista de las mujeres poblanas: no al aborto


En un movimiento inesperado, el gobierno morenovallista lleva a su agenda legislativa uno de los temas más polémicos que suele dividir a la sociedad mexicana y sus partidos políticos. La reforma al artículo 342 significa, de facto, la despenalización del aborto para sustituir la pena privativa de la libertad por un tratamiento psicológico en instituciones de salud pública. El derecho a decidir de las mujeres tiene un avance notable en una sociedad como la poblana, profundamente conservadora hasta hace unos años. El numeral, tal como se encuentra vigente en el Código de Defensa Social, es una verdadera afrenta para las mujeres pues rebaja la pena de prisión en tres hipótesis normativas: cuando la mujer no tenga mala fama, cuando haya logrado ocultar el embarazo y cuando el feto no sea producto de matrimonio. Disposiciones bárbaras redactadas en los años 80 del siglo pasado. La iniciativa, además, desmonta la reforma constitucional conservadora que la Legislatura anterior aprobó para “defender la vida desde la concepción” impulsada por el panista Eduardo Rivera Pérez —hoy alcalde— y el priista José Othón Bailleres.


La iniciativa lanzada ayer por el gobernador Moreno Valle presenta otros puntos positivos. Primero: nos pone en la órbita del mundo desarrollado, pues la mayoría de los países occidentales ha despenalizado el aborto, Italia incluida. A diferencia de la polémica reforma en el Distrito Federal impulsada por Marcelo Ebrard, no establece si el procedimiento quirúrgico debe realizarse en un hospital privado o público, por lo que las mujeres podrán seleccionar el que esté a su alcance. El derecho a decidir gana por partida doble.


La iniciativa, por su carácter progresista, tendría como enemigos naturales a la Iglesia católica y a Acción Nacional. En el ámbito político podría traducirse incluso como una ruptura de Moreno Valle con su propio partido. No es así. La despenalización de facto cuenta con el aval de la cúpula más conservadora de Puebla. El propio arzobispo Víctor Sánchez lanzó la idea hace unas semanas cuando afirmó que se le hacía injusto que una mujer fuera a dar a la cárcel por abortar. El gobernador, aprovechando la coyuntura, cabildeó el tema con monseñor y con Eugenio Lira y no encontró resistencias.


Respecto de la cúpula panista, el gobernador Moreno Valle cabildeó desde hace semanas el tema y tampoco encontró una negativa frontal. En la plenaria celebrada en el spa Luna Canela en Atlixco, los doce diputados de Acción Nacional manifestaron que aprobarían la polémica iniciativa pese a sus resistencias ideológicas. Un panista moderno y alejado de los dogmatismos como Mario Riestra Piña logró convencer a la cúpula de la organización, manifestando que es tiempo de mostrarse como un partido moderno y moderado de cara a las elecciones del 2012.


La iniciativa progresista de Moreno Valle, liberal en el mejor de los sentidos, no es una ruptura con la ultraderecha o la Iglesia católica, sino un avance fundamental en el derecho de las mujeres. Sin embargo, un error del Congreso local a la hora de subir un borrador a su portal provocó una reacción airada por parte de las mujeres “progresistas” que afirmaron que la iniciativa suponía un perjuicio porque de delincuentes pasaron a “locas”. Una broma macabra para los verdaderos colectivos que encuentran en la despenalización absoluta del aborto un avance real a la situación de las mujeres.


Tampoco faltará quien piense que la iniciativa es una cortina de humo para ocultar otro tipo de temas. Las teorías de la conspiración son siempre simplistas: la iniciativa es progresista. Un hecho destacable que nunca quienes vivimos los tiempos de la Puebla levítica nos atrevimos a imaginar.


*** Lalo Rivera, el nuevo Santa Anna. Había una vez un Presidente que ante el adelgazamiento del erario tuvo una idea genial: cobrar impuestos por ventanas y perros. En Puebla tenemos un digno heredero de Antonio López de Santa Anna que pretende aplicar un impuestazo generalizado para paliar su austero presupuesto. Prácticamente nadie se va a salvar. Rivera Pérez cobrará hasta por el uso de instalaciones deportivas a cargo del municipio. Con tal de recaudar unos pesos más dará manga ancha a los giros negros en su horario a cambio del pago de “horas extras”, además de que el refrendo de las licencias de funcionamiento casi duplicará su costo.


Los constructores también sufrirán y hasta los valet parking sufrirán las consecuencias del Santa Anna de por aquí cerquita. Queda claro: lo peor para Puebla capital está por venir.


*** Aclara el Colegio de Contadores. Por este conducto y por instrucciones del CPC. Jerónimo Omaña de la Cuadra, presidente del Comité Ejecutivo del Colegio de Contadores Públicos del Estado de Puebla, hacemos de su conocimiento de que en virtud de lo que se ha publicado en los medios de comunicación tanto impresos como digitales en relación al apoyo que el Colegio le otorga al expresidente de esta misma institución, el CPC. Francisco José Romero Serrano, para ocupar el cargo de auditor general del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Puebla, ES FALSO, debido a que:


A la fecha no hemos recibido ninguna solicitud de parte del contador Romero Serrano, para que se le otorgue el apoyo


 En caso de que en algún momento lo llegara a solicitar se tendría que poner a consideración del Comité Ejecutivo, de la junta de Gobierno y de la Junta de Honor del presente bienio, para otorgarle o no dicho apoyo.


También deseo hacer la aclaración y de su conocimiento que el día de hoy salió publicado un artículo en un medio electrónico en el cual aparece una fotografía del CPC. Francisco José Romero Serrano, acompañado por su servidora, en dicho artículo se habla del apoyo que recibe el contador Romero Serrano de la iniciativa privada rumbo al Orfise.


 Cabe aclarar que esa fotografía que aparece en dicho artículo fue publicada sin mi autorización, y quiero decir que no lo estoy apoyando en su campaña, esta fotografía fue tomada en su administración en una conferencia de prensa que dio el contador Romero en el hotel Gilfer en el año 2009, y la persona que desde esa fecha maneja su imagen pública el señor Nicéforo Muñoz Xicohténcatl mejor conocido como “Willy”, quien haciendo mal uso de los archivos fotográficos que en ese momento este personaje manejó, publicó esta fotografía.


Por lo que deseo dejar en claro que me mantengo al margen de cualquier malinterpretación que se pudiera hacer de esta publicación.


 Sin otro particular por el momento y una vez hecha la aclaración pertinente quedo a sus órdenes.


 Atentamente.

 

 CP. Marilú Gutiérrez Gómez.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas