Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
[email protected]
[email protected]


07/11/2011


Alcalá, sé lo que hiciste el trienio pasado


El escándalo generado por Víctor Manuel Hernández Quintana con su renuncie y el trasiego clandestino de documento dejó en el limbo jurídico a 250 alcaldes y sujetos de revisión, a los que todavía no se les ha aprobado su cuenta pública correspondiente a 2010. De ese total se dice que el exauditor dejó ya avaladas 77 de ellas para su aprobación, pero la falta del titular del organismo y el cierre de las oficinas provocó que no puedan ser avalados por la Comisión Inspectora. Sin embargo, en ese paquete no se encuentra la cuenta pública más importante: la de Blanca Alcalá. El tiempo corre contra la alcaldesa que quiere ser senadora pues lo peor que puede ocurrirle es la inauguración de la obra teatral Sé lo que hiciste el trienio pasado, justo cuando el PRI entre a la recta final de designación de candidatos a diputados y senadores. Un procedimiento de responsabilidad por malversación de fondos en la cuenta 2010, además de sacarla por la carrera por alcanzar un escaño, incluso la bloquearía para llegar a San Lázaro por la vía plurinominal.

 

Desde hace tiempo los rumores palaciegos, alimentados incluso por el entorno de la alcaldesa, previene de una persecución en su contra motivada por su cuenta pública 2010, una balanza contable de la que nadie quiere hablar. Tales corrillos iniciaron cuando la Comisión de Entrega-Recepción del Ayuntamiento emitió un dictamen por irregularidades que inicialmente fueron cifradas en más de mil millones de pesos pero que un error aritmético redujo a 700. Alcalá se defendió filtrando algunos beneficios que su alcaldía le había dado a Eduardo Rivera Pérez como la compra de una camioneta, el pago de oficinas y salarios a miembros de su equipo e incluso asesorías a la Consultoría Contracorriente. El alcalde se defendió en privado señalando que la orden venía de Moreno Valle, incluso se conoce un audio en que Rivera Pérez se autograbó en una conversación con Pedro Gutiérrez para inmiscuir en el pleito al gobernador.

 

Historias extrañas se cruzan en las advertencias de persecución contra Alcalá. Su exilio como delegada del CEN a Colima extraoficialmente se vendió como una medida oportuna para sacarla de la entidad ante la inminente embestida. En sus declaraciones ministeriales ante la PGJ los encargados del trasiego clandestino de documentos afirmaron que entre las miles de cajas extraídas se encontraba la documentación de obra pública del trienio blanquista, específicamente la de los años 2009 y 2010 como una petición de Armando Garcés Cozar a su pupilo Hernández Quintana. Y un elemento final es la ausencia del morenovallismo en la boda de la hija de Blanca hace unos meses: nadie de la nueva clase política la acompañó.

 

¿Tiene futuro político Alcalá sin la aprobación de sus cuentas públicas? Parece que no. O así lo piensan desde México, pues de acuerdo con la teoría de la victoria de Peña Nieto en resbaladilla ningún candidato puede cargar escándalos en su alforja que hagan peligrar el regreso a Los Pinos. ¿Puede Alcalá hacer campaña con señalamientos en su contra por corrupción, en los que incluso se vincule a su familia? Altamente improbable.

 

Los tiempos del Congreso precipitan los riesgos para Alcalá. En las pocas semanas que restan antes de terminar el periodo ordinario deberá elegirse a David Villanueva como titular del OFS pero no se sabe cuándo empezaría a ejercer sus funciones. En ese interregno queda claro que la cuenta pública 2010 de Alcalá tiene dos caminos: quedarse a dormir el sueño de los justos o que se inicie el procedimiento de determinación de responsabilidades. Cualquiera de ellos hará que la exalcaldesa tengo un mal fin de año y un peor inicio del 2012.

 

*** Se acabó la guerrita de Actívate por Puebla. Tras una intensa semana de cabildeo, los organismo empresariales integrados a Actívate por Puebla decidieron darle su aval a David Villanueva para convertirse en el nuevo titular del OFS e incluso algunos le extendieron cartas de postulación que ya no tienen valor jurídico pero son un antídoto a cualquier campaña de deslegitimación.

 

La Coparmex, por su parte, emitió un boletín en la que da la bendición al nuevo titular sea Villanueva Lomelí o al delfín de Hernández Quintana. Los únicos que perdieron fueron Luis Ernesto Derbez y Alfredo Miranda. Seguirán sintiéndose ignorados y mal pagados por el morenovallismo.

 

**** Sin dejar huella. El jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard vino a Puebla a hacer campaña y se fue sin pena ni gloria. Su activismo mediático en los días de las encuestas perredistas para definir al candidato presidencial resultaron huecos porque Ebrard no tiene mensaje. Hasta hace unos meses se preveía como una opción real para la izquierda mexicana, pero perdió el camino cuando decidió competir con Peña Nieto en términos de la banalización de la política: en lugar de planteamiento de fondo siguió la estrategia mediática del mexiquense. Conseguirse una esposa joven y guapa le funcionó al priista pero no al perredista.

 

López Obrador, pese a sus muchas facetas criticables tiene un mensaje sólido y una estrategia de diferenciación clara con Peña Nieto, por lo que ganará las encuestas y se convertirá en el candidato de la izquierda a la Presidencia. A Ebrard también lo mató el beso del diablo de Elba Esther Gordillo cuando dijo que era su “debilidad”. Vaya recomendaciones.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas