Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


09/08/2012


Henaine apadrina la candidatura de Pepe Chedraui


Ricardo Henaine llora en el oscuro foso del rencor su tesoro perdido. Amargado por la derrota definitiva en el pleito judicial por el terreno de 18 hectáreas, en lo que hoy legalmente se denomina Ecoparque Metropolitano, busca desesperadamente una forma de vengarse de Rafael Moreno Valle. El empresario enmudeció y ni siquiera apareció una nota escueta en su periódico El Heraldo —ahora en franja roja— que condenara el fallo del Segundo Tribunal Colegiado Civil. La estrategia jurídica de defensa a cargo de Rodolfo Aragón falló, pero también fallaron los tiempos de la estrategia política del empresario, quien siempre afirmó que cuando su amigo Manlio Fabio Beltrones asumiera el poder en San Lázaro, obligaría al gobernador poblano a desistir de la recuperación del predio. E incluso, con bastante temeridad, afirmaba que Enrique Peña Nieto pondría en su lugar al gobernador poblano, por atreverse a lastimar el patrimonio del hombre que goza del favor del arzobispo Chedraui.


Desde el pozo profundo del rencor, Henaine ha decidido apadrinar un proyecto político para la alcaldía de Puebla capital el próximo año. El proyecto de un paisano “jaye” que, afirma, por ser un amigo cercano a Enrique Peña Nieto tendría el poder y la autoridad de imponerse a Moreno Valle. El personaje en cuestión es el empresario José Chedraui Budib, a quien ya placea y promueve por todos lugares en donde puede.


Pero Henaine es un empresario en franca decadencia, cuya riqueza se ha visto mermada en el último año y medio. Si todas las guerras cuestan, la que mantiene con Moreno Valle le ha salido carísima. De entrada perdió un predio cuyo valor comercial oscila entre los mil y mil 500 millones de pesos. Después, el segundo golpe más doloroso que recibió fue perder la concesión del aeropuerto Hermanos Serdán por medio de la disolución de la Operadora Estatal de Aeropuertos, una empresa que le dejaba un flujo de por lo menos 50 millones de pesos al año.


Prestanombres en alguna época de Carlos Peralta, Henaine mantiene la propiedad de El Heraldo, un periódico que no influye ni le deja dinero pero que mantiene por orgullo para pegarle al gobierno estatal. Nada más que el orgullo le cuesta, y más porque Moreno Valle le quitó el edificio sede que tenía en comodato por 99 años.


El Puebla FC, un equipo de primera división armado con sobras de otros clubes, es la única propiedad de peso que le queda a Henaine. Una franquicia valorada en 10-12 millones de dólares que ha tratado de vender pero que nadie le compra. El problema es que también está a punto de perder su club de futbol y ahora no podrá culpar a Moreno Valle, ya que en la tabla porcentual se encuentra a 6 puntos del descenso. Dos míseros partidos cuando apenas empieza la temporada.


Es muy probable que el Puebla FC pierda la categoría de Primera División: el equipo está plagado de jugadores remiendos y troncos, y su técnico Bartolotta es un inexperto. Sus rivales por mantener la categoría son el Atlas y el Querétaro. El club jalisciense adquirió refuerzos de peso y tiene pinta para salvarse, no así los queretanos que serán los rivales para mantener la categoría. El Puebla FC es tan pobre que hasta sus uniformes son de marca propia, un hecho inédito en la historia del futbol mundial. Y un club tan poco importante que ni Adidas, Nike o Puma lo voltean a ver para patrocinarlo.


Ricardo Henaine era millonario, pero ya no lo es. Su patrimonio se redujo a mínimos. Para la aventura de impulsar a José Chedraui Budib a la alcaldía reclutó a un grupo que bien podríamos llamar los Henainistas y en el que, de alguna forma, todos tienen cuentas pendientes con Moreno Valle. El grupo de los Henainistas debutó oficialmente el martes pasado cuando el Puebla FC jugó como local en contra de los Lobos BUAP, en un bodrio que algún bobo quiso bautizar como el “clásico de la cemita”. Y su presentación corrió por cuenta de Enrique Núñez Quiroz, director general del diario Intolerancia, quien subió a su cuenta de Twitter una foto en el palco de la directiva en el Cuauhtémoc.


¿Quiénes forman el grupo de los Henainistas? ¿Quiénes están dispuestos a impulsar a Chedraui para jugarle las contras a Moreno Valle? Además, el propio Ricardo Henaine y Enrique Núñez, en la foto se observa al gentleman de Puebla, Adolfo Karam —suplente de Zavala y protegido del arzobispo Chedraui— y Héctor Sulaiman Safi —presidente de la Fundación Colosio—, de quien se sabía que había recompuesto su relación con el grupo morenovallista.

 

Que el lector juzgue la foto de presentación del Grupo de los Henanistas. Entre ellos, tímidamente, se asoma Pepe Chedraui, el hombre que han elegido para fastidiarle la vida al gobernador que tanto aborrecen. Y como diría Núñez, veremos y diremos si lo logran.

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas