Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


14/02/2012


La inversión publicitaria del Primer Informe


La crisis del modelo de negocio de los medios de comunicación tradicionales es un tema recurrente que aparece en las clases de la Maestría en Periodismo del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE). La pregunta que devora la cabeza de periodistas y empresarios es cómo hacer rentables a las empresas informativas en los tiempos del internet y las redes sociales que han provocado un desplome en los ingresos publicitarios de todos los medios del mundo. Acostumbrados a lo gratis, los lectores de los portales de internet han renunciado a la compra de espacios en rotativo y revistas, pero el ingreso por publicidad ni siquiera se acerca al 15 por ciento a la facturación que los medios obtenían hasta antes de la crisis financiera mundial.


En otras palabras: los portales de internet tienen muchos lectores, pero no pagan. Y sin ingresos, cómo se puede pagar a los periodistas. Un ejemplo es la facturación del gobierno morenovallista con motivo del Primer Informe de Rafael Moreno Valle, datos reveladores sobre lo que un cliente está dispuesto a pagar por publicitarse en un medio online.


De acuerdo a una solicitud de transparencia realizada por CAMBIO, el morenovallismo erogó 42 millones de pesos para publicidad en medios locales y nacionales. De acuerdo al desglose, la mayor inversión se dio en televisión: 16 millones de pesos para conseguir mil 400 impactos publicitarios. El segundo lugar se lo lleva el concepto genérico de “medios complementarios” —supongo publicidad estática— con casi 9 millones de pesos para alcanzar 27 mil impactos. En tercer lugar la prensa escrita con 8 millones de pesos por 150 publicaciones. En penúltimo sitio, la radio con 6 millones 700 mil pesos por 4 mil spots en un lapso de 12 días. Y en el fondo de la tabla, los portales de internet: 2 millones y medio por 26 banners.


Es decir, del gasto transparentado para una gran campaña de publicidad los portales en línea solamente absorbieron poco más del .5 por ciento del pastel publicitario. Una auténtica bicoca si tomamos en cuenta que los medios digitales y las redes sociales conforman una masa de lectores que migraron desde los periódicos impresos. Un sector perdedor frente, todavía, a lo que absorben televisión, radio y prensa escrita. ¿Está el futuro del periodismo en las redes sociales y los portales de internet? ¿Cómo, si no hay un modelo de negocio?


Claro que los medios tradicionales ya son de por sí perdedores en la caída de ingresos publicitarios. 42 millones de pesos para el enorme despliegue publicitario del Primer Informe de Gobierno suena a baratija comparado con el gasto oculto de Enrique Peña Nieto en el Estado de México que nunca, en sus seis años, reveló cuánto erogó en sus informes de gobierno y solamente se conoce el alcance de sus convenios anuales con Televisa gracias a las investigaciones de Proceso y Jenaro Villamil, quien reveló que el gasto osciló cada año entre 600 y 800 millones de pesos.


Pese al tremendismo, queda claro que Moreno Valle invirtió una bicoca comparado con los que hace Peña Nieto. Pero parece que la inversión le resultó de acuerdo a la estrategia planteada por Sergio Ramírez Robles, a quien la prensa marinista profetizaba el desempleo tras el informe.


Un dato para ilustrar: de acuerdo con una encuesta nacional levantada por Gabinete de Comunicación Estratégica a cargo de Liébano Saénz y Federico Berrueto, Moreno Valle ya alcanzó una cuota de conocimiento del 31 por ciento en todo el país. Y la calificación que le otorgan supera el 7. Tal cuota es impensable para un gobernador en su primer año de administración. Un logro extraordinario. Claro, a menos que seas Mario Marín a la mitad del escándalo Cacho, que casi alcanzó el 80 por ciento de conocimiento con puras menciones negativas y desprestigio para Puebla.


La discusión está abierta y nadie parece tener las respuestas. Como diría Jorge Zepeda Patterson, la muerte de cada suscriptor de un diario es una desgracia por tratarse de un recurso renovable. ¿Puede sobrevivir el buen periodismo en la era de internet y las redes sociales, cuando nadie quiere pagar por él? Es una de las muchas discusiones que tenemos en la Maestría en Periodismo del CIDE, el programa más vanguardista del país.


**** Sueldazo injustificado. El magistrado presidente del TSJ, recientemente reelecto al frente del Poder Judicial, es una verdadera carga al erario local pues no justifica que el sueldazo de 135 mil pesos que devenga. Como se evidenció en su Primer Informe, López Muñoz no conoce o no quiere hacer públicas las estadísticas básicas del órgano que gobierno, únicos elementos para demostrar la mejoría en lo que el IMCO y la Asociación de Bancos de México calificó como el peor Poder Judicial del país.

 

El reportaje de Héctor Hugo Cruz abre una nueva cobertura sobre la cloaca que representa el Poder Judicial en nuestro estado. Revelaciones que moverá la estructura más caduca de Puebla.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas