Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


16/05/2012


Calderón quiere que Josefina decline a favor de AMLO


El rumor corre como reguero de pólvora. El Presidente Felipe Calderón hace bastantes semanas que abandonó a su suerte a Josefina Vázquez Mota. El aparato gubernamental no aprieta. Los medios de comunicación andan muy sueltos. El dinero no baja, ni siquiera para materiales de propaganda. Total, en el cuartel general tienen confirmado el abandono y se temen lo peor: que ante el disgusto de que su delfín Ernesto Cordero no ganó la interna, Calderón prefiere dinamitar la candidatura de Vázquez Mota y pedirle en próximos días su dimisión ante la caída en las encuestas con el objetivo de consolidar una alianza de facto con el PRD y Andrés Manuel López Obrador. Suena a locura, pero fue Germán Martínez, exdirigente nacional del PAN y excalderonista, quien lanzó la versión en el diario Reforma el lunes pasado.


Martínez, quien también se desempeñó como secretario de la Función Pública, escribió en una colaboración especial: “Está clarísimo. La siguiente etapa de la embestida contra Josefina Vázquez Mota será pedirle declinar su candidatura para formar un bloque opositor al PRI. Aventarán el señuelo y no faltarán bocas panistas en ir a morderlo. El plazo permitido por la ley electoral para sustituir libremente a un candidato presidencial se agota. Sólo quedan 15 días.


Algún actor político, un equilibrista intelectual o un empresario con ropajes de salvador de la patria, lanzará la ocurrencia y presionarán con todo a Josefina. El escenario está dispuesto. "Las campañas no prenden", "las encuestas no se mueven", "los partidos están desgastados". Todo un coctel antipartidista para ofrecérselo a un "ciudadano" ajeno a los partidos, y dar un verdadero golpe de timón, con el fin de aglutinar, en 40 días, una fuerza opositora y volver a derrotar al PRI. La música y letra de ese canto de sirenas dirigido a panistas es bastante conocido”. Fin de la cita


Así pues, la versión no es un alucine del columnista sino un dicho que se repite en los corredores de palacio. El plazo legal para la sustitución no se ha terminado y los observadores meticulosos del circo electoral, se han dado cuenta que hace tiempo que López Obrador no profiere invectivas contra Calderón. Ya no es el pelele ni el presidente del desempleo. O el discurso amoroso lo alcanzó, o entre ellos hay interlocución para construir el frente Anti-PRI en el que no cabe Josefina. Una alianza ganadora como las que hubo en Puebla, Oaxaca y Sinaloa.


Sigue diciendo el expresidente nacional del PAN. “La maniobra tendrá como objetivo encubierto darle oxígeno a la candidatura del PRD, es decir, impedir que la caída (lentísima, es cierto, pero permanente) de Enrique Peña beneficie a la candidata del PAN. ¿Deberá el PAN acudir con los lopezobradoristas? ¿Josefina debe tender un puente con Andrés Manuel? ¿Impedir el regreso del PRI a Los Pinos es un imperativo ético democrático? "López Obrador no es Hugo Chávez", sostienen algunos ingenuos.


El PAN no puede ir con Andrés Manuel López Obrador ni a la esquina. Su misión (entre otras) debe ser combatir su modelo económico para reconocer en la Constitución y promover en la sociedad, más espacios de libertad al desempeño individual de los mexicanos”. Concluye la larga pero necesaria cita al texto de Martínez Cázares.


Dos plumas más han confirmado la fragilidad de Vázquez Mota y su presunta sustitución. Pablo Hiriart, ayer en La Razón, escribió: “Mientras más agresiva aparece Josefina, más baja en las encuestas. ¿Qué sentido tiene persistir en una estrategia así? Ese camino lleva a un punto: preparar el ambiente para articular una alianza con López Obrador dentro de un mes. Nada más que si alguien va a capitalizar una alianza en los hechos entre ambos candidatos, no sería la abanderada panista. Él no va a declinar por Josefina, ni va a pedir a sus simpatizantes que voten por el PAN.


”Si alguien piensa que López Obrador va a presentarse en el zócalo a pedir que no voten por él sino por Vázquez Mota para evitar que gane Peña Nieto, quiere decir que no lo conoce. El antipeñismo desatado por Sola y otros asesores de Vázquez Mota va a consolidar a López Obrador. Es que el discurso anti PRI es de AMLO”.


Por último, Martha Anaya en 24 Horas: “Cuando en el equipo de “La Jefa” vieron el artículo de Germán, se encendieron las alarmas. “Leyeron” en él un mensaje de Los Pinos. Gente del círculo más cercano a la candidata nos comentó desde la mañana misma que Josefina no tenía ninguna intención de declinar. Ni por Andrés Manuel, ni por nadie. (No olvidemos que aún quedan 15 días para que los partidos sustituyan libremente a su candidato presidencial, si así lo desean). Negaron también que alguien le haya pedido su declinación.


“Del mismo modo concluyeron también, y así nos lo hicieron saber, que lo escrito por Germán “sólo ensucia” la posibilidad de cualquier acuerdo con López Obrador para enfrentar a Enrique Peña Nieto. Dicho de otro modo, y esto es apunte nuestro: hay escarceos en ese sentido, una alianza de facto con AMLO para impedir el triunfo del priista”.

 

¿Coincidencias o perversidad presidencial? El juego de Calderón parece claro: con tal de detener al PRI, está dispuesto a sacrificar a Vázquez Mota y darle a López Obrador la estafeta. Al tiempo.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas