Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


21/11/2012


La comida-destape de Gali, el mensaje final


La comida de cumpleaños de Antonio Gali Fayad del próximo viernes en un salón social de Cholula podría convertirse en un destape en toda regla si, como está previsto, el gobernador Moreno Valle bendice con su presencia las aspiraciones del secretario de Infraestructura. La carrera de los Fantásticos llegaría a su final ocho meses después de que diera el banderazo de salida en un desayuno privado de Casa Puebla a finales de marzo, pero que tomó forma al otro día de los comicios federales. Los buscadores de “señales” encontrarán ahí el mensaje definitivo en el momento correcto para evitar más desgaste al aparato morenovallista integrado por estructuras electorales, empresarios afines y medios de comunicación aliados.


Las cifras de las encuestas se habrían convertido en el Oráculo de Delfos para inaugurar el camino que todavía deberá pasar varios filtros, entre ellos la negociación con el Yunque para impedir un veto de la Organización. Los acuerdos de la mesa tripartita de negociación siguen operando, y respecto de la definición del candidato a la alcaldía se respeta el hecho de que irá el mejor posicionado y con mayor potencial electoral. El Yunque insiste en promover a Franco Rodríguez y a Pablo Rodríguez Regordosa, pero los sondeos los muestran debajo de los tres Fantásticos.


La carrera de los Fantásticos, como lo relatamos el viernes pasado, amenazaba ya con convertirse en una cena de negros plagada de patadas debajo de la mesa. Sobre todo, desgastar las relaciones personales de un equipo en el que todos son imprescindibles para el 2013, y en el que los tres —Gali, Manzanilla y Aguilar Chedraui— consiguieron el objetivo fundamental de la carrera: posicionarse entre el electorado poblano para lo que pueda ofrecer el futuro. Específicamente, el liderazgo del Congreso local y la minigubernatura en 2016. Los tres Fantásticos, puede decirse, lograron su cometido y cumplieron sobradamente.


Pero el gobernador Moreno Valle no puede darse el lujo de seguir desgastando a sus fuerzas en esta especie de contienda interna, porque la verdadera guerra comenzará a librarse el próximo año con un escenario en el que el PRI habrá retornado a Los Pinos, y a la entidad llegarán delegados federales nativos de otras entidades y que aunque tendrán el visto bueno de Casa Puebla, se dedicarán por completo a servir a los intereses de Peña Nieto, cualesquiera que sean.


El gobierno estatal perderá a uno de sus mejores hombres si se confirma que Luis Maldonado Venegas se convertirá en el nuevo titular de la SEP federal. No es una hipótesis disparatada, sino que por el contrario, Maldonado Venegas se encuentra en la terna final, palomeado por Elba Esther Gordillo e impulsado por el mismísimo Luis Videgaray. Pero en la política también el último momento tiene 60 segundos, por lo que nadie da por seguro su nombramiento hasta que se haga oficial el 29 de noviembre. Mientras tanto, las apuestas corren a favor del titular de la SEP local para mudarse a la mítica oficina de Vasconcelos.


Maldonado Venegas casi se va. ¿Puede darse el lujo Moreno Valle de perder a Fernando Manzanilla? No en mi opinión. El secretario general de Gobierno tiene un lugar de privilegio en la estrategia gubernamental y electoral de morenovallismo. ¿Quién podría reemplazarlo de cara a los comicios del 2013? ¿Quién conoce mejor el mapa de actores y apoyos del morenovallismo?


Jorge Aguilar Chedraui mostró su valía con el crecimiento espectacular que tuvo en unos cuantos meses. Pero al titular de Salud no le gustará perder, por más que su premio sea una diputación y con toda seguridad la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso. Incluso se baraja una hipótesis en la que salga a competir y después regrese a la Secretaría de Salud para continuar el trabajo en el Seguro Popular y el equipamiento de hospitales.


Antonio Gali Fayad requerirá el apoyo de sus compañeros fantásticos, y en la última semana se reunió con Aguilar Chedraui y Manzanilla —cada quien por su lado— en los que hicieron acuerdos y refrendaron la camaradería. En otras palabras, se adelantó a la operación cicatriz. Después de garantizar su apoyo, deberá ir a la difícil negociación con el Yunque, y después de conquistar el apoyo del PRD, Compromiso por Puebla, Nueva Alianza y quizá otro partido de izquierda para conformar la nueva megacoalición.

 

La comida-destape del viernes será fundamental para conocer el desenlace de la carrera de los Fantásticos. La presencia del gobernador Moreno Valle en el Santuario Chiva de San Pedro Cholula dará un mensaje inequívoco: cerrará una carrera y abrirá otra.

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas