Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


23/03/2012


El tesoro que esconde Valle Fantástico tras el cascarón


Rodolfo Aragón Mijangos, envalentonado abogado sin cédula profesional, afirmó hace un par de meses que Ricardo Henaine había ganado un amparo que le regresaba la posesión del predio conocido como Fraude Fantástico. Pese a que la interpretación del fallo era dudosa que fuera a su favor, dio un término de 10 días para que el empresario marinista tomara posesión del terreno de 18 hectáreas “hasta para irse a tomar el sol”. Pues nada: el propietario del Puebla FC debería darse una vuelta por lo que alguna vez fue la “joya de la corona” de su emporio construido al amparo del poder. Descubriría que tras el cascarón de Valle Fantástico, el gobierno estatal avanza a pasos acelerados en la construcción del Parque Metropolitano. Un proyecto que dejó atónito ayer a Juan Rafael Elvira Quesada, titular de la Semanart, quien recorrió la construcción por más de una hora junto con el gobernador Moreno Valle.


A Henaine todo le sale mal y no puede culpar de sus desgracias a Moreno Valle, sino al equipo de muy bajo calibre que lo acompaña en la aventura de retener todas las prebendas que obtuvo a lo largo de los sexenios de Melquiades Morales y Mario Marín. Todos sus proyectos empresariales se van a pique gracias a tres personajes de bajo calibre: su abogado Rodolfo Aragón Mijangos; su hijo Roberto Henaine Buenrostro y su director deportivo, el uruguayo Hugo Fernández. El empresario lo ha perdido todo gracias a los pésimos consejos que recibe de cada uno de ellos.


A Ricardo Henaine me queda claro que su abogado Aragón Mijangos le miente y le ve la cara. La mejor prueba es aquello de que recuperaron la posesión del predio gracias a un “amparo para efectos” que incluso presumieron en una rueda de prensa en el DF. La realidad es que nunca obtuvieron una victoria jurídica, sino que sumaron una derrota más de las muchas que ya acumulan. A Aragón le ha tocado palo en todos los casos: lo mismo para retener el edificio de El Heraldo que el aeropuerto, que en recuperar Valle Fantástico o en evitar los embargos del SAT a los bienes del Puebla FC. En términos futbolísticos hay un marcador escandaloso, una goleada brutal sin que el equipo de los Henaine pueda meter las manos.


Vea el caso de Valle Fantástico: mientras los Henaine se creyeron la fantasía de que habían recuperado la posesión y sus corifeos repetían como loros, Moreno Valle arrancó sigilosamente la construcción del Parque Metropolitano, un proyecto ecológico sin comparación en el país y que dejó con el ojo cuadrado al titular de Medio Ambiente federal, en donde el gobernador pudo lucirse gracias al trabajo de Amy Camacho y de Tony Gali. El ecoparque, además, va unido a otros proyectos como el ribereño del Atoyac, un reto increíble en materia de limpieza y sustentabilidad que prácticamente ha sido completado. El andador culminará en el Centro Integral de Servicios y le dará un giro de 180 grados a las meta ecológicas que los gobiernos previos habían soslayado.


Pobre Henaine: mientras él se frota las manos pensando que un día retomará la propiedad del terreno de 18 hectáreas, una cuadrilla de más de 300 trabajadores avanza a marchas forzadas en dos turnos bajo la dirección conjunta de Amy y Gali. El proyecto revolucionario incluye múltiples áreas de conservación de plantas y especies nativas de la entidad, espejos de agua, un muro de producción de hortalizas hidropónicas, un criadero de truchas y varias sorpresas más. Junto con los 6 kilómetros del Paseo Ribereño, en el que fue instalada una pista de tartán que harás las delicias de los aficionados al maratón, se convertirá en el espacio público favorito de los poblanos.


¿Qué Henaine recuperó la posesión? O se trata de un delirio de Aragón Mijangos o de una mentira para seguirle cobrando a su cliente.


Otro acompañante desafortunado de Henaine es el uruguayo Hugo Fernández, único responsable del circo de tres pistas en que se convirtió el Puebla FC con la renuncia del técnico Osorio y los golpes entre el director deportivo y “El Loquito” García. El fracaso deportivo y económico del equipo es evidente, y aunque es improbable que el equipo pudiera descender a Primera A en el actual torneo, el siguiente lo iniciará con serios problemas cualquiera que sea la plaza en la que juegue, ya sea Puebla o Acapulco, donde aparentemente ya hay un trato con el oscuro empresario Mohamed.


El patrimonio de Henaine se desmorona a velocidad de la luz. ¿Se imagina si el Puebla desciende a Primera A? El empresario se va a quedar con una mano atrás y una adelante.


Por último, su hijito Roberto es caso especial. La administración de lo que queda de El Heraldo simplemente es caótica, al grado de convertir a una institución en un tabloide digno del puesto de papayas. Con todo el respeto a las papayas. El rijoso hijo lo único que sabe es enzarzarse en polémicas vía tuiter. Y ni eso puede ganar.

 

Pobre Henaine. Su verdadero enemigo no es Moreno Valle, sino el trío conformando por Aragón Mijangos, Roberto Henaine y Hugo Fernández. De esta ni Benedicto XVI puede salvarlo.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas