Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
@Nigromanterueda
[email protected]
[email protected]


31/01/2012


Blanca tiene garantías de una revisión limpia: Riestra


El coordinador parlamentario del PAN analiza su primer año como diputado

 

En su condición de gozne entre los intereses del morenovallismo y del ala radical panista, Mario Riestra Piña evalúa su primer año al frente de la bancada panista en el Congreso del estado. Afirma que la Legislatura de la transición representa el paradigma del parlamento sin parálisis pese a que no existe una mayoría, sino que la voluntad de todos los partidos, incluido el PRI, permitió la aprobación de cuatro reformas estructurales. De ellas, rescata la nueva Ley Orgánica del Congreso como la más compleja y que requirió los mayores consensos.


El diputado panista rechaza que Rafael Moreno Valle sea el gran legislador en el Congreso, y destaca modificaciones importantes a las iniciativas presentadas por el Ejecutivo como en la despenalización de los delitos de prensa y en la reforma electoral. En su calidad de presidente de la Comisión Inspectora dice que las mejores garantías de que el proceso administrativo en contra de la exalcaldesa Blanca Alcalá será limpio es la presencia equitativa del PRI en el organismo, ya que ellos serán los encargados de vigilar la justicia de las resoluciones. Destaca, asimismo, el cuidado con el que se llevó el caso de la caída de Víctor Manuel Hernández Quintana para evitar vicios jurídicos que derrumbaran la investigación por las 4 mil cajas encontradas en bodegas clandestinas.


Ante la pregunta de si aspira a ser alcalde de la capital, Riestra dice a CAMBIO que su interés y entusiasmo está en presidir el próximo año la Junta de Coordinación Política.

 

Arturo Rueda (AR): ¿Cómo ha logrado el Congreso de Puebla, sin una mayoría en específico de algún partido político, sacar adelante las iniciativas con las bancadas?
Mario Riestra (MR): El Congreso poblano es un referente de no parálisis, es un referente de eficacia sin mayorías y antes de entrar en la relación con el PRI, esto se debe a la voluntad de todos los actores de transformar una coalición electoral en una coalición de gobierno de facto, aunque las normas, las reglas del juego, las leyes de alguna forma limitaban la interacción entre los partidos coaligados en Compromiso por Puebla, la voluntad de todos me parece que nos ha ayudado para que en este primer año al menos de facto hayamos actuado como un solo bloque parlamentario. Esto nos permite constituirnos como la primera fuerza política al interior del Congreso y nos permite a la vez entrar en un esquema de negociación de tú a tú más nivelado con el PRI y con el Verde de lo que el PAN por sí solo podría hacer. La segunda gran variable es la actitud responsable de la oposición que por diversas consideraciones, me parece que ha entendido que en el mediano y largo plazo tampoco les conviene ser una oposición sistemática porque el electorado los castigaría e incluso ha cooperado en la aprobación de leyes importantes, en un solo año hemos sacado cuatro reformas estructurales.

 

AR: Pese a la alternancia que vivió Puebla en el 2010, las lógicas políticas no se han modificado, el gobernador sigue siendo el gran legislador del Congreso, como prueba están las iniciativas enviadas por el mandatario, aprobadas en su mayoría por unanimidad.
MR: Yo creo que la estadística hay que compararla contra otros periodos de tiempo y revisarla a lo largo de los últimos cinco, seis, diez años, no solamente de último año, porque entonces veríamos que el número de iniciativas presentadas por el Congreso hoy en día ya es mayor que las presentadas por el Ejecutivo, veríamos que a diferencia del pasado ha habido iniciativas que no se le han aprobado al Ejecutivo y que a diferencia del pasado ha habido otras muchas que sí se le han aprobado, pero con cambios sustanciales.
Yo pondría dos ejemplos: uno, la despenalización de la calumnia y difamación, en donde la iniciativa del gobernador incluía una definición que a los medios de comunicación no les agradó respecto a daño moral, no incluía un tope a las sanciones económicas y gracias a los cambios que llevamos a cabo al interior del Congreso se logró perfeccionarla.
Y la reforma electoral que, por el contrario, incluía una redistritación que el PRI no aceptó pero no incluía la obligatoriedad de los debates, ni incluía la elevación de las cuotas de género, de tal suerte que pues en la estadística, en los datos cuantitativos, aparece nada más como aprobadas, pero en la revisión cualitativa de fondo, todos podemos darnos cuenta que son iniciativas muy distintas las que ingresaron de las que resultaron aprobadas.

 

AR: Hablabas de cuatro reformas estructurales hace un momento, ¿nos puedes detallar esas cuatro reformas estructurales?
MR: Yo creo que había que centrarse en las reformas institucionales, las que cambiaran las reglas del juego del sistema político poblano, yo creo que hemos cumplido al haber aprobado una nueva ley electoral que incluye el empate del calendario electoral con el federal, como la primera cronológicamente hablando de las reformas estructurales.
Posteriormente vino la reforma al sistema de pensiones, una reforma dolorosa pero necesaria y, por último, al cierre de diciembre aprobamos dos grandes reformas, la Ley de Transparencia, la nueva Ley de Transparencia que ya en algunas evaluaciones preliminares colocan a Puebla en el cuarto lugar a nivel nacional, es decir, 23 lugares más del poco honroso lugar 27 que ostentábamos hasta hace unos meses y la Ley Orgánica del Congreso que sin duda alguna va a transformar la realidad al interior del Legislativo.

 

AR: Dentro de estas reformas estructurales, ¿cuál fue la más compleja?
MR: Yo creo que la que más tiempo nos tomó fue la reforma a la Ley Orgánica del Congreso, aunque era al mismo tiempo una de las que mayores consensos tenía desde el inicio, me parece que siendo un tema tan delicado para los diputados en donde todos con justa razón queríamos opinar, queríamos adentrarnos, queríamos analizarla, pues nos tomó más de un año el elaborarla, plasmarla y aprobarla.

 

AR: Tu papel como coordinador de la fracción parlamentaria del PAN, venías tú del mundo académico, habías trabajado en el gobierno federal y de pronto asumes una responsabilidad muy grande, ¿cómo te sobrepusiste a esto?
MR: Yo creo que hay dos ingredientes muy importantes que me han permitido tener gobernabilidad al interior del grupo parlamentario del PAN: uno tiene que ver con la transparencia, de entrada es natural que en un grupo colectivo de pares, de iguales, donde todos tenemos el mismo nivel de inicio exista cierta desconfianza y la mejor manera de abonar a la confianza es por medio de la absoluta transparencia en la toma de decisiones. Otro aspecto muy importante tuvo que ver con el haber establecido como objetivo al interior del grupo parlamentario del PAN, el que la fracción parlamentaria habría de ser factor de unidad, nosotros entendemos que el PAN nunca había sido gobierno y esto conlleva como partido a una serie de importantes retos al interior de sí mismo.

 

AR: A ti se te ve como una especie de gozne entre los intereses del PAN más tradicional y los intereses del neoPAN, por llamar de alguna forma al grupo de Moreno Valle, ¿cómo armonizas ambas posturas?
MR: Yo creo que siendo factor de unidad, teniendo claro que nuestro papel es ése, teniendo claro que nuestra fortaleza reside precisamente en el mantenernos unidos, yo creo que de habernos dividido no habríamos podido negociar como lo hemos venido haciendo, eso lo tuvimos en todo momento claro, además haciendo un compromiso explícito, público a favor del entendimiento de todos los actores, optando por una posición moderada antes de cualquier radicalización, hemos vivido momentos muy importantes, delicados, la asamblea municipal, la instalación del consejo estatal, la instauración del consejo mismo y los diputados del PAN me parece que siempre hemos abonado a la resolución de las diferencias de opinión por encima del tomar partido a favor de una causa que pudiera polarizar a los diferentes grupos.

 

AR: En tu papel de la Comisión Inspectora te tocó enfrentar un momento delicadísimo con el descubrimiento de una serie de bodegas, en las que aparentemente se guarda información de las cuentas públicas, ¿cómo enfrentas este tema y el rezago importante que ahora traen en la revisión de cuentas públicas?
MR: Afortunadamente hay mucha cohesión al interior de la Comisión Inspectora. Por primera vez ningún partido tiene mayoría, tenemos tres diputados del PRI —incluido su coordinador—, tres diputados del PAN y un diputado del PRD —también coordinador de esa fracción—, me parece que a pesar de estas diferencias partidistas hay mucha cohesión, hemos entendido que la tarea de fiscalización demanda que dejemos nuestras respectivas cachuchas partidistas de lado. En ese momento de crisis para nosotros fue muy importante actuar de manera apegada a derecho y transparente, porque sabíamos que un movimiento en falso podría comprometer todas las diligencias que se están llevando a cabo, por eso la intención de transparentar nuestro actuar a través de notarios, a través de la participación de un colectivo de diputados entre todos los partidos, por eso la intención de siempre dar ruedas de prensa terminando la Comisión Inspectora, antes sesionaban en secrecía, en lo oscurito, y yo creo que este actuar sin duda alguna nos ha permitido manejar esta crisis, nos ha permitido acabar con ese calificativo de “garrote político” de la Comisión Inspectora.

 

AR: En el informe que presentó la bancada panista hace unos días hay un punto que nos llamó la atención a los medios de comunicación, que no solamente hablaron de cuestiones legislativas, sino que casi, casi hablaron como alcaldes o vicealcaldes respecto de gestiones que han hecho para sus distritos, para la ciudadanía: botes de pintura, pavimentaciones, ¿qué es esto?
MR: La ley nos otorga una facultad gestora que la ciudadanía nos demanda insistentemente, la verdad es que de cada ciudadano que recibo en mis oficinas, 99 tienen que ver con preocupaciones de índole de servicios públicos, de asesoría jurídica, problemas de salud y una de esas 100 tendrá que ver con consideraciones legislativas, de tal suerte que el énfasis en la gestión tiene que ver con esa cercanía que hemos tenido con la ciudadanía, desde el inicio nosotros nos propusimos no ser diputados de escritorio, con el compromiso al mismo tiempo de no descuidar la labor legislativa y es un equilibrio muy inestable.

 

AR: Hablando otra vez del papel de la Comisión Inspectora, dentro de las cuentas rezagadas se quedó la de la exalcaldesa Blanca Alcalá que ahora va a ser postulada como candidata al Senado, eso da margen al comentario otra vez de que el OFS y la comisión sean un garrote político en estas elecciones, porque bueno le emitieron un pliego de observaciones por mil millones de pesos.
MR: Yo creo que sin duda alguna, los tiempos coincidieron de manera inevitable derivado del cambio de auditor general, pero nosotros hemos hecho un compromiso al señalar que una vez que este pliego se cristalice a través de un dictamen que puede ser favorable o no, y llegue a las manos de la Comisión Inspectora, nosotros hemos de actuar de manera pronta.

 

AR: Una de tus propuestas que anunciaste en el informe es una ley, ahora que estamos hablando de esta orden de aprehensión que se libró contra el exsecretario de Obra Pública, Javier García Ramírez, una ley que evite este saqueo en la obra pública como el que vivimos en el sexenio anterior.
MR: Es una ley que busca combatir la ineficacia, busca combatir las obras de relumbrón que no tiene impacto social alguno, es una ley que busca empatar los requisitos locales con los federales en materia de inversión en infraestructura, hay que recordar que en el caso de La Célula, ésta se construyó con recursos locales, y al haberse construido con recursos estatales no tuvo que sortear los requisitos de una obra de infraestructura con recursos federales, es decir, no tuvo que ser objeto de estudios de factibilidad, de rentabilidad socioeconómica, de costo-beneficio y lamentablemente al no haberse hecho estos estudios, los funcionarios públicos encargados de llevar a cabo esta obra no pudieron darse cuenta que era una absoluta aberración construir ese elefante blanco en medio de la nada, este tipo de acciones de ineficacia gubernamental los hemos conocido a lo largo de muchos años, cuando se construyen carreteras que no llevan a ningún lugar, cuando se prioriza la construcción de kioscos por encima de otras obras con mayor rentabilidad socioeconómica, cuando se construyen, insisto, obras de relumbrón que no fueron evaluadas socioeconómicamente.

 

AR: Tú desempeño en el Congreso del estado, esta gestión que has tenido con mucho ciudadanos, ya levanta especulaciones, hay quien ya te ve tamaños para ser presidente municipal.
MR: Yo lo he manifestado, esta es la Legislatura de la alternancia, lo que no se haga en esta ventana de oportunidad difícilmente se va a poder hacer en el futuro, así lamentablemente nos lo enseñó la alternancia a nivel federal, donde seguimos diez años después sin poder sacar una reforma política, hacendaria, fiscal, energética que el país requería y por ende mi principal preocupación consiste en lograr mantener esta productividad en el Congreso, y lo que sí me apasiona, lo que sí me entusiasma es ser presidente de la Junta de Gobierno y Conciliación Política de conformidad con los acuerdos entre las fuerzas políticas, ese tipo de metas son las que por el momento acaparan mi atención, mi tiempo y mi pasión, posteriormente claro que quiero seguir trabajando a favor de Puebla desde las diferentes trincheras, donde las circunstancias me vayan colocando.

 

AR: ¿Cómo defines tu relación con el gobernador Rafael Moreno Valle?
MR: Es respetuosa, cercana, yo creo que fructífera, hemos logrado traducir las prioridades compartidas en leyes vigentes, eso habla de la eficacia en la relación entre el grupo parlamentario del partido en el gobierno y el gobierno del estado.

 

AR: ¿Cómo defines tu relación con Juan Carlos Mondragón, líder de tu partido?

MR: Pues de igual forma respetuosa, amistosa, yo afortunadamente tengo una amistad con ambos, una amistad personal.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas