Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda

01/10/2009

Alcalá, por fin, lo vio y lo oyó


Después de varias semanas de congelar su relación política, por fin Blanca Alcalá vio y oyó a su dirigente estatal para decirles dos que tres verdades –y no frescas- sobre la conducción del proceso sucesorio. Aunque el encuentro ya fue reconocido por los actores, los detalles hasta ahora eran desconocidos. Fuentes cercanas a ambos comentan que el encuentro si bien fue áspero, no llegó a los extremos de la ruptura o al cese de relaciones. Por el contrario, en una actitud caballerosa digna de felicitación lo primero que hizo Alejandro Armenta fue ofrecer disculpas a la alcaldesa por sus polémicas declaraciones en el primer cónclave de aspirantes que desataron la tormenta. El líder tuvo la valentía de reconocer el error de sacarla oficiosamente de la contienda, lo cual distendió el ambiente hasta ese momento tenso.

 

Cumplidas las cortesías Blanca se desató el pelo y explicó la lógica de su ambigüedad en la contienda. La indecisión, dijo la alcaldesa, tenía como motivo evitar el golpeteo de otros aspirantes a la gubernatura, en especial del Proyecto Z. Como se sabe, el control político del municipio radica en Juan de Dios Bravo, y todo mundo se sabe que en el momento en que Alcalá ponga un pie dentro del proceso, marchas “espontaneas” de organizaciones “independientes” se volcarán sobre Palacio Municipal para exigir el cumplimiento a su compromiso notarial carente de valor jurídico. Y ella busca ganar tiempo antes del golpeteo zavalista.

 

A continuación le reclamó a Armenta que sus declaraciones para dejarla fuera habían evidenciado su preferencia por Javier López Zavala, y que aunque su misión era de árbitro se había comportado como juez y verdugo. Sin embargo, también le manifestó que no era su intención descarrilar el proceso ni demeritar su liderazgo, y le ofreció apoyo mutuo: si ella no es la mejor calificada, o desiste de participar formalmente, trabajará a favor del candidato así sea Zavala.

 

Para terminar, prometió restablecer los canales de comunicación con la dirigencia y respetar los tiempos del partido, pero también exigió que el tricolor respete su postura de que mientras no haya convocatoria ella seguirá concentrada en la alcaldía. Armenta, después de ser visto y oído coincidió en el respeto a la postura, pero a su vez ofreció seguirla invitando a las reuniones para eliminar la sospecha de exclusión. Luego de un apretón de manos, cada quien siguió su camino.

 

*** Felicitan al Maestro Chacón. “Ex, un afectuoso saludo de tu lector frecuente.
Oye, qué buenas columnas de este compatriota Chacón, qué manera de manejar el lenguaje, qué fino para decir verdades.

 

“Es una realidad que a la mayoría de la prensa los tienen bien maiceados y no saben-quieren  hablar de otro tema que no sea alabar al entenado, es muy claro, otra cosa es que todos nos la creamos.  Lo penoso del asunto es que el porcentaje de lectores que pueden hacer un buen análisis como lo refiere "Gambito Político"   son muy pocos, y eso abona a que la imposición vaya a surtir efecto.

 

“Me niego a creer que nos vaya a venir a gobernar un chiapaneco, y créeme que no me molestaría si fuera un chiapaneco de altura (no física), pero sí de miras, de horizontes, de capacidad, de cultura y preparación, de trato, de madurez. No, me aterra que va a ser una camarilla de incapaces, prepotentes, con tan poca capacidad y preparación que lo único que veremos es un pillaje escandaloso. Como dicen Uds. los periodistas, ......al tiempo. Qué pena, de verdad, qué pena.  Pobre estado de Puebla.

 

“Extiéndele un saludo al amigo Chacón, ya que no tiene remitente su columna. Para tí, vaya un reiterado saludo”.

 

*** Siguen las traiciones contra Doger. “Le mando este correo pues ahora en tiempos de traiciones y desencantos en la política me parece que es pertinente ver como ya no hay lealtad entre los diferentes funcionarios y ex funcionarios, más cuando los proyectos por los cuales daban antes hasta la vida y se indignaban cuando escuchaban criticas para sus jefes hoy buscan trabajo con sus enemigos; y es que yo laboro en la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de Puebla, donde el titular es el Lic. Víctor Manuel Giorgana Jiménez y este martes al filo de las 14:00 hrs llego un tipo de nombre Javier Casique; y resultó que yo lo conocía pues me corrió cuando él era funcionario con Doger porque apoye al hoy gobernador y no a Doger.

 

Hoy que estuvo con Víctor Manuel Giorgana me esforcé por estar escuchando sus comentarios escondido en la puerta trasera y escuche lo siguiente: Casique estaba muy indignado con Doger por que este ya no le tiene confianza y le vendió al secretario la idea de que él tiene el control de las Juntas Auxiliares de la Ciudad pues según Casique, todos los presidentes actuales de las Juntas son afines a él y significan más de 80000 votos, y le dijo al secretario que si se propone ser candidato a alcalde, él con las Juntas gana, pero Casique requiere de su apoyo para integrarse al equipo de Blanca Alcalá pues ya tiene la oferta del Lic. Juan Manuel Vega Rayet, subsecretario de Desarrollo Social para que se incorpore al proyecto “Z”, como operador de confianza del Secretario Zavala y cuenta con el apoyo de su compadre Humberto Vázquez Arroyo.

 

También le pidió al Secretario que cubra a dos personas que están colaborando en la Secretaría de Gobernación Municipal uno de nombre **** y el otro es ***, pues el primero es su asistente y la segunda su amorcito.

 

Si Casique se incorpora al trabajo político de Víctor Manuel Giorgana como se sentirán personajes como Mario Rincón (actual director de esta secretaria y operador de la Presidenta Municipal), Dora Luz Cigarroa (Delegada Política), Alberto España (Delegado Político) y otros más que fueron despedidos gracias a Casique.

 

Como decía Casique “Mi hermano no es nada personal, pero aquí solo hay espacio para los amigos y no aceptamos a nuestros detractores, mejor pídele disculpas a Doger o si no mejor titúlate y ejerce tu profesión

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas