Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


04/02/2010


Del populismo al plagio como arte de campaña


Sean peras o sean manzanas, el gobierno estatal podrá olvidarse del pago de mi tenencia este año. Ni un peso les voy a dar.


Total, gane Javier López Zavala o Rafael Moreno Valle el gravamen desaparecerá para el próximo año, según han propuesto ambos y ya han tirado línea a sus bancadas en el Congreso local.


El Licenciado Z, ya en su papel de gobernador de facto, afirma que la derogación surtirá efectos hasta el 2011.


Y yo pregunto: si ya tiene poder de decisión, ¿por qué no de una vez derogarla con efecto al 2010? Seguro los poblanos se lo agradeceremos más.


¿Para qué esperarnos al próximo año?


Aclaro, por supuesto, el que consiga la derogación no significa que votaremos por él.


¿Por qué?


Porque según él mismo afirmó, la eliminación del impuesto no depende de que sea electo como gobernador, ya que ésta será ejecutada por los solícitos diputados tricolores para antes de la fecha de los comicios.


Si para el 4 de julio, bye bye a la tenencia, ¿cuál es mi incentivo para votar por Javier López Zavala?


¿Cómo decían los albiazules en sus años de brega?


Toma todo lo que te dan, pero vota por el PAN.


Por primera vez, el albiazul actuó con reflejos y con diferencia de horas se adelantó a la propuesta priísta, por más que algunos diario vendidos sólo vieran la propuesta zavalista.


Y ahora van a más: presionarán con una iniciativa propia para que la eliminación surta efectos desde este año.


Es decir, que ya no tengamos obligación legal de pagar.


Y los que ya pagaron, que se les devuelva su dinero.


¿Qué opinará el gobernador de iure Mario Marín, que contaba con los mil millones de pesos que deja el gravamen a las arcas estatales?


¿Y el secretario de Finanzas?


¿Cómo cubrirán el hoyo financiero?


¿De dónde jalarán la cobija?


No importa.


Lo importante es que Javier López Zavala quedó como un hombre que cumple sus promesas.


Aunque Jorge Estefan Chidiac, su cerebro económico, rechazó tal propuesta cuando era presidente de la Comisión de Hacienda.


¡Oh casualidades de la vida!


Irresponsables”, llamó indignado a los panistas que secundaban a Felipe Calderón.


Pero la luz le llegó. La verdad lo hizo libre.


Esta campaña se pone sabrosa, porque por a cinco meses de la elección los ciudadanos ya recibimos nuestro primer beneficio, cualquiera que sea gobernador.


Por ello he decidido abrazar con fe la ideología del populismo que ambos aspirantes manejan.


Porque sí, la propuesta de eliminar la tenencia es puro populismo.


Igualito que ponerse a cantar ranchero en los mítines de Atlixco, al estilo de Charro Avitia pero sin su tono.


Igual que adelantarse por horas a la propuesta para “robar la nota”.


Un comentario final:


Si la tónica de esta campaña será plagiarse las propuestas, propongo que se deseche la coalición PAN-PRD-Convergencia-PANAL.


Y que mejor se cree la madre de todas las megacoaliciones.


Lo adivinó: la megaalianza PAN-PRI-Gobierno.


Javier López Zavala sería el candidato a gobernador político.


Rafael Moreno Valle a gobernador económico.


Juntos harían una gran dupla.


Y vencerían a cualquiera.


De cualquier forma, todo indica que acabarán proponiendo lo mismo.


O como ya dicen ambos: para Puebla, lo mejor está por venir.


Lo bueno es que ya no tendremos gober precioso.


Lo malo es que ahora será un gober plagiario.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas