Con el escándalo encima, Cuautli se negó a clausurar el Antro Clássico para no “engrandecer a los medios chismosos”, pero se impuso Forcelledo. En el jaloneo, Cuatli terminó de enloquecer y despidió a Adriana Ochoa.


Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


Y el Varguitas se hundió

 

En menos de una semana David Cuatli agotó el poco crédito político que le quedaba en el Ayuntamiento de San Andrés. El Varguitas de por aquí cerquita perdió los estribos ante las críticas de su gestión y la tomó en contra del empresario Rafael Forcelledo, su secretario de Gobernación, generando una crisis política en el municipio que incluye al síndico, los regidores y hasta el director de Seguridad Pública, quien amaga con renunciar solidariamente si Forcelledo se va, junto con el Grupo Táctico, dejando desguarnecido al municipio. Mario Montero, desde Gobernación estatal, monitorea el conflicto dejándolo pasar, porque sabe que la actuación de Cuatli, con apenas seis meses en el poder, es garantía de un que un priísta se haga con la presidencia de San Andrés después de cuatro victorias consecutivas de Acción Nacional.

 

Apenas el viernes, en este espacio, detallamos la historia de cómo David Cuatli enloqueció en apenas seis meses de poder. Moreno Valle lo dejó a la deriva después de que  Eduardo Tovilla le renunció y a BPA Consultores dejó de pagarles sus asesorías. Desde entonces, nadie del panismo local voltea a analizar, y mucho menos controlar, la gestión municipal del último bastión que les queda en el estado después de la derrota en el 2007. Y si en San Andrés el PAN tiene cuatro victorias consecutivas, todo indica que en el 2010,  de seguir el Varguitas como va, el empresario Iván Mange podrá lograr la hazaña de recuperar para el PRI esa alcaldía.

 

La crisis desatada en San Andrés, además de lo relatado anteriormente, tiene su origen con una disputa de poder al interior de Gobernación. Y es que el director de Giros Comerciales, Vicente Castro, se pasa por el arco del triunfo a su superior jerárquico, Forcelledo, al haber sido designado directamente por Cuatli. Y es que como buen Varguitas, su primer blanco para hacerse de dinero fácil son los antros. Una y otra vez los inspectores dirigidos por Castro se presentan exigiendo hasta la fe bautismal de los gerentes y dueños. Una de sus tácticas recurrentes es “inventar” menores de edad para así poder clausurar y cobrar suculentas multas.

 

El negocio iba perfecto hasta el sábado pasado. Y es que mientras los inspectores de Giros Comerciales armaban tremendo pleito en el bar W para clausurarlo por presencia de menores de edad, a cinco metros, en la entrada de El Clássico, la seguridad del lugar le daba tremenda madriza al joven Jorge Zavala Gutiérrez, sobrino del todopoderoso Javier López Zavala, el caso denunciado por Intolerancia Diario. La gente de Castro, empecinada en cerrar el W, ignoró la escandalera del Clássico y jamás reportó a Forcelledo la agresión.

 

Con el escándalo encima, Cuautli se negó a clausurar el Antro Clássico para no “engrandecer a los medios chismosos”, pero se impuso Forcelledo. En el jaloneo, Cuatli terminó de enloquecer y despidió a Adriana Ochoa, la eficaz particular de titular de Gobernación. En ese momento Forcelledo también renunció y dejo al Varguitas con un palmo de narices. La crisis se desató: la noche de ayer el síndico y los regidores trataban de convencer a Cuatli para que no aceptara la renuncia del empresario.

 

Sin embargo, Forcelledo puso sus condiciones para poder quedarse: terminar la extorsión a los antros y el despido del director de Giros Comerciales, el hermano de leche de David Cuatli. Las perspectivas no son buenas, y lo peor es que los sanandreseños apoyan al empresario, y no al Varguitas, al que incluso le organizaron una marcha de repudio en el fin de semana.

 

Mientras el Ayuntamiento de San Andrés se desquebraja, en el gobierno estatal ríen. Convendría que alguien de Acción Nacional, quizá Micalco, le jalara las orejas al Varguitas de por aquí cerquita.

 

*** Los ex incodicionales de Macip en el Soapap. “La situación actual del organismo está peor que al inicio de sexenio, desde el año pasado que se dio el cambio de administración; nosotros los que trabajamos aquí en el organismo aun no tenemos el gusto de conocer a nuestro señor director, aun no perdemos la esperanza de que algún día así sea, sin embargo es tal la cerrazón por parte de su equipo de confianza que nadie ha podido tener una audiencia con el, nunca se le ve por el organismo y mucho menos recibe una llamada, todo lo canaliza con su secretario Laureano García Razcón (creo que así se llama) y de ahí no pasamos.

 

“La llegada de Macip no solucionó nada, ni a nadie puso en su lugar, aun existen aviadores aunque digan que no, ellos lo saben, algunos siguen en sus puestos y según ellos más seguros que nunca, se pueden escuchar sus risas por los pasillos, mejor diríamos que fue una cortina de humo, una distracción pues los cambios en algunos puestos se dieron de manera muy especial, es decir fueron cambios que aunque se pensaron que eran permanentes por el resto de esta administración sólo duraron unos cuantos meses.

 

“Y es que en tiempos de campaña si no estás en ella de manera directa puedes estar, es decir estoy pero no estoy. Tales fueron los casos de varios funcionarios que llegaron con el doctor y que solo esperaron el cambio de gobierno municipal para agarrar sus tiliches e irse para el municipio y otros lugares, así poco a poco fueron dejando sus puestos, sin pena ni gloria, sin trascendencia, solo ocuparon el puesto para cobrar sus sueldazos en lo que salía el hueso, tal es el caso de Mauro Uscanga Villalobos, Carlos Orozco, Andrés Leal Guevara, y muchos más que ya se encuentran trabajando en el ayuntamiento de la ciudad.

 

“Orozco se fue al Instituto Poblano de la Vivienda, ese fue el premio por "rescatar al Soapap". ¿Éstos son los hombres de confianza del doctor Macip?  ¿Los puso en los puestos claves para levantar el organismo? Pues les duro poco la fidelidad y el agradecimiento a estos funcionarios, oscuros, grises y sin gracia pasaron una vez más por el arco del triunfo la problemática del organismo (aviadores, abusos, corrupción, duplicidad de funciones, cobros de cuotas indebidas, recaudación, organización, ética, etc) del Soapap.

 

“Para ellos lo importante era la campaña y su acomodo después de ésta. y ahora qué sigue, o mas bien quién sigue? ¿También nos puede acomodar el doctor en otras dependencias? ¿Acaso es el organismo una agencia de colocaciones de funcionarios caídos? Si es así que nos digan donde nos apuntamos para ver a donde nos toca hueso.

 

“Felicitamos al doctor Macip por su brillante ojo al designar a tan eficientes funcionarios. Dicen que el que sigue puede ser el coordinador Técnico-operativo, un tal Misael, disque arquitecto, lo que si sabemos de él es que le gustan los muebles finos y que se le ve muy seguido cerca de la presidenta municipal. Eso dicen que porque aun no comprueba los gastos del programa unidos para progresar del 2007 y su verdadero trabajo esta en fortalecer las fuerzas políticas para las próximas elecciones, porque cuando le preguntan del organismo no sabe que contestar.

 

“Éstos funcionarios algo que si hicieron bien fue esperar, dejar pasar los tiempos y aventar su chamba por mejor posición, nos queda claro que el Soapap no es prioridad, ¿Ahora quién vendrá?.... no sabemos, cuando? quien sabe, conoceremos al doctor? Algán día... eso si tenemos suerte. Por lo pronto mi estimado columnista si tienes un amigo sin chamba no te apures llámale a Laureano por que el doctor no contesta aquí puede esperar 2 años y medio, se la dan de directivo en lo que sale algo en otro lado. Es una lastima el manoseo que se le esta dando el organismo y con el nuevo crédito de ahora, pues peor parece la cosa”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas