Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
[email protected]
[email protected]


09/06/2010


Hola Messi, Xavi, Cristiano y Chicharito. Good Bye Zavala y Rafa!!!


Se nos acabó el tiempo electoral y comienzan nuestros sueños futbolísticos de héroes y goleadas sin que Rafael Moreno Valle detonara la preciada bomba atómica que le diera el empujón para romper la barrera de los 9 puntos que por lo menos le alcancen para el empate técnico, y uno o dos más para derrotar a Javier López Zavala. La mente y el corazón de los mexicanos estará secuestrada por lo menos hasta el martes 21 cuando México termina su participación en la fase regular enfrentando a Uruguay. Pero si los Ratones Negros clasifican a la segunda ronda enfrentando potencialmente a Argentina, la euforia durará hasta el domingo 27 de junio. Y si ocurriera el milagro del quinto partido, es decir, el pase a los cuartos de final, todos nos iríamos en el tren de la Selección Nacional hasta el sábado 3 de julio, un día antes de los comicios. Ironía de la vida: la suerte de Rafael Moreno Valle y la Alianza Opositora no depende de ellos mismos, y ni siquiera de los potenciales errores que pueda cometer el PRI de Javier López Zavala, sino de los muchachos de Javier Aguirre. El tiempo se agotó y el escándalo prometido no llegó.


Pensemos en el escenario más realista que viene ocurriendo en los anteriores Mundiales de Fútbol, esto es, el pase a los octavos de final. Presumiblemente los mexicanos, entonces, estarían regresando a la tierra y sus vicisitudes diarias el lunes 28 de junio, es decir, tres días antes del cierre de campaña ordenado por el Código Electoral para suspender cualquier actividad proselitista. Reventar el escándalo prometido en contra de Zavala o alguno de sus allegados todavía podría ocurrir, pero sus efectos serían limitados por el tiempo y el cierre de filas inevitable de los medios afines al tricolor.


También podría ocurrir que México defraude las mínimas expectativas y ni siquiera califique a la segunda ronda del Mundial de Suráfrica, por lo que el ambiente futbolero se acabaría el martes 21 de junio, por lo que Moreno Valle todavía tendría semana y media de campaña, tiempo más que suficiente para ejercitar los últimos espadazos y sacar los restos de propaganda negra no descargada.  Pero en esencia, la campaña se terminó porque no está en manos de la Alianza Opositora ni del PRI recapturar la atención de los electores, sino de los propósitos y despropósitos que comentan los integrantes de la Selección Nacional.


A propósito, escribió ayer Roy Campos sobre el impacto del Mundial. Dice el director de Consulta Mitofsky: “Ya llegó, dentro de poco un tema será común en todas las mesas y las salas del país, habrá quienes digan “a mí no me gusta el fut” o quienes afirmen es sólo circo para distraernos , pero el hecho es que al menos la mitad de los mexicanos mayores de 18 años se dicen interesados en seguir el desarrollo del torneo, que iniciará el próximo 11 de junio y menos de uno de cada 10 dice interesarse por la política, ahí está la magnitud, mientras podemos hablar de campañas, discursos, del Presidente, de alianzas extrañas, de Greg Sánchez, del caso Paulette o de cualquier otro aspecto de la vida nacional, la mayoría de los mexicanos seguirán las noticias de las selecciones, de los juegos y de los jugadores.

 

“No sé decir si esto es positivo o negativo, tal vez es una pausa agradecible dentro de la tormenta de noticias preocupantes, cada quien tendrá su opinión, en mi caso, lo confieso, estaré con un ojo al gato y otro al garabato, porque me declaro aficionado al deporte y aliento la esperanza de que México haga un buen Mundial, esperanza más emotiva que racional, pero esperanza al fin.

 

“Y como ya estoy hablando del Mundial, algunos datos de encuestas nacionales: el jugador del mundial más recordado hoy en México es Cristiano Ronaldo y esto ocurre porque las mujeres no ubican bien a Messi (¿alguien me lo explica?); de los jugadores mexicanos el jugador mas recordado es Cuauhtémoc Blanco, y eso que tal vez ni titular sea; sin embargo, son más quienes conocen el nombre del director técnico Javier Aguirre, quien hoy es más conocido que cualquiera de los secretarios de Estado, a pesar de que éstos llevan más tiempo en su puesto y en los medios. Siete de cada 10 mexicanos opinan o esperan lo mismo que yo, que haremos un buen papel e incluso 9% piensa que seremos campeones; 14% que estaremos en la final y 27% en la semifinal. ¡Vaya optimismo!” Hasta la cita a Roy Campos.

 

Como sea, el único episodio de interés que se nos atraviesa en estos días futboleros es el triste seudo debate que seudo enfrentará a los tres candidatos a la gubernatura la noche del 16 de julio, una día antes del esperado México-Francia. Y como cada candidato apenas hablará 3 minutos en cuatro segmentos, es decir, 12 minutos en total, y el moderador ocupará 8 minutos, pues la verdad no se espera nada interesante. Así que en los días por venir, a divertirse y sufrir con Messi, Cristiano Ronaldo, el Chicharito, Javier Aguirre, Gigi Buffon, Capello y compañía. Yo, por supuesto, enciendo mis veladoras por la Furia Española de Iker,Xavi, Iniesta, Villa, Silva y compañía.

 

Tíos, que nos vamos al Mundial!!!!

 

**** Jaime Mesa, el cronista de CAMBIO para el Mundial de Suráfrica. Por cierto, no debe perderse hoy la primera crónica del escritor poblano Jaime Mesa allá en las tierras de la Copa del Mundo. Con orgullo incorporamos a nuestras páginas al poblano que debutó en la grandes ligas de la literatura mundial con su novela publicada por Alfaguara, al alcance de muy pocos. Un verdadero orgullo, puesto que sus crónicas futboleras también serán publicadas por las revistas Gatopardo y Nexos. No en balde podríamos llamarlo nuestro Villoro poblano. Mucha suerte, Jaime.

 

**** ¿No que no era un peligro para la universidad pública? Apenas el viernes señalábamos el misterioso silencio de Rafael Moreno Valle respecto de la BUAP y su enorme comunidad de estudiantes y académicos. Ayer el conflicto estalló y el rector  ya demandó respeto y propuestas para la universidad pública. Se va a poner bueno. Mañana abundamos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas