Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


La puntilla de la crisis económica

 

Dicta la Ley de Muphy que cuando algo puede salir mal, en realidad saldrá del carambas. Noticia a noticia, el tsunami financiero global hunde a las economías locales inmisericordemente. Al desolador panorama que se nos viene encima con la reducción del presupuesto, la pérdida de 130 millones de dólares en remesas, un más que conservador presupuesto federal, llega el golpe mayor para los poblanos: la crisis en Estados Unidos ya arrastra al sector automovilístico: los norteamericanos, por lo menos en dos años, evitarán cambiar de automóvil. Y si los gringos no compran coches, la planta de Volkswagen en la entidad provocará un cataclismo en toda la industria que vive alrededor de ella. Cierre de proveedoras, caída del empleo y paros técnicos, es de preverse ocurrirán a todo lo largo del 2009.

 

En el crack bursátil de ayer en el Dow Jones, tocó ayer perder a las grandes armadoras estadounidenses. Reportó ayer El Universal on line: “Las acciones de General Motors fueron las que más bajaron en el Dow Jones al perder un 31.11% de su valor y cerrar a 4.76 dólares, un nivel que no se veía desde los años 50, después de que Standard & Poor's pusiera al fabricante en observación para una posee rebaja de su calificación. Los títulos de su competidor Ford descendieron un 21.8% hasta los 2.08 dólares. La crisis crediticia y del sector financiero está dificultando aún más la recuperación del sector automovilístico estadounidense, que atraviesa una grave crisis, debido a las dificultades que están teniendo los consumidores para acceder a créditos para comprarse un coche”.

 

Si los norteamericanos, el gran mercado mundial, deciden no comprar automóviles, es previsible un descenso en la producción de las grandes empresas como Ford, General Motors y Volkswagen, afectando específicamente a la planta poblana, el gran centro económico de la zona conurbada. No sólo el mercado estadounidense se desplomará, sino también el mexicano, profundizando la crisis productiva y la pérdida de empleos.

 

¿Hay receta para darle vuelta al ciclo negativo de crisis de producción, desempleo y descenso en el consumo, que a su vez ahonda la crisis productiva? El capitalismo piensa que no; que sólo la mano invisible del mercado puede regresar el equilibrio a condición de esperar nuevas condiciones o la apertura de nuevos mercados. La única salida parece provenir de Keynes: el Estado debe incentivar la política de pleno empleo mediante inversiones públicas en educación, salud y obras.

 

El gobierno marinista tiene de frente un momento crucial, sin ponerse dramáticos. La receta que ofrece el brillante economista Enrique Cárdenas parece bastante sensata: eficientar el uso de los recursos públicos mediante la transparencia, para gastar el presupuesto –aunque sea conservador- de acuerdo a un catálogo de prioridades. Amarrarse el cinturón y evitar los dispendios como la onerosa remodelación de la Atlixcáyotl.

 

El gobierno marinista, en su versión gabinete económico –aunque Pérez Salazar ande en los desfiles de modas de Milan- debe lanzar un plan de emergencia. Muchos funcionarios pueden redimirse en este momento. Por ejemplo, Pericles Olivares y José Antonio López Malo quitarse la modorra y lanzar un plan emergente de empleo; Javier López Zavala detener momentáneamente su alocada carrera rumbo a la gubernatura para analizar cómo va a atender a los migrantes mixtecos que regresarán pronto.

 

Para fortuna del marinismo, Javier Sanchez Galicia anuncia que se contrató un seguro que cubre las posibles alzas de interés en el caso de los casi 8 mil millones de pesos.

 

Mario Marín debe recordar que en julio del próximo año habrá elecciones federales, y si quiere obtener el sueño de las dieciséis diputaciones, antes deberá derrotar el ambiente pesimista en el que los electores acudirán a las urnas: crisis en seguridad pública y economía no es una buena receta para votar.

 

*** Otro logro de Alfredo Arango en el ISSTEP. Los cuatro años de gestión de Alfredo Arango al frente del ISSTEP han sido bastante benéficos para los burócratas. En un contexto en el que las instituciones de seguridad social del país prácticamente se encuentran quebradas, Arango ha logrado reflotar las finanzas del instituto para garantizar las pensiones e incluso, con recursos propios, construyó la Torre de Especialidades que pronto inaugurará.

 

Ayer se anotó otro éxito al conjurar la huelga en el ISSTEP al llegar a un acuerdo con sus trabajadores que establece un incremento salarial del 4.82 por ciento, entre personal de base y confianza. Por si fuera poco, otorgará créditos para vivienda para los trabajadores de menor salario.

 

Quizá por ello Alfredo Arango va que vuela por la diputación federal en el distrito de Tehuacán.

 

*** Que en el gobierno marinista si están preparados para la crisis. “Al más puro estilo de la hiper dramática Ofelia Guilmain te pusiste hoy carretonero. Me cae que no manches, ora sí te la jalaste guey. Es obvio que la crisis mundial va a afectar a todos los estados del país y a todos los países del mundo, son efectos globalizadores y naturales.  Pero de eso a escribir que en Puebla no saben ni han previsto nada, o que el barco "hace agua por todos lados", pues neta estás muy malDesinformas en tu repetitivo odio hacia el marinismo.

 

“Pérez Salazar --aunque no te caiga nadita bien-- es un experto en el tema, por algo anuncia que en el mejor de los casos se recibirá el mismo presupuesto que en 2008.  Luego insistes en tu refrito de las inversiones bursátiles, que más de una vez han aclarado que NO INVIERTEN EN ACCIONES, sólo en instrumentos SIN RIESGO, que para tu conocimiento, también manejan y ofrecen las Casas de Bolsa, y que NO PIERDEN SU VALOR, al contrario, dan rendimientos pequeños pero seguros.

 

“Ya chale contigo me cae !!!!   Empiezas otra vez a aburrir con tu línea. Mejor hazte los análisis políticos que resultan brillantes cuando no los mezclas con el hígado”.

 

*** La desesperanza que causa la inseguridad. “¿Qué nos queda a los ciudadanos comunes en este entorno? Creo nos toca ver los toros desde la barrera y esperar que no se brinquen. Con tanta mentira salida de las declaraciones de quienes deberían procurarnos protección y seguridad, a pesar de que se podrían derramar ríos de tinta para descubrir lo que sucede o por lo menos darlo a conocer, ya que en la práctica han demostrado que para nada sirven.

 

“Ahora resulta que si las mismas autoridades como sucedió con el alcalde en Ixtapán de la Sal, se niegan a cooperar con el crimen, son asesinados. ¿Qué nos muestran estos sucesos? Que los que siguen vivos y así continúan, no son tan buenos y éticos como uno imagina, haciéndose sospechosos, no por ser malos sino porque las circunstancias los llevan a tolerar y proteger a las redes delictivas. Quizá sigan siendo gente de bien, solamente que su estatus de autoridad los ponen en la disyuntiva de seguir tratando de ser buenos servidores o por su seguridad y la de sus familias, aceptar los términos que les imponen mafias criminales, como al antiguo estilo de las sicilianas, que en la actualidad ya operan vendiendo protección a empresarios, buscando y encontrando complicidad con autoridades de todos los niveles.

 

“Desafortunadamente en México hay un caldo de cultivo donde se incuba toda clase de delincuencia; sea por la falta de empleo, bajos salarios, casi nula educación, falta de oportunidades, etc. Es tan profundo el abismo de clases, que nos lleva a una alta marginación. Nuestros paisanos encuentran solución en migrar, y si se quedan, ya sabemos cuál es su más fácil opción. Entre tanto a la mayoría, solo nos queda rezar”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas