Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
[email protected]
[email protected]


11/05/2010


El otoño del descontento Moreno Valle-Rivera


La tensa relación entre Rafael Moreno Valle y Eduardo Rivera, un pleito cantado desde hace semanas, terminó por explotar y amenaza con arrastrar a las campañas de la Alianza Opositora. El sábado por la tarde, los candidatos a la gubernatura y la alcaldía tuvieron un áspera discusión en pleno templete en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla. A gritos y manotazos, Rivera le reclamó a Moreno Valle que no lo hubiera invitado al desayuno con Javier Lozano Alarcón y 300 mujeres en el Centro Mexicano Libanés. En respuesta, el candidato a gobernador le contestó que no lo hizo, pero de todos modos se había presentado, a lo que el ex Patrullero respondió que había asistido para demostrarle que no se iba a dejar ningunear. Entonces, fiel a su historia personal, Moreno Valle estalló en pleno mitin. A punta de manotazos, le reclamó que estaba cansado de pagar todas la concentraciones en la capital y que él no pusiera un solo pesoKaboooooom!


El pleito continuó horas más tarde en la concentración de Canoa, especialmente tensa por tratarse de un evento en el distrito II de la cuñada incómoda Denisse Ortiz. Lalo Rivera llegó primero a la plaza principal de la junta auxiliar y rodeado por los líderes del sombrero rojo, decidió esperar a Moreno Valle. Pero tan pronto arribó el candidato a la gubernatura, lo barrió de pies a cabeza y sin esperarlo, encaminó al gentío. Los líderes locales fueron testigos del desplante, y de como Lalo Rivera corrió a alcanzar a Moreno Valle ante la mirada de sorna. Ya sobre el templete, el candidato a gobernador evitó confrontarse nuevamente y al contrario, todo fue felicidad. Incluso no tuvo reparas en levantarle la mano a Denisse Ortiz. Y es que la venganza es un plato que se come frío.


El conflicto Moreno Valle y Lalo Rivera es fundamentalmente económico. De pesos y centavos vaya. Y es que hasta el momento, el hijo favorito del Yunque no despliega un soporte económico mínimo para el proselitismo. Incluso afirman que todavía ni siquiera usa los pocos pesos que le tiene reservado el Comité Estatal. Lo increíble es que a pesar de su campaña austerísima, Rivera ha crecido y según los números reales, ya se encuentra a menos de 10 puntos de Mario Montero. En el cuartel del candidato a la alcaldía se afirma que pretenden concentrar los recursos para la etapa crítica de la campaña, pero Moreno Valle ya se hartó de que Rivera no ponga un solo peso, pues en su concepción de la política como inversión calcula que habría un mayor avance en la intención de voto si ya le hubiera metido algunos centavos.


Pero la venganza es un plato que se come frío. Por ello, Humberto Aguilar Coronado será presentado hoy en punto del medio día como el nuevo coordinador del voto morenovaliista en la capital. La jugada mata dos pájaros de un tiro. Por un lado, Moreno Valle es capaz de sumar a la contienda a un peso pesado de Acción Nacional que lo ayudará en el debate público. Por el otro, le envía una cuña a Lalo Rivera para quitarle el control de las estructuras panistas en la capital dado que el avance hasta ahora, aunque importante, es insuficiente para poder ganar la gubernatura.


En el cuartel general de la Alianza Opositora ya saben que es tiempo de echar la carne al asador pues el tiempo para remontar se agota. Pero todos sus ataques chocan contra el cerco mediático que sufren. Aunque también es justo decir que sus balas son de bajo calibre, como aquello de resucitar el tema del pleito inmobiliario entre Javier López Zavala y la dueña de la casa que le vendió por vicios ocultos. Acción Nacional ya le puso un brazo protector al caso y partidizó un caso judicial inmobiliario en el que la víctima del fraude es el propio candidato del PRI. Por si fuera poco, si en el caso hay un escándalo no es el supuesto amedrentamiento, ya que es el decir de una de las partes y todo puede reducirse a un pleito de la vecindad del Chavo del Ocho.


A la Alianza Opositora le falta imaginación para tirar bombas, porque hasta ahora sus denuncias se dedican a revivir viejos temas manejados en su momento por CAMBIO y el portal e-consulta.com. Pero no hay datos nuevos, documentación o la llevada y traída bomba atómica no acaba de aparecer.


Moreno Valle apuesta gran cantidad de sus canicas al debate obligatorio que deberá organizar el desprestigiado Instituto Estatal Electoral. Pero suponiendo sin conceder que, en efecto, le dé una “madriza” a Javier López Zavala, la polémica se realizará en el mes de junio, cuando la mayoría de los ciudadanos del mundo ya tengamos la mente puesta en el Mundial de Sudáfrica y sólo bebamos y comamos fútbol. 


Una cosa es que el árbitro de los comicios sea un “soldado del PRI”, como lo denomina Juan Carlos Mondragón, y otra que los opositores se dejan robar los dulces como niños.

 

*** Un encuentro tenebroso. Un candidato a la gubernatura que va arriba en las encuestas. Un dirigente nacional promotor de alianzas alocadas. Un amigo en común. Una reunión ultrasecreta. El dirigente pidió que después de las elecciones tengan capacidad para pasar la hoja sin mayores problemas. Ofreció respeto. Anticipo que su candidato multicolor tiene muchos problemas para ganar. Ofreció pensar en el país antes que en los intereses de su partido. O su alianza. El priísta sonrió porque sabe que su rival no está enterado de que ya lo dan por muerto.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas