El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

 

Justicia podrida

Los abogados poblanos celebrarán su día con un Tribunal Superior de Justicia hundido en la mediocridad y la desconfianza, y sin que ningún Colegio, Asociación o Barra se atreva a criticar la enorme opacidad con la que se mueve el Pleno del Tribunal Superior de Justicia, más parecido a un cónclave secreto que a un poder público transparente.

 

La gestión del maestro Pacheco Pulido, modernizadora en los primeros años, en los últimos ha reforzado el control corporativo que los magistrados ejercen sobre los jueces y en la instauración de complicidades y nepotismos entre ellos. La inamovilidad de los magistrados, recurso para hacerlos poderosos frente a las presiones del Poder Ejecutivo, se ha convertido en un mecanismo de corrupción y anquilosamiento. Tan avanzado está nuestro Poder Judicial, que la resistencia de los magistrados de instaurar un Consejo Estatal de la Judicatura no encuentra todavía poder que la derribe.

 

La Suprema Corte de Justicia clavó una daga mortal en el corazón del sistema de administración de justicia con las conclusiones del ministro Juan Silva Meza, relativas a la participación del Poder Judicial Poblano en la detención ilegal de Lydia Cacho. Más que eso, el informe resume de manera magistral la oscuridad y discrecionalidad del aparato de justicia, provocado porque los magistrados no le rinden cuentas a nadie, más que a ellos mismos en sus conciliábulos de los jueves, llamados de forma eufemística “sesión de Pleno” al que por cierto ningún mortal puede acceder a menos que forme parte de la casta judicial.

 

Solo para la terca memoria, algunas de las conclusiones del ministro Silva Meza:

 

1) Por otra parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de Puebla, tenía conocimiento del cumplimiento de la orden de captura como lo refirió la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, también declarada por la Comisión, cuando le llamó al presidente mencionado, él le dijo que no se preocupara, que se trataba de un delito menor, que se le fijaría fianza

;

2) corroborándose este conocimiento del asunto con el flujo telefónico que sostuvieron el citado presidente con Hana Nakad, los días cinco, seis y siete de octubre de dos mil cinco y con el reconocimiento que el citado presidente realizó ante la Comisión Investigadora, en el sentido de que a mediados de octubre de dos mil cinco, recibió en sus oficinas a José Kamel Nacif Borge y Hanna Nakad y al licenciado Farel Campa, quien resultó ser alguno de los abogados que asesoran a Nacif Borge, en la formulación y tramitación de la querella, contra Cacho Ribeiro, abogados del empresario, quien a su vez, previa aquella entrevista, fueron recibidos por la Procuradora, en sus oficinas.

 

3) Se reveló también la discrecionalidad absoluta con que desde la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla, se realiza el turno de los asuntos, competencia de las tres Salas Penales, a través del secretario de Acuerdos del Tribunal, en el caso concreto, de la Apelación interpuesta por Lydia María Cacho Ribeiro, se advirtió que se manipuló el turno, pues de la copia del certificado obtenida por la Comisión, de los diversos libros de control y la inspección realizada también por la Comisión, en la Secretaría mencionada, se evidenció que el expediente se recibió el tres de enero de dos mil seis y se incluyó en la lista de turno del día dos del mismo mes y año, lo cual se intentó justificar, diciendo que como fue el único recibido ese día, entonces se agregó a la lista del día previo, lo que resultó falaz, pues en la lista de ese día, aparecieron treinta y seis asuntos turnados a las tres Salas Penales, o sea, no fue el único, ello lleva a colegir también que en el caso de tener interés en el asunto particular, como sucedió en el asunto Cacho Ribeiro, existe la posibilidad de remitirlo a la sala de su conveniencia o de consigna;

 

4) consecuencia del manejo discrecional que tiene el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla, respecto de los asuntos que se conocen en las tres Salas Penales de ese órgano jurisdiccional, en principio, decidió que el Recurso de Apelación interpuesto por Lydia María Cacho, fuera enviado a la Segunda Sala, donde inicialmente se alteró el turno del ponente, pues de ese asunto, Gerardo Manuel Villar Borja, presidente de la sala, debió haber tenido ese carácter de ponente y no Fernando García Rosas, a quien se le turnó; en segundo lugar, aparece que sin motivo legal alguno, se cambió la fecha original para la audiencia de vista”.

 

¿Algún magistrado se atreverá a contestar hoy? ¿Algún abogado a criticarlos?

 

Feliz día del abogado, con un Tribunal Superior de Justicia podrido.

 

*** La crisis de la CAIP. Quiero comentarte que asistí a la “sesión pública” que llevó a cabo la Comisión para el Acceso a la Información Pública para dar a conocer la resolución sobre el cuestionamiento ciudadano a cerca de las bitácoras de viaje del gobernador. Es lamentable que gente que se dice tan profesional, universitaria y leal a los intereses ciudadanos caiga en la compra barata de su trabajo al servicio del estado. Como es posible que los Sres. comisionados que fueron elegidos por supuesta integridad y meritos académicos y ciudadanos,  se dejen llevar por las indicaciones del gobierno. Que lastima que un organismo, la CAIP, de por si ya grisáceo y mal oliente, siga sin ánimos de reparar su prostituida reputación en sus escasos tres años de existencia.

 

“El daño a la institución creo es irreparable y que decir del inmediato responsable “presidente” de ese organismo, el Sr. Juárez Acevedo, Con la resolución en contra del ciudadano, no me queda mas que pensar en dinerito…dinerito, trafico de influencias chantajes, sobornos y hasta la evasión de auditorias al organismo, como ocurrió con el tan sonado caso CAIP-TELMEX-AXTEL.

 

“Y para madeja un hilo: según su página en Internet el presupuesto anual asciende a más de 11 millones de pesos….¿que hacen con ese dinero? Si el organismo no sirve para nada, para que mantenerlo, para que mantener funcionarios sin obligaciones ni rumbo, claro en este caso esas oficinas son creadas por el gobierno para servir como “aplausómetros” de una manera vil y descarada como la CAIP. Es real que nos sale caro a los ciudadanos los aplausos para el gobernador, ¿no? Y además hace poco transitaba también por la 31 oriente y descubrí que existe una oficina montada para la transparencia gubernamental, otra?!!!

 

“No preguntaré cuanto se  gasta tan solo en esos lujosísimos locales tanto el de la 43 de la CAIP,  como el de este organismo en la 31, porque sé de antemano que el Sr. Acevedo dirá que también pone en peligro la vida del gobernador al informarnos de los altísimos costos de estas dos oficinas que nos cuestan millones al año y no sirven mas que para dos cosas...una usted ya la sabe…y la otra para nada. Ojala que los hijos de estos señores no se avergüencen algún día por su eterno paso gris por la administración pública. Ojala y alguien ponga en orden estos organismos y se aplique más racional el presupuesto con el que viven. Esa resolución del Sr. Acevedo con un “NO” al ciudadano debía costarnos a los poblanos como 2 millones de pesos y si no, que se defiendan.  Gracias por escuchar mi “transparente” punto de vista”

 

*** Crisis en el PRI. Los cupulazos ya reventaron en todo el estado y la frágil unidad se hace pedazos en todo el estado. Mañana los detalles, pero para muestra un botón: Sara Chilaca, número uno en la encuesta GEA-ISA que el partido mandó a hacer el 20 de juncio, se ha retirado de la contienda interna por la candidatura a la alcaldía de San Pedro Cholula. ¿El motivo? Que la dirigencia estatal insiste en manipular la encuesta vía el CISO de la BUAP. La verdadera razón es que pretenden ungir al nefasto Francisco Covarrubias, lacayo de Juan Pablo Jiménez Concha. No aceptará por dignidad el ofrecimiento para ser diputada. Y cosas así ocurren por toda la entidad.


¿Y la unidad?

 


 

Publicidad

Versión Online

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx