Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


14/01/2010


Las declinaciones a precio de saldo


No puede negarse que Javier López Zavala es un tipo con suerte: con más rivales en la disputa por la candidatura tricolor a la gubernatura de los que Moreno Valle tiene en Acción Nacional, de unos días para acá la feria de las declinaciones a precio de saldo muestra que el auténtico tamaño de muchos políticos poblanos es tan pequeño, casi gangas, que la temporada de rebajas en el Palacio de Hierro se queda corta. Alberto Amador Leal y Blanca Alcalá, sucesivamente, salieron extraordinariamente baratos. Puede entenderse del serrano, pues al fin y al cabo su porcentaje de intención de voto nunca superó el uno por ciento en la encuesta de María de las Heras. Su ganancia de coordinar el proyecto de contrato social y aspirar nuevamente a controlar su región puede decirse extraordinaria. No así de la alcaldesa, a quien según el informado periodista Arturo Luna se le ofreció la dirigencia estatal del PRI, luego la secretaría de Desarrollo Social y eventualmente la candidatura al Senado de la República.

 

Dicen que en política no hay mayor pecado que la ingenuidad, y que los acuerdos en política necesitan “testigos de honor” por si hay incumplimiento. No se trata de dudar de la palabra del delfín, sino de los hechos que rodean a las promeses y sobretodo a las lógicas políticas. Es decir, para que Alcalá llegare a la dirigencia priísta primero tendrían que sacar de esa posición a Armenta justo a menos de cinco meses de la elección. ¿A dónde lo mandarán? ¿Descuadrarán la estrategia electoral? No parece ser la intención del gobernador Marín. Pero vayamos al segundo ofrecimiento: la titularidad de Desarrollo Social. Por supuesto que Alcalá tiene el conocimiento y la pericia técnica para el cargo. Un perfil idóneo.

 

Sin embargo, en la realidad el delfinazgo de Zavala nos mostró que la dependencia perfecta para construir plataformas políticas es la secretaría de Desarrollo Social: el aparato de la política social es generoso, y el secretario del ramo una especie de Rey Mago que se dedica a recorrer el estado entregando cheques y recursos a los más pobres. ¿El gobernador Zavala va a entregarle tal plataforma a Alcalá y no uno de sus más fieles, como Alejandro Armenta o Darío Carmona? Yo por lo menos lo dudo. Pero demos el beneficio de la duda.

 

¿Y la senaduría? Eso sí, por Dios, no hay forma de creerlo. De todos es conocido que el gobernador Marín tiene pensado ingresar a la política nacional vía el Palacio de Xicoténcatl, y que desea repetir los pasos de Melquiades Morales Flores. Yo no creo que el gobernador Javier López Zavala le diga que no a su benefactor, pues también se sabe que una de las dos candidaturas es propiedad del mandatario en turno. Queda así la posición dos.

 

¿No hay suficientes tiradores para la senaduría, sobre todo con las amplias perspectivas de triunfo que el PRI tiene en 2012? Desde aquí adelanto a Jorge Estefan, Alejandro Armenta, Enrique Doger y Enrique Agüera. Eventualmente se incorporarán personajes del sexenio como Darío Carmona, Humberto Aguilar Viveros y hasta Fernando Morales Martínez, por no sumar a Mario Marín junior. ¿Realmente la alcaldesa se cree el cuento de una senaduría? ¿La misma que le dieron a Moreno Valle cuando declinó por Marín en el 2004?

 

Como decíamos, no es que se dude de la palabra del delfín. Pero las lógicas de tales pactos son inviables en los hechos, y sobre todo en los proyectos que pretenda construir Zavala, así como los premios que debe a sus fieles.

 

Por tanto, resumiendo: las declinaciones de saldos, auténticas gangas, es porque el contenido de los pactos hasta ahora es puro salivazo. Sobretodo comparado con el presupuesto anual que el próximo gobierno ejercerá. Pero cada quien conduce sus negocios como mejor le parece.

 

*** Sobre la oposición irreductible de Ana Teresa. “Artur, muy buena columna. Sin duda la incorporación de Ana Tere parece que será desgastante para Rafa, al igual que la participación de Paredes.

 

“Con la primera -coincido- no habrá negociación, el objetivo es claro: descarrilar a Rafa. Con el segundo definitivamente la historia es diferente. Paredes tendrá que esperar a que Rafa, haya pasado la primera aduana para hacer pública su cercanía. Actualmente la organización lo ha prohibido y aun tienen el control de la candidatura.

 

En realidad los beneficios serán mayores que los daños colaterales, las fricciones de Ana Tere representaran espacios en los medios de comunicación, los cuales son mínimos y sin pizca de interés para el electorado.

 

“Al final el saldo de Ana Tere será favorable, la sra atenderá a sus convicciones: no se sumará y una vez que haya candidato, no lo respaldará, pero respetará. El hecho de tener a Ana Tere y a Luis en la contienda interna, es un privilegio que nos merecemos los panistas.

 

“Cansados de campañas estériles, es nuestro derecho empezar a disfrutar la contienda entre Moreno Valle y Javier Lopez. Un abrazo. Sergio Quiroz”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas