Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda

16/10/2009

2010: guerra de fuego cruzado


Nunca nos cansaremos de citar a Klausewtiz: la política es la guerra continuada por otros medios. Contra los análisis facilistas de las columnas locales que disparan elogios gratuitos, la realidad depara una guerra despiadada por la gubernatura en el 2010. La principal novedad, sea cual sea el candidato tricolor y muy especialmente si es Javier López Zavala, es la incorporación al cuadrilátero del gobierno federal que, como en el 2006, participará activamente con todos sus recursos para hacer ganar a los candidatos panistas. Las pistas de la beligerancia calderonista comienzan a surgir por todos lados, y los ataques abarcan tanto a la izquierda como al PRI. Más inquietante que la desaparición de Luz y Fuerza del Centro es la resolución de la Suprema Corte de Justicia para condenar al gobernador oaxaqueño Ulises Ruiz. A los tricolores les preocupa la declaración de intenciones más que el riesgo real. El juicio político nunca procederá pues la mayoría tricolor en el Congreso local y San Lázaro lo impedirá. Pero lo importante es que la destitución de Ruiz será el tema de campaña sobre la cual girará la alianza PAN-PRD para quitarle al tricolor la gubernatura.

 

El gobierno federal tiene dientes y capacidad de coerción, pero hasta ahora Calderón comienza descubrirlo con la desaparición de Luz y Fuerza. Y para ganar algunas de las 10 gubernaturas en juego el próximo año como plataforma de lanzamiento para que el PAN pueda retener la Presidencia, parece dispuesto a todo. El Estado, como ya lo dijo Paz, además de castigar puede ser un Ogro Filantrópico. Así lo demostró ayer Felipe Calderón con los barones de la CIRT al anunciar las primeras migraciones de frecuencia AM a FM en cuatro estados de la República – Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo- que, casualmente, no elegirán gobernador el próximo año. El mensaje implícito a los radiodifusores dóciles y a las cadenas nacionales cómodas es que, a cambio de su apoyo al gobierno federal y al PAN en los próximos tres años, tendrán las ansiadas “combos” que pelean desde hace una década a precios irrisorios. Además, por supuesto, del refrendo a las concesiones vencidas.

 

La decisión de golpear al Sindicato Mexicano de Electricistas parece insensata en la deliberación pública, pero tiene una lógica política más allá del razonamiento simplista de que tal organización era un bastión financiero de López Obrador. El autoritarismo de la decisión es un mensaje para otros sindicatos, especialmente los magisterial y petrolero, para que empiecen a definir sus lealtades políticas. Destruyendo LyFC Calderón se ganó nuevos enemigos, aunque también obtuvo respeto por la eficacia de la decisión, el activo más valioso que puede tener un político.

 

La estrategia de judicializar conflictos políticos le redituó al PAN en el 2006, y fue Mario Marín la primera diana. En ese año, además, la Suprema Corte de Justicia decidió investigar a los priístas Enrique Peña Nieto y Ulises Ruiz. Después de meses de tensión, negociaciones y concesiones mutuas, tanto el poblano como el mexiquense salvaron su cabeza. Pero en víspera de las próximas elecciones Calderón ya tiene un objetivo fijo: arrancarle al PRI la gubernatura de Oaxaca al costo de aliarse con el PRD. Y la Suprema Corte de Justicia ya les dio un discurso de campaña: el juicio político al mandatario oaxaqueño.

 

Puebla y Veracruz, junto con Oaxaca, son parte del botín jugoso del 2010. El presidente ve con apetito ambas entidades, pero resulta que los candidatos más posicionados de Acción Nacional comparten el padrinazgo de Elba Esther Gordillo y su poderoso sindicato magisterial. Pero La Maestra ya muestra sus dudas, pues de cara al futuro parece más apetitoso acercarse al PRI que mantener su alianza con el devaluado Felipe Calderón. El mensaje del SME también llegó a su buzón y en un momento oportuno: cualquier líder sindical, por poderoso y movilizador que sea, puede sufrir el mismo destino que Martín Esparza.

 

La elección local del 2010 será una guerra electoral como nunca se había visto en la entidad. Según la encuesta del CISO ningún priísta demuestra ser claramente mejor que Rafael Moreno Valle, y por supuesto, ya no hay en la recámara ningún Melquiades Morales u otro Mario Marín. Se acabó la especie de los candidatos que ganaban por 20 puntos. Ahora, en el mejor de los casos, Zavala tiene un empate técnico con el senador panista. Si las estructuras del gobierno federal y estatal chocan frontalmente, el resultado es de pronóstico reservado. Y ganará el mejor candidato. ¿Cuál de ellos es?

 

*** Una explicación contundente sobre los fraudes de Sitma, Invergroup y compañía. Guillermo Barba nos ofrece hoy en Inteligencia Financiera una de las mejores explicaciones que he leído sobre el cómo operan las defraudadores que hoy tiene en vilo a miles de poblanos. No se lo puede perder. Para abrir boca cito algunos párrafos.

 

“Al revisar casos similares en otras partes del mundo, se descubre que todas crean una ilusión porque, al principio, cumplen con el pago puntual y periódico de los "rendimientos" prometidos, generalmente mes con mes. Esto es indispensable para que la trampa funcione, así como que el "principal" se mantenga a plazo, sin salir del sistema. Se esfuerzan con todo para que así sea. Esto genera un ambiente de confianza y provoca de inmediato que otros caigan. Increíble, pero son los propios defraudados los que frecuentemente pasan la voz e involucran por recomendación, a más parientes y amigos. De lo que no se dan cuenta, es que sus supuestos intereses les son pagados con su propio dinero y con el que llega de nuevos clientes, algo también imprescindible para la continuidad del desfalco”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas