Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


19/01/2010


Slim se acerca a Puebla; cónclave priísta


Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo, después del anuncio de la fusión de América Móvil y Teléfonos de México, prepara un anuncio que cimbrará nuevamente el mercado para el día de hoy en el Instituto Carso de Salud. Los detalles de sus nuevos movimientos se han guardado celosamente, pero trascendió que se encuentran involucradas la Universidad de Harvard y el Masachussets Institut if Technology (MIT) y prestigiados investigadores. El movimiento alcanzará las ocho principales plazas comerciales del Grupo Carso al interior del país, y la ciudad de Puebla es una de ellas junto con Guadalajara, Sonora, Chihuahua, Guanajuato, Mérida. La importancia del anuncio es tal que por primera vez fueron invitados medios regionales de comunicación, y de cada plaza, el periódico más influyente. Para ese fin, CAMBIO fue el medio elegido en Puebla, y pasado el medio día estaremos en posibilidad de ofrecer el sorprendente anuncio del segundo hombre más rico del mundo. Algo tendrá que decir el dueño de 59 mil millones de pesos y del nuevo gigante de las telecomunicaciones en América.


**** Unidad con acuerdos a medias. Ayer, en punto de las siete de la tarde, Beatriz Paredes recibió al conclave priísta en sus oficinas del Comité Ejecutivo Nacional para conducir personalmente la negociación final que permita al PRI poblano consolidar una candidatura de unidad encarnada en Javier López Zavala. Alejandro Armenta Mier, la Delegada Paloma Guillén y los seis aspirantes a suceder a Mario Marín, junto a la tlaxcalteca, protagonizaron un agarrón que al momento de escribir esta columna llevaba ya dos horas. Comenzó en punto de las siete de la noche y terminó a las nueve. Algunos testigos relatan que al final del encuentro, los rostros del cónclave reflejaban tranquilidad.


De acuerdo  con las filtraciones típicas de un encuentro de tal naturaleza, la dirigente nacional empezó por reconocer que Puebla y Veracruz son las entidades con mayor complejidad electoral, y por ende no pueden darse el lujo de perder alguno de ellas. Precisamente Beatriz Paredes trajo a colación los sucesos de su estado, Tlaxcala, en el que el PRI lleva dos sexenios fuera del poder. “No cometamos los errores de mi entidad”, afirmó.


A continuación cedió el uso de la palabra a los aspirantes. De plano, Alberto Amador Leal y Jorge Estefan Chidiac se bajaron de la contienda y expresamente declinaron a favor de Javier López Zavala luego de reconocerlo como el puntero de las encuestas.  El delfín marinista, por obvias razones y para no alabarse en boca propia, únicamente habló de la unidad del PRI y la necesidad de reconocer el capital político de cada uno de ellos.  Víctor Hugo Islas, fiel a su naturaleza dual, se hizo el desentendido cuando todo mundo sabe que desde el principio del proceso de inclinó.


Pero lo interesante llegó cuando el micrófono alcanzó a Jesús Morales Flores y a Enrique Doger. Ambos se negaron a declinar y a reconocer a un puntero de la contienda, y manifestaron su deseo de seguir participando. El ex alcalde, sin embargo, reiteró ante la dirigente que permanecerá dentro del PRI y solicitó una audiencia privada que tentativamente se realizará en los últimos días de la semana.


Según las fuentes, no hubo un ofrecimiento directo por la alcaldía, aunque el tema sí se tocó. Los seis aspirantes y la dirigencia coincidieron en afirmar que el abanderado por la Angelópolis debe ser “complementario” al candidato a la gubernatura, lo que en los hechos descalifica a Mario Montero y abre la puerta al ex alcalde.


Para terminar la reunión, Paredes ofreció tiempo para seguir las negociaciones y por ende, autorizó el registro a cualquiera que lo desee, refiriéndose por su supuesto a Doger y Morales Flores, todo condicionado a la reunión privada que sostendrá.

 

Resumen: en el PRI hubo paz, y Mario Montero ya tiene un metro bajo tierra.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas