Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
[email protected]
[email protected]


19/04/2010


El horrendo perfil del elector poblano


Es una verdad absoluta que el mercado electoral está definido por el perfil de los votantes, al que buscan adaptarse los candidatos a través de su plataforma, marketing y batería de propuestas. ¿Cuál es el perfil de los electores poblanos al que buscan seducir Moreno Valle, Zavala, Montero y compañía? ¿En qué creen, cuáles son las instituciones que respetan, son prácticas de alguna religión de o creen en la superchería? Estas y algunas más son preguntas que busca responder las encuestas más reciente del Gabinete de Comunicación Estratégica, polémica por el hecho de reducir la ventaja zavalista a 9 puntos. Pero el sondeo de Berrueto y Liébano tiene algunos datos más que bien vale la pena comentar para vergüenza de los propios poblanos. ¿Por qué? Porque de acuerdo al axioma del primer párrafo, un electorado ignorante no puede esperar a tener candidatos y/o gobernantes inteligentes. Se trata de una modalidad superior al viejo adagio de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. Vendría a ser algo así los electores tienen los candidatos que se merecen. ¿Cómo somos los electores poblanos? El reflejo del espejo no gustará a nadie.

 

De acuerdo la encuesta del GCE, un 65 por ciento de los poblanos cree en los milagros. Ver para creer, pues apenas un 30 por ciento no cree en ellos. De igual forma, un 62 por ciento cree que existen espíritus y fuerzas capaces de hacer el mal, mientras un 33 no cree en ellos. En consonancia, un 64 por ciento de los poblanos cree que existen fuerzas y espíritus capaces de hacer bien. Y aquí viene un dato todavía más increíble derivado de la encuesta del GCE: 58 por ciento de los encuestados cree que encender una veladora ayuda a obtener un beneficio, mientras que 33 por ciento rechaza tan peregrina idea.

 

Resumiendo: dos de cada tres electores poblanos está abonado a la superchería y al espiritismo. Creyentes en fuerzas sobrenaturales y rayantes en la estupidez. Sean panistas o priístas, en la ignorancia se igualan. Por ejemplo, 69 por ciento de los que le van a Zavala creen en los milagros, y también 67 por ciento de los que le van a Moreno Valle. No hay distinción. Y de los que votarían por el panista, 65 por ciento cree que una veladora ayuda, al igual que 64 por ciento de los que votarían por el delfín marinista.

 

Algunos datos relevantes más. Un 39 por ciento de los poblanos declara que la política le interesa “poco”, y otro 30 que no le interesa “nada”. Nuevamente, dos de cada tres poblanos. Solamente un 6.1 por ciento declara estar “muy interesado” frente a un 23 por ciento al que la política le interesa “algo”. Un 41 por ciento de los encuestados está de acuerdo con la frase “la política no es para alguien como yo”, pero al mismo tiempo un elevadísimo 80 por ciento cree en la frase “la política sirve para los intereses de unos pocos. ¿Qué casualidad no? Mismo porcentaje para los que creen que “las leyes sirven para los intereses de unos pocos”.

 

Algo se ha avanzado en materia democrática: un tercio de los electores cree que su voto será muy importante para el proceso 2010 frente a otro tercio (34%) que cree que su voto no es especialmente importante. Un 47 por ciento de los poblanos cree que la gente común no puede influir en las decisiones de los políticos, es decir, se siente inútil e inerme.

 

Un dato grave: pese a que la presencia del narcotráfico no es evidente, un 32 por ciento cree que es un grupo que pesa en la decisiones del poder, seguido de los empresarios (29 por ciento), la Iglesia (15 por ciento) y los periódicos (12 por ciento). Y un 54 por ciento vota por el candidato, no por el partido.

 

Por último, las instituciones en quienes más confían los poblanos son la Iglesia (57 por ciento) y el Ejército (33 por ciento). Y de la que más desconfían son la Policía y el Gobierno Municipal (25 por ciento), seguidos de la policía estatal y federal.

 

Entonces, alguien piensa que los electores poblanos, creyentes en la superchería y el espiritismo, desinteresados en la política, rayantes en la ignorancia, ¿se merecen algo mejor que Moreno Valle o Zavala? ¿Será por ello que todas sus propuestas tienen poco de fondo, porque las dirigen a puros ignorantes?

 

*** Graves acusaciones contra Adolfo Karam. La madrugada del domingo, a las afueras del Clásico, el jovencito Omar Forcelledo Aguilera y sus amigos organizaron una golpiza brutal contra dos muchachos de nombres Jorge Cruz y Amin Salazar. Ambos se debaten entre la vida y la muerte en el Hospital Ángeles. Tras la escandalera y las ambulancias, la policía municipal de San Andrés detuvo a los agresores. Y aquí comienza lo bueno.

 

Hasta el lugar llegó el padre del golpeador Omar Forcelledo, quien amparándose en un parentesco con el subsecretario de Seguridad Pública, Adolfo Karam, logró la liberación del muchacho pese a la flagrancia. Incluso, afirman los testigos, comunicó vía nextel al subsecretario con el comandante que ordenó la liberación. Y es que, dicen, el muchachito es sobrino del poderoso subsecretario. Mañana, la investigación completa en CAMBIO.

 

Haga click aquí para ampliar la imagen Haga click aquí para ampliar la imagen

Click en las imágenes para agrandar

Haga click aquí para ampliar la imagen Haga click aquí para ampliar la imagen

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas