Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


Se enreda el caso del Ciberpederasta


Luis Ascensión Serna, director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia, le debe muchas explicaciones a la opinión pública sobre el cada vez más oscuro caso de José Luis Moreno García, defenestrado públicamente por el asesinato y violación de una menor de 14 años proveniente de Ecatepec, Estado de México, y cuyo caso conmocionó a los poblanos por tratarse de un abogado egresado de la Libre de Derecho y director jurídica de una empresa de inversiones. Y es que la detallada  investigación del reportero Edmundo Velázquez empieza a probar que la acusación contra aquel al que los medios despedazaron con el mote del “Ciberpederasta” en realidad está prendida con alfileres, ya que tan sólo un peritaje grafoscópico es la prueba fundamental que tiene la PGJ, mientras el retrato hablado del supuesto delincuente no coincide con los rasgos fisonómicos del ahora tristemente famoso Vanilla Ice, y los señalamientos de las dependientas donde ocurrió el homicidio tampoco es concluyente.

 

Pero el colmo de la actuación de Ascensión Serna el lunes de la semana pasada, cuando presentó la detención a los medios, fue afirmar que el abogado Moreno García había sido consignado por violación y homicidio, cuando la juez quinto de lo penal, Rosa Elba Zárate, negó la consignación por el primer delito, ya que las pruebas concluyen que la relación sexual se realizó con el consentimiento de la jovencita. Y aunque después se procedió a la estrangulación, los peritajes indican que ninguna huella dactilar de Moreno García se encontró el cuello de la desgraciada muchacha.

 

La consignación del Vanilla Ice únicamente se fundamente en un prueba grafoscópica. De acuerdo con ella, coinciden los rasgos tipográficos de Moreno García con la anotación del hotel donde murió la jovencita. Pero ya se sabe en el mundo jurídico que si hay algo endeble, es una prueba grafoscópica, fácilmente combatible en cualquier tribunal.

 

Sólo la juez quinto de lo penal, Rosa Elba Zárate, podrá determinar el futuro de José Luis Moreno García. Pero gracias a la irresponsable y negligente actitud de Luis Ascensión Serna, el joven abogado ha sido crucificado ante la opinión pública como violador, asesino y pederasta.

 

¿Y si al final es inocente? ¿Le darán el clásico usted disculpe? ¿Cuál es la responsabilidad de la PGJ por manchar el nombre y la carrera de un inocente?

 

*** El reconocimiento a un poblano brillante. Tony Gali Fayad, desde ayer, es el nuevo director regional del Servicio de Administración Tributaria (SAT), dolor de cabeza encargado de los impuestos. Como se recordará, Gali fue ampliamente criticado en los círculos priístas por apoyar la campaña de Felipe Calderón, al que incluso le organizó una comida en su casa.

 

Gali anteriormente había sido encargado a nivel estatal, pero ahora será responsable de los estados de Morelos, Puebla, Tlaxcala y Guerrero, con lo que consolida una gran carrera como funcionario público. Además, el puesto no se lo debe a su concuño, Jorge Estefan Chidiac, quien nunca pudo conseguirle una posición de nivel.

 

Se trata, entonces, del reconocimiento a un gran poblano conocido por su calidad humana. ¿Qué harán ahora todos los priístas que despotricaron en su contra? ¿Ir a pedirle una extensión en el pago de impuestos?

 

*** El caos administrativo en el Orfise.  “Deseo expresar el daño que se hace a una institución el poner al mando del ORFIS personas como el flamante Auditor General C.P.C. Víctor Manuel Hernández Quintana, quien tiene al organismo sumido en un atraso total, nada más hay que ver que no ha cumplido a la fecha con los tiempos que marca los programas de auditoría.

 

“Cuando era auditor externo sus informes presentados a este ORFIS dejaban mucho que desear, qué podemos esperar de su desempeño; sólo por mencionar un dato a la fecha las cuentas públicas de 2007 y 2008 están entrampadas, los procedimiento de inicio de responsabilidades bien gracias, los pliegos sin notificar, la revisión  a los Ayuntamientos no se les ha realizado auditoria en todo lo que lleva del año y lo más interesante como un dato es que ahora los que van hacer la auditoria de visita a los ayuntamientos son gente de fuera y del servicio social y no los responsables de llevar a cabo estos procedimientos, ya que cuentan con toda la experiencia y los criterios para realizarla.

 

“Pero no es de extrañarnos estas viejas costumbres para que no se den cuenta los auditores de los tratos que están haciendo con los ayuntamientos y  que atrás de todo esto obviamente ¿Quién creen? Armando Garcés y compañía y así de bien van a salir estas auditorías y para que los diputados encargados de entregar buenas cuentas a la ciudadanía puedan decir con la frente en alto que en el ORFIS se están haciendo las cosas bien.

 

“Y nos preguntamos entonces qué está haciendo el flamante auditor, porque en su trabajo nunca está, ya que para que sus directores o subdirectores o cualquier auditor  si desea hablar con el C.P.C. Víctor Manuel Hernández Quintana no lo encontrará nunca y es en serio necesitas hacer cita para que cuando llegue lo tengan anotado y lo pueda atender, un total desastre en esta institución, se están pasando por el arco del triunfo todo, a pero lo mejor es que sus secretarias hasta acompañadas de un guarro andan dentro de las oficinas para que no les pase nada. Los únicos cambios que ha hecho es quitar a gente pero en serio la que le estorba y  gente de quien cree. Adivinen un personaje que fue su secretario técnico de C.P. Armando Garcés en la extinta Contaduría Mayor de Hacienda  y me refiero al C.P. Juan Bonilla no tiene la mínima experiencia de lo que está haciendo pero eso si un excelente y leal operador de la vieja escuela  Popocatepetl, ya todos lo veíamos llegar era cuestión de tiempo y está pasando lo inevitable regresar a las viejas costumbres que tanto daño le hizo a esta institución y a su gente.

 

“Esperamos que los diputados por la responsabilidad que tienen con la ciudadanía, tomen cartas en este asunto y pidan cuentas y que además realicen las investigaciones necesarias para que se den cuenta de lo que está pasando. Gracias…”

 

*** Un rabo verde en Seguridad Pública. “Señor Rueda, le escribo porque estamos hartas de los malos abusos que tenemos de nuestras autoridades, especialmente de quienes nos tienen que defender, pues quienes deberían de defendernos y "cuidarnos" sólo hacen que las cosas sean cada vez mas difíciles, pues he sido víctima de un constante abuso por parte del delegado de la Sedecap en la Secretaría de Seguridad Pública Flavio Rodríguez, quien jura que está muy bien colocado y que nadie le puede hacer nada, que además va a ser el nuevo Contralor estatal en la próxima administración sea quien sea, y que hasta con Moreno Ovalle ya lo tiene apalabrado por si acaso.

 

“Este señor solo hace más que andar acosándonos a las compañeras de las oficinas donde trabajamos estamos hartas de él, y cuando quisimos poner nuestra queja nos dijeron que la iban a turnar a su delegación. "Qué conveniente", juez y parte, quizá por eso la Secretaría está como está por que quien debería poner orden sólo se la pasa violando la propia ley, no soy la única que ha sido insinuada de esta forma, ya somos varias, y uno no puede alzar la voz porque las represalias son fuertes, este señor es muy prepotente, por eso es que me atrevo a denunciarlo.

 

“Nos ha propuesto que si queremos un mejor puesto pues que usted sabe nos pongamos a mano hay quienes lo han aceptado ¿Quién? otro día se lo cuento, mientras dejo mi queja, gracias por su espacio que siempre ha sido una válvula de escape para todos aquellos que laboramos en el gobierno y no estamos de acuerdo que personas como él sigan aquí”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas