Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda
[email protected]
[email protected]


26/04/2010


Moreno Valle no trae guardaespaldas


Jorge la ametralladora Estefan ganó de calle el round a Rafael Moreno Valle. Al candidato de la Alianza Opositora se le hizo fácil atraer al ring al ex diputado federal, pero salió trasquilado porque era un debate destinado a perder. ¿Por qué? Porque mantener el pulso era rebajarse de nivel, puesto que Estefan es un simple asesor de la campaña en materia económica y no candidato a la gubernatura. Desde el cuartel opositor se decidió lanzar a Juan Carlos Mondragón a responder, pero también perdió de calle, puesto que se trata de un joven con futuro que todavía no puede hacerle frente a un peso pesado que ha sido dos veces diputado federal, dos veces secretario estatal y una vez subsecretario federal. Y entonces Moreno Valle descubrió su soledad: a su alrededor no hay pesos pesados dispuestos a jugarse el pellejo en el debate mediático, mientras Zavala tiene a su alrededor por los menos a tres o cuatro guardias pretorianos que esperan su momento para alzar los puños en defensa de su candidato. ¿Quién protege a Moreno Valle para hacerle frente a los pretorianos zavalistas y evitar el desgaste del general? No se les ve en el horizonte.

 

Los pesos pesados panistas brillan por su ausencia en la campaña de la Alianza Opositora; no hay nadie dispuesto a atravesarse en la balacera para proteger el cuerpo del general. Humberto Aguilar Coronado regresó a la holganza del Senado luego de perder la interna por la alcaldía. Ángel Alonso Díaz Caneja ya declaró que ni loco se meterá a la campaña porque tiene mucho trabajo en el Palacio de Xicoténcatl. Ana Teresa Aranda fue un ariete financiado por el gobierno marinista en la interna panista, y su odio con Moreno Valle ya es personal. El otro gran peso pesado del panismo, Francisco Fraile, está alejado de la campaña por decisión personal y porque además es funcionario público de la federación.

 

¿Qué otros pesos pesados acompañan a Moreno Valle y podrían dar la batalla mediática? Aparecen otros dos en lista. Antonio Gali Fayad, experto en economía y con amplia experiencia en el servicio público. Y por preparación y talento, Jorge Aguilar Chedraui. Pero ambos están impedidos por ser funcionarios públicos, uno delegado regional del SAT y el otro del ISSTE.

 

Buscando en los liderazgos de la Alianza Opositora quedan puros pesos ligeros: Miguel Ángel de la Rosa, José Juan Espinoza y Cabalán Maccari no tienen espolones para gallos todavía. Los dirigentes de las secciones 23 y 51, pese al apoyo abierto que ya dan a la campaña morevallista con su presencia, recursos y movilización, tampoco pueden acudir al debate pues deben mantener un mínimo de cordura para no arrastrar las relaciones laborales del gremio con el gobierno marinista.

 

La lista de refuerzos prácticamente se agotó, a excepción de Fernando Manzanilla Prieto, de quien nadie duda de su talento extraordinario y gran preparación académica. Pero que Manzanilla, de por sí con perfil mediático bajo, saliera a enfrentar a los golpeadores del tricolor lo haría desconcentrarse de su función de coordinador general de campaña, trabajo que hasta hoy desempeña de forma excelente.

 

Conclusión: en la Alianza Opositora hay un solo peso pesado que es Moreno Valle y a quien se dirigirán todas las balas sin que nadie pueda ponerse en medio. Rodeado de enanos mediáticos, los únicos que podrían reforzarle no pueden o no quieren. Caso contrario al de Javier López Zavala, rodeado de golpeadores y guardaespaldas de peso pesado dispuestos a ofrendar su camisa con tal de que ninguna bala penetre al candidato a la gubernatura.

 

Jorge Estefan Chidiac fue el primer en lanzarse al ruedo. Nadie puede negar su talento y experiencia. Sus dardos fueron certeros y todavía falta que dé más datos del paso de Moreno Valle por Finanzas, incluidas nuevas revelaciones sobre el hoyo financiero. Y supongamos que la Alianza Opositora encuentra un antídoto contra Estefan y lo eliminan del panorama mediático. En la lista de espera queda Alejandro Armenta, Chucho Morales, Víctor Hugo Islas y el golpeador estrella reservado para los momentos estelares de la batalla, Enrique Doger, experto fajador.

 

Uno a uno de los guardaespaldas zavalistas irán cayendo hasta que —como bien lo afirmó Chucho Ramos— el candidato a la gubernatura libere al Kraken Doger Guerrero para lanzarse en contra de la Alianza Opositora. ¿Cómo combatirán al ex alcalde si incluso pensaron hacerlo su aliado? ¿Quién es el fajador que rivalizará en ironías y golpes bajos? Previendo ese escenario, Moreno Valle designó a Pablo Rodríguez como su vocero y hoy se hará oficial el nombramiento. Pero Doger ya madreó muchas veces a Pablito. ¿De veras alguien cree que pueda hacerle frente a los pesos pesados del tricolor?

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas