Gerardo Pérez Salazar, nos cuentan algunos amigos que trabajan en consultorías de opinión pública en México, ha contratado a algunas de las principales casas encuestadoras a nivel nacional y local

 

Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


Que amarre a sus perros


Tiempos difíciles para el gobernador poblano. Fracasó su estrategia de ejecutar los relevos gubernamentales en la clandestinidad de la Semana Santa para difuminar las reacciones políticas al entronamiento oficial de Javier López Zavala como el delfín de la sucesión. Las presiones llegaron de todos modos, a tal grado que el mismo Mario Marín, en una comida con los veintiséis diputados locales del tricolor, dio el manotazo sobre la mesa para afirmar que no existe ningún favorito. Una aclaración tardía cuando el delfinazgo ya ha tomado carta de naturalidad entre clase política tricolor. Y para lo que era un secreto a voces, comentario y análisis de café, Carlos Meza Viveros le pone nombre y apellido: el delfín no es otro que el secretario de Desarrollo Social.

 

La designación oficial de un favorito del monarca provocó que la sucesión se le saliera de control a Mario Marín. Y aunque por todos lados tratan de mandar mensajes de que la prioridad son los dos años restantes del gobierno y las elecciones federales del 2009, la verdad es que marinistas y antimarinistas ya sólo tiene una cosa en la cabeza: quién despachará en Casa Puebla a partir del 2011. De los segundos se entiende por ser una corriente natural del priísmo. Pero el gobernador, para recuperar el control de la sucesión, tendría que amarrar primero a sus aliados, quienes corren igual o más de desbocados que Enrique Doger y Chucho Morales.

 

Gerardo Pérez Salazar, el secretario de Finanzas, es un ejemplo perfecto del enloquecimiento que provoca la sucesión entre los marinistas. No para frenar a los rivales del grupo, sino en su estrategia para desplazar a su jefe en dos años. Y es que aunque nadie lo crea, el secretario Vector en verdad cree que puede el sucesor de Mario Marín. Y ya trabaja para ello y dispone de los fondos públicos.

 

Su objetivo primario es alcanzar una diputación federal –tal como lo relató ayer Ricardo Morales en su columna- para romper los candados estatutarios del tricolor. Después, con el apoyo de los empresarios que ha pastoreado a lo largo del sexenio, presentarse como una opción intermedia entre Javier López Zavala y Mario Montero. Algo así –en palabras suyas- como una especie de José Othón Bailleres, quien no estaba considerado originalmente para ocupar la presidencia de la Gran Comisión del Congreso, pero ante el encontronazo de los dos alfiles del marinismo resultó una opción de consenso.

 

Gerardo Pérez Salazar, nos cuentan algunos amigos que trabajan en consultorías de opinión pública en México, ha contratado a algunas de las principales casas encuestadoras. Consulta Mitofsky, Parametría y De la Riva son algunas de ellas, al igual que algunas empresas poblanas. ¿Y el secretario de Finanzas para qué diablos anda contratando encuestas? Pues para averiguar su posicionamiento ante la ciudadanía. En otras palabras: quiere saber que tan buena imagen tiene ante los poblanos y partir de ahí a construir sus castillos en el aire.

 

Los resultados, sin embargo, le han caído mal a Pérez Salazar. Nada más no le convencen. Y es que según algunos de esos estudios –que muy pronto se harán públicos- el secretario Vector es un auténtico cero a la izquierda. O peor: junto con Javier García Ramírez, es calificado como uno de los peores secretarios del gobierno estatal. Y por supuesto, el Memín Pingüin –alias Adolfo Acevedo- le ha pedido a los encuestadores darle una maquilladita a los números para que su jefe no se encabrite.

 

Al final Pérez Salazar ha terminado por enemistarse con los encuestadores. Como los números no le cuadran, pues decidió no pagar los estudios que mandó a hacer en su enloquecimiento por la gubernatura. Así se la gastan los marinistas leales. La verdad es que todos piensan en lo mismo: no ven la hora en que el sexenio se acabe para hacerse ellos de poder.

 

Para retomar el control de su sucesión, Mario Marín primero tendría que poner en orden su casa. No vaya a ser que los loquitos como Pérez Salazar al final terminen jugándole las contras al delfín de Casa Puebla. Que amarre a su perros.

 

*** Sobre el caso de la extraña desaparición de Rubén Gil. “Estimado señor Rueda, le informamos que la desaparición del alcalde de Izúcar de Matamoros, así como la versión que se ha dado y enviado a los diferentes medios de comunicación (con sus respectivo chayo claro esta) de que su estancia en los Estados Unidos se debe a un problema de salud, obedece nada más y nada menos que a una simple cortina de humo, pues aquí en Izúcar los matamorenses ya no nos chupamos el dedo, pues con esto se confirma todo lo que se venía diciendo de este nefasto personaje en tiempos de campaña.

 

“Comprendemos que en esos tiempos se dicen muchas cosas de los candidatos pues es parte de un proceso electoral, pero hoy a unos cuantos meses de haber llegado al poder, existen varias vertientes que dejan en entredicho la ya desgastada y malísima reputación de este señor: qué hay de su detención con armas de fuego en el DF en el 2006 y credenciales falsas del gobierno del estado de puebla, el asesinato de su señor padre, la supuesta riqueza inexplicable con la que cuenta este señor, el intento de asesinato de ex alcalde de este municipio Filiberto Guevara, la represalias y amenazas de muerte que han sufridos sus opositores incluso militantes del Revolucionario Institucional y por si fuera poco es detenido en los Ángeles California en los Estados Unidos  por evasión fiscal. ¿Hasta dónde llega la impunidad del marinismo y sus compinches, que ha transcendido fronteras como lo es el caso de este señor?

 

“Sabemos que al gober no le conviene en estos momentos un escándalo de los que esté acostumbrado a involucrarse, nada más eso nos faltaba “presidentes municipales delincuentes”, digo involucrarse porque él y nadie más nos puso a este señor como presidente municipal, con el apoyo de vecinos de comunidades y juntas auxiliares que votan con la barriga llena de lombrices y un bulto de cemento y varilla para ellos representa el progreso y por su culpa algunos matamorenses estamos bajo el mandato del llamado “gobierno de nueva generación”¿qué es lo que sigue o que nos espera? cuando en menos de dos meses, el actual ayuntamiento ha sido comparsa de este tipo de delincuentes.

 

“Y no es de sorprenderse, pues su equipo de regidores esta integrado por gente de la peor calaña como lo es el señor Ignacio Pliego mejor conocido como “nacho” Espinosa, el seudo licenciado “Rubero” que se ha enriquecido a costa de numerosos fraudes, el cuñado del presidente Arturo Herrera que ni en su casa lo quieren, “Pancho López” mejor conocido como el “vende plazas” y así podríamos seguir enumerando un sinfín de personajes, que la verdad y con todo el respeto YA ESTAMOS HASTA LA MADRE DE ESTAS CHINGADERAS, los matamorenses exigimos respeto y si este señor esta enfermo, o tiene asuntos más importantes que tratar que se regrese aquí no lo queremos.

 

“Es más con el gobierno de Filiberto Guevara ya nos acostumbramos a no tener un presidente, si no a una bolas de ignorantes y de buscachambas en la presidencia municipal. Por ejemplo el ex candidato del Nueva Alianza a quien le dieron un hueso en servicios públicos y obtuvo 300 votos contra 10000 de Rubén Gil, el PAN operó a favor del PRI con el ex diputado Miguel Cázares y de los perredistas poco se puede esperar pues como decimos aquí, le tienen cus cus al tal Rubén Gil. ¡¡¡ya estamos hasta la madre!!! Muchas gracias. UN SALUDO DESDE LA MIXTECA POBLANA EN DONDE LOS PERROS CALLEJEROS ABREN LOS OJOS ANTES QUE LOS CIUDADANOS”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas