Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda

31/08/2009

Rehén del Ogro Filantrópico


La nación sufre un golpe de Estado y es la hora en que nadie lo ha descubierto. La noche del 5 de julio el PRI depuso de la presidencia a Felipe Calderón. Después de tomarlo prisionero, el grupo de golpistas encabezados por Carlos Salinas, Enrique Peña Nieto. Manlio Fabio Beltrones y Beatriz Paredes, en torno al fuego producido por los maderos del sillón presidencial, decidieron la suerte del ya ex mandatario. Matarlo al estilo de Salvador Allende en Chile o exiliarlo era poco castigo, así que la cúpula tricolor se decidió por el peor correctivo que cruzó su cabeza: dejar en el cargo a Calderón pero despojarlo de todo poder. Sus exequias así durarían tres años y el tormento sería narrado por los medios de comunicación cada veinticuatro horas. Los emisarios del pasado habían triunfado a costa de demoler el poder presidencial que ellos mismos edificaron.

 

No se trata de una novela de horror. Tampoco un episodio más de política ficción. En vísperas del informe presidencial, los priístas le mostraron al país que Felipe Calderón es rehén de un pasado que busca encaramarse al futuro. En los próximos tres años, poco más de mil días por venir, a Calderón le espera un suplicio semejante al de Prometeo: sus entrañas serán devoradas por un monstruo. El monstruo de los tricolores: un ogro filantrópico, según la expresión de Paz. En el caso de Prometeo, sin embargo, fue un castigo de los dioses por hacerle un bien a la humanidad. En el caso de Calderón, un castigo por empecinarse en tomar la Presidencia alentando la guerra política y la polarización.

 

La reforma constitucional que acabó con el Día del Presidente dio paso a un seudo Día del Presidente. Con la venia de los poderes fácticos, Calderón se dio vuelo citando a sus invitados especiales a Palacio Nacional a escuchar un discurso complaciente que no recibe ningún tipo de réplica constitucional. Los legisladores abdicaron la rendición de cuentas: desde hace dos años, el Ejecutivo sólo envía a Legislativo un Libro Blanco que contiene el estado de la administración pública. Pero no hay ningún tipo de crítica. Ni siquiera el oprobio de soportar a los legisladores de oposición gritando improperios.

 

Como ocurrió desde hace dos años, el Presidente planeaba autofestejarse nuevamente en Palacio Nacional citando a la plutocracia empresarial y la elite política en punto de las nueve de la mañana para pronunciar un discurso réplica de sus spots: todo va bien y todo va a ir mejor. Los encargados del protocolo presidencial, sin embargo, cometieron un error gravísimo digno de Sopa de Pato, la mejor película de los hermanos Marx: el convite presidencial violaba la Constitución por un error de horario. De acuerdo con la Carta Magna, el inicio del periodo de sesiones se da con la entrega del informe presidencial. Y la usanza legal es la Legislatura se integra a las 17 horas. Una pequeña diferencia horaria que los priístas utilizaron para demostrar a todo el país que Calderón es un rehén sentado en la silla presidencial sin el menor poder.

 

Tan pronto circularon las invitaciones a Palacio Nacional, los priístas encabezados por el salinista Francisco Rojas se prepararon para el boicot: el autofestejo presidencial violaba la Constitución y por ese simple hecho no asistirían. En Los Pinos todos temblaron: el peor de los presagios para una legislatura en la que no tiene mayoría es que la mayoría de los tricolores se ausentara del seudo informe en Palacio Nacional. Y entonces, todo el carísimo staff que opera para Felipe Calderón tuvo que recular para posponer en fecha indefinida el mensaje presidencial. Todo un ridículo en horario estelar.

 

Decía el viejo sabio de Jesús Reyes Heroles que la forma es fondo. Calderón quiso adelantarse al Legislativo, pero la nueva mayoría en San Lázaro terminó por imponerse dejando en ridículo al protocolo presidencial. El presidente ya quedó exhibido: su poder es tal que ni siquiera puede fijar la fecha de su informe en Palacio Nacional. Es decir, ya no manda ni en su casa.

 

El primero de septiembre nos muestra cuánto ha cambiado México en tan sólo unos años: del faraonazgo que gozaban los mandatarios tricolores hasta Miguel de la Madrid, vivimos ahora el ninguneo del Poder Legislativo al Ejecutivo. Y sin embargo, eso no significa que el país esté mejor de lo que estaba hace 20 años. Más bien, que en aras de desmontar el presidencialismo que nos ahogaba pasamos a anarquía institucional que también nos ahoga.

 

*** Contra la mega obra de Blanca Alcalá. “Veo el anuncio de una megaobra sobre el Blvd. Atlixco por parte de la Lic. Blanca Alcalá, Presidenta Municipal. ¿No sería bueno que voltearan hacia los caos viales que provocan los pésimos cruceros del Blvd. 5 de Mayo desde el centro hasta el Blvd. Valsequillo? En especial, en el cruce con la 31 Pte.-Ote., que se vuelve caótico en las horas pico...

 

“Se agilizaría la circulación de una parte importante de nuestra querida ciudad. ¿No serían más útiles unos cinco pasos a desnivel que un Viaducto Elevado? Estoy a tus órdenes y nuevamente una felicitación. Atentamente: Lic. Miguel López Artasánchez.”.

 

*** Nos llueve sobre mojado. “Leí tu columna !Qué siga, qué siga! pienso que es publicidad gratuita pero solo de algunos lectores, o lectores que no analizan tus columnas.

 

“Como fiel seguidor de la política en Puebla, noto al leer tus columnas que has cambiado el discurso y que estás ya a favor de Marín y sus secuaces, esto incluye al "delfin"  Zavala. Pienso que eres igual parte de la estrategia del aparato mediático para apoyar la candidatura.

 

“Cuando escribiste que fueron a una comida convocada por Zavala, eso muestra que ya están vendidos, no muestra congruencia. Tus columnas últimamente se refieren casi siempre a ZAVALA, que el delfín, que no hay competencia, etc, no se no las conté pero habría que ver cuántas columnas le has dedicado a ZAVALA, mostrándolo como el invencible, el ungido, etc, se me hace muy extraño, pensé que eras diferente, pero noto que eres parte de la campaña.

 

“Con sus columnas a favor del delfín, solo muestran y crean opinión que no hay otra opción y que Zavala es el único posible candidato.  Crean la sensación que ya está todo hecho.


Espero equivocarme y pensar que aun existe periodismo independiente en Puebla, ya veremos que muestran tus próximas columnas”.

 

***Una aclaración desde el magisterio. “Con respecto a la nota de su diario publicada en La Provincia. "Muere en accidente líder magisterial disidente", aclaro: el Profesor Alfredo Azcona Pérez no es disidente magisterial, al contrario, él estaba totalmente en contra del movimiento beligerante, trabajaba en la SECCION 23 luego entonces para alguien de mediano entendimiento debería saberlo y si no pues creo que la labor de un periodista es la de investigar a fondo antes de publicar y no solo remitirse a internet y de la comodidad de un sillón "hacer que trabaja", 

 

No tenía 45 años; su hijo no viajaba con él en ese día; no era originario de Xicotepec era avecindado; su esposa no trabaja en el Centro Escolar mencionado, aunque trabajó antes ahí. Soy un asiduo lector de este diario porque creo que es serio y objetivo. Por la atención que se le dé a la presente les anticipo las gracias.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas