Los Conjurados


Erika Rivero Almazán

 

Meneses se va del PRI, llega Zavala. Sandra Montalvo al Dif


Fue este lunes en la sala de Gobernadores del Comité Directivo Estatal del PRI cuando Valentín Meneses reunió a todo su equipo.


No se trataba de la tradicional junta por la mañana de cada inicio de semana: ése día comunicó de manera oficial a sus allegados los movimientos que el partido llevaría a cabo después del informe del gobernador.


—Hay que ir ordenando toda la información porque desde la próxima semana el licenciado Zavala enviará a su avanzada para ponerse al tanto de todos los asuntos del PRI.


No hubo sorpresas, sólo la confirmación de las versiones periodísticas que manejaban la posibilidad de que el excoordinador de la campaña electoral arribara al PRI o a la Secretaría de Desarrollo Social.


Algunos de sus colaboradores hizo la pregunta que todos tenían en la garganta pero que nadie se atrevía a externar:


—¿A dónde nos iremos, Vale?.


Meneses respondió con una amplia y misteriosa sonrisa:


—A la administración pública, por supuesto, ¿a dónde más?, no se preocupen, estaremos mucho mejor de lo que estamos ahora.


Pero no quiso decir más.


Y nadie se envalentó para hacer una indagación mayor.


Todo parece suponer que, ante la soltura y satisfacción que presume el presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, por fin se cumplirá su más caro anhelo: llegar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en sustitución de Rómulo Arredondo.


Lo anterior confirma la versión publica por el periodista Rodolfo Ruiz, en su columna La Corte de los Milagros el pasado 27 de noviembre:


“ Si Javier López Zavala es, como ya se vio, el delfín del gobernador Mario Marín Torres para sucederlo en el cargo, no son muchas las posiciones donde puede ser reacomodado el ex secretario de Gobernación, ahora que de voz autorizada se sabe que no llegará al Congreso del estado.


“La lista de posibles cargos parece reducirse a dos: la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (SDS), dependencia que tendrá un sensible incremento en su presupuesto durante el 2008, y la presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI, que en enero dejará vacante Valentín Meneses Rojas”.


Tal acción, si es que se ve cristalizada después del informe del gobernador, a finales de enero del próximo año, significa una sola cosa: que Zavala siempre fue el preferido de Mario Marín, y que ahora, con el control total del PRI, el exsecretario de Gobernación tendrá todo el tiempo, los recursos y la infraestructura del aparato desde donde podrá hacer despegar su proyecto individual: el famoso Proyecto Z.


Es decir, en la historia de la Burbuja marinista ya no quedarían hilos sueltos: guste o nó, Zavala es el alfil de Marín para sucederlo en Casa Puebla.


Siguiendo la ruta de los enroques en el gabinete estatal, Alejandro Armenta no se movería de la Sedesol, mientras que Valentín Meneses llegaría a la SCT y dejaría sin chamba a Rómulo Arredondo.


Ojo: en este acción no hay agresión, sobre todo si tomamos en cuenta las reglas no escritas entre los priístas: los acuerdos con los grupos internos del partido se cumplen en los primeros tres años, después de esta fecha, los cargos son ocupados en su totalidad por el grupo en el poder, o sea, en esta ocasión, los marinistas.


Recordemos que son 4 las posiciones que negoció Melquíades Morales con Mario Marín: Pedro Ángel Paolu en la secretaría de Cultura (antes de acabar el año se fue para convertirse en el rector de la UDLA), Rómulo Arredondo en la SCT, Roberto Morales Flores en la secretaría de Salud y Alberto Jiménez Merino en la secretaría de Agricultura.


Es posible que el único que se vaya sea Jiménez Merino.


Otro dato importante es que la semana pasada, Valentín Meneses habló con Humberto Vázquez Arroyo para pedirle nuevamente que deje vacante la presidencia del Comité Municipal.


Vázquez Arroyo siempre ha tenido una respuesta para esa solicitud desde antes de la campaña electoral: no, no y no. El motivo es que, según él, no le cumplieron lo acordado para integrarlo en los 5 primeros lugares en la lista de regidores (y terminó ocupando el penúltimo sitio)


Sin embargo, esta vez Meneses fue explícito: es una ‘solicitud’ del gobernador.


Al parecer, Humberto Vázquez se quedará con las ganas de ser regidor del ayuntamiento de Puebla al mismo tiempo que el líder municipal del PRI.


La pregunta es ¿quién relevará a Humberto?


Zavala ya alzó la mano.


Su justificación es que, como nuevo presidente del PRI, requerirá de una persona de su total confianza para poder coordinar los trabajos entre estado y municipio.


La noticia no le gustará nada a Enrique Doger, quien siempre había pedido esa posición.


Por otra parte, trascendió que la presidenta municipal electa, Blanca Alcalá pidió a la actual secretaria general del PRI Municipal, Sandra Montalvo, para que se convierta en la próxima presidenta del DIF Municipal.




 
 

 

 
Todos los Columnistas