Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


El problema es la economía.....

Todos los problemas que confronta nuestro país tienen un origen común: la economía.


Esta temporada navideña hace más evidente la escasez de dinero que cada día se hace más aguda. Las familias no tienen para gastar como antes y se concretan a celebrar las fiestas decembrinas en forma modesta, como debería ser, pero no por gusto, sino porque no les queda de otra.


Desde que los tecnócratas llegaron al poder y cambiaron la política económica del gobierno, los problemas del país han crecido en forma desorbitada: hay mayor pobreza, más desempleo, más delincuencia, más emigración hacia los Estados Unidos, menos educación, menos salud, más desnutrición.


Como dijo Manuel Bartlett durante su reciente visita a Puebla: somos un país que va para atrás.


En las condiciones actuales y dado que ni los jóvenes con estudios universitarios encuentran un trabajo digno, podemos caer, como pueblo, en la desesperanza. Y eso sería lo peor que nos pudiera pasar.


La dramática situación económica y el deterioro social que sufre México, no podrán solucionarse si continuamos por el camino neoliberal cuyo fracaso es evidente, nos dice un economista amigo nuestro.


Es más, sugiere que Andrés Manuel López Obrador, en vez de andar recorriendo pueblos solo para denunciar un fraude que ya a pocos interesa, debería andar moviendo a la gente para oponerse a que se continúe por el camino del capitalismo salvaje en el que nos metieron los tecnócratas priístas y nos mantienen los inexpertos panistas.


TODO EN ESTE PAIS SE DETERIORA


Si usted se pone un poquito observador de la realidad nacional y es persona más o menos informada, se dará cuenta de que nuestro país se está deteriorando en todos los órdenes, cada día más.


Los campesinos se quejan de que van a entrar, por el Tratado de Libre Comercio, a una competencia con los agricultores y ganaderos de los Estados Unidos, para la que no están preparados.


El gobierno no se preocupó de dotarlos de los elementos necesarios para que pudieran hacer frente a una competencia desleal, pues tendrán que competir con agricultores altamente tecnificados que producen hasta once toneladas de maíz por hectárea y reciben fuertes subsidios de su gobierno, cuando ellos apenas trabajan con yunta y arados metálicos o de palo produciendo de 250 kilos a 4 toneladas de maíz por hectárea y no reciben subsidios.


Por eso la emigración hacia los Estados Unidos ha crecido tanto, por eso el campo mexicano está abandonado, por eso se ha desplomado la producción de leche y huevo, ahora acaparada por grandes agroempresarios.


El profesor Mario Vélez Merino, de la Campesina Democrática, acaba de realizar con varios miembros de su agrupación una visita a Calpulalpan de Méndez, Oaxaca, para cersiorarse del éxito de un desarrollo rural sustentable, que ha permitido cambiar radicalmente la vida de los campesinos indígenas que habitan este municipio de la sierra oaxaqueña.


Ahí los habitantes producen no solo alimentos que empacan y venden en importantes comercios, sino hasta gravilla para construcción de caminos, habiendo desarrollado a su pueblo con buenos centros educativos, un buen centro de salud, agua potable, drenaje y alcantarillado, etc.


La agricultura por invernadero es lo que ya está prevaleciendo con magníficos resultados. Nos dice el maestro Vélez Merino, que el desarrollo sustentable de Calpulalpan de Méndez, es una muestra palpable de que sí se puede desarrollar al campo si hay voluntad política para hacerlo.


LAS NUEVAS AUTORIDADES MUNICIPALES


El hecho de que el gobierno del Estado haya entrado en contacto directo con los presidentes municipales de todo el estado, para informarles de los programas y proyectos de los que pueden echar mano para impulsar el desarrollo de sus pueblos, indica que hay la intención de trabajar coordinadamente, gobierno estatal y gobiernos municipales, para mejorar la vida de la gente.


Esa temprana relación entre presidentes municipales y funcionarios estatales, podría aprovecharse para impulsar proyectos productivos, programas de desarrollo integral que serían de gran beneficio para todos.


En la reunión de trabajo que durante dos días tuvieron los alcaldes con los altos funcionarios estatales en esta capital la semana pasada, el secretario de Finanzas, Gerardo Pérez Salazar, expuso con toda claridad a los munícipes lo que la importante dependencia del gobierno puede ofrecerles y les abrió la puerta para que recurran a él directamente en cualquier problema que tengan, asegurándoles que siempre encontrarán una respuesta pronta a sus inquietudes. Lo mismo ofrecieron y también con toda claridad, titulares de otras dependencias.


Si como parece ser la intención, hay un verdadero entendimiento entre funcionarios estatales y autoridades municipales, mucho podrá lograrse para beneficio de los poblanos todos, pero en especial, de los que más requieren del apoyo de las autoridades para salir de la dificil situación en que se encuentran.




 
 

 

 
Todos los Columnistas