Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Jiménez Morales preside comisión del bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución


El martes 29 del actual, a las 11,15 horas, en el Museo Virreinal (ex cancha de San Pedro) se llevará a cabo el acto en el cual el ex gobernador de Puebla, Guillermo Jiménez Morales, rendirá protesta como presidente de la Comisión de Festejos para celebrar el Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución Mexicana de 1910.


Esta misma comisión en el Senado de la República, está presidida por otro ex gobernante poblano, Melquiades Morales Flores, lo que da idea de la importancia que Puebla tuvo en esos dos grandes pasajes de nuestra historia.


Jiménez Morales, fue diputado federal por Huauchinango, su tierra natal, antes de ser gobernador del Estado. Después, fue presidente del PRI en el Distrito Federal, volviendo a ser diputado y presidente de la Gran Comisión del Congreso de la Unión. Fue secretario de Pesca, embajador de México en el Vaticano y subsecretario de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, entre otras cosas.


Tanto la Comisión de los festejos, del Senado de la República, que preside Melquiades Morales, como la comisión estatal, presidida por Jiménez Morales, están obligadas a resaltar el destacadísimo papel que tanto en la Independencia como en la Revolución, jugó la entidad poblana.


El sur de Puebla, que en los inicios del siglo XIX comprendía parte de lo que hoy es el Estado de Guerrero, tuvo una muy activa participación en la guerra de Independencia.


La ciudad de Tlapa, era entonces de la Intendencia de Puebla y desde ahí, hasta Izúcar de Matamoros, los insurgentes capitaneados por don José María Morelos y Pavón, entraron en lo que hoy es territorio poblano, sin disparar un tiro.


Libraron importantes batallas en Chiautla, en Izúcar y en La Galarza y los surianos poblanos fueron un factor importante para romper el sitio de Cuautla.


NACE EL PRIMER EJERCITO MEXICANO EN IZUCAR


En Izúcar, Morelos le ordenó a don Mariano Matamoros, el cura de Jantetelco, hoy estado de Morelos, que acababa de unirse a sus filas, que organizara un ejército disciplinado, uniformado y con entrenamiento militar.
El reclutamiento de los jóvenes mestizos (la nueva raza mexicana) se hizo en lo que hoy es el palacio municipal de Izúcar (la casa del portalillo).


Fueron 2 mil jóvenes, muchos de ellos salidos de los seminarios católicos, los que se inscribieron para formar parte del nuevo ejército que perfectamente disciplinado y uniformado, tuvo su primera batalla en los llanos del rumbo de Tecamachalco, contra un ejército español que acababa de desembarcar en Veracruz, habiendo ganado las tropas mexicanas.


Los muertos de ambos bandos (el insurgente y el realista) fueron más de 300 y Mariano Matamoros quiso que todos fueran enterrados en un lugar sagrado. Se escogió el templo colonial de Quecholac. Se abrieron grandes zanjas en la nave central y eso originó el debilitamiento de los cimientos que con el tiempo provocaron el desplome de la boveda central. Ahí, en esas ruinas que están frente al zócalo de dicha población, están sepultados los miembros del primer ejército mexicano (antes Morelos combatió con guerrilleros) y los del batallón español que había desembarcado unos días antes en Veracruz.


La celebración del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución, nos dará la oportunidad de divulgar nuestra historia regional, llena de episodios que enorgullecerían a cualquiera, pero que han sido olvidados.


MARIO VELEZ SE REGISTRA PARA DIRIGIR AL PRD EN PUEBLA


El profesor Mario Vélez Merino, dirigente de la Unión Campesina Democrática, se registró ayer como candidato a dirigir al Partido de la Revolución Democrática en la entidad.


Es el primero que lo hace.


Los aspirantes tienen hasta el viernes próximo para registrarse. Entre ellos figuran: el candidato que salga de Nueva Izquierda (no está definido) el de la corriente Bejaranista que en Puebla dirige Jorge Méndez y los que salgan de las demás gloriosas tribus perredistas.


Dificilmente podrán ganarle a Nueva Izquierda. El maestro Vélez Merino, dirige una de las organizaciones adheritas del PRD, más serias y mejor organizadas, pero Los Chuchos, tienen el control de la estructura partidaria y han demostrado que saben manejarla.


POR OTRA PARTE SE SUPO, que el gloriso Niño Naranja, José Juan Espinosa y la todavía dirigente estatal perredista, doctora María Elena Cruz Gutiérrez, se siguen reuniendo según se afirma, para ponerse de acuerdo a fin de justificar sin problemas, los crecidos gastos de campaña que realizaron y que incluyeron espectaculares para promoverse personalmente. No han podido comprobar hasta ahora los gastos, ante el Instituto Estatal Electoral.




 
 

 

 
Todos los Columnistas