La obcecación en meter a López Zavala con calzador al Congreso lastima fundamentalmente a los priístas. En especial a los marinistas.


Tiempos de Nigromante


Arturo Rueda


Una decisión que lastima al marinismo


La voluntad de Dios, dice Tomás de Aquino, es inescrutable; la pobre razón humana no alcanza para entenderla. Son los misterios de la divinidad. Su inteligencia es inconmensurable y su voluntad irresistible. Y si Dios es priísta, como lo afirmara la Comandanta Paloma en los días previos al 11 de noviembre, queda claro que la intención de meter a Javier López Zavala al Congreso del Estado –por la vía legal o ilegal- es una muestra de esa voluntad inconmensurable e irresistible. Será, después del carro completo y la quema de boletas electorales, el eterno retorno al Antiguo Régimen tricolor que se fue a nivel nacional pero está más que vivo en el ámbito local.

 

La borrachera de la victoria priísta se llama hoy Javier López Zavala. ¿Qué se merece un premio por su operación electoral el 11 de noviembre? Probablemente. ¿Qué se trata de una medida absurda por despótica? Por supuesto. ¿Qué es legal la sustitución por enfermedad del Gran Perdedor del distrito de Tecamachalco y de su suplente? Todo indica que sí. El Código Electoral local abre la puerta a la triquiñuela –como la designara Valentín Meneses-.

 

El artículo 16 del Coipep, respecto de la conformación del Congreso del Estado, establece los principios de elección para los veintiséis diputados de mayoría relativa y los quince de representación proporcional. Éstos últimos se integran por el denominado popularmente Gran Perdedor y la lista inscrita por cada partido político. Respecto de la sustitución de diputados de representación proporcional, el último párrafo del mismo artículo refiere literalmente:

 

“La falta absoluta de algún Diputado electo por el principio de representación proporcional, deberá ser cubierta por aquel candidato del mismo partido político que siga en el orden de la lista, después de habérsele asignado los Diputados que le hubieran correspondido”.

 

Pues sí. Es perfectamente legal. El primer diputado de representación Proporcional es el Gran Perdedor de Tecamachalco; solicitando licencia junto con su suplente, hay falta absoluta, por lo el escaño será asignado al siguiente lugar, que en este caso sería el número de la lista priísta, Javier López Zavala.

 

Sí, es legal, pero un pésimo mensaje. Pésimo, sobretodo, porque la obcecación en meter a López Zavala lastima fundamentalmente a los priístas. En especial a los marinistas. ¿Por qué? Porque significa que el valor político de Javier López Zavala para Mario Marín ya es tan alto que regresarlo al gabinete o nombrarlo dirigente estatal del tricolor sería algo muy pequeño. Y eso es un menosprecio para quienes integran el gabinete o aspiran todavía a pelear la sucesión. El primer lastimado ya fue Valentín Meneses, obligado a retractarse públicamente. ¿Quiénes siguen?

 

Se trata, pues, de una imposición legal. La voluntad irresistible de Dios. Pero como en la Tierra no hay Dioses, por más carros completos que se logren, las imposiciones siempre salen muy costosas. Es la borrachera del poder. El costo será altísimo.

 

*** Uno más del polémico López Rubí. Este día CAMBIO presenta otra entrega para explicar los resultados del 11 de noviembre. Una prueba de un texto que no se puede perder.

 

“Un columnista quiere creer que Carlos Marín y Joaquín López Dóriga (a quien no veo qué se le pueda deber, o al menos agradecer, en términos periodísticos y democráticos) se han convertido a la objetividad porque no juzgaron negativamente estos resultados electorales. Una columnista no se cansa de citar al “analista” Ciro Gómez Leyva y su luminosa y deslumbrante conclusión: “algo supo hacer Mario Marín que los demás no” (me pongo de pie, qué capacidad, qué claridad, qué profundidad, qué manejo de la historia y los datos, qué sabiduría la de don Ciro). Otro columnista (de buen pasado reporteril) jura haber visto en el anodino show televisivo llamado “Tercer grado” un debate lleno de inteligencia y conocimiento. Pero no. La realidad es otra (sus anteojos personales no les dejan ver bien). Marín (Carlos), López Dóriga y Gómez Leyva demuestran una sola cosa: tener suficiente atrevimiento para hablar de algo sin conocerlo, sin haber dado el más rápido vistazo al pasado local, sin hacer el menor esfuerzo por ir más allá de sus suposiciones y creencias, propias de ignorantes pero pretenciosas estrellas de televisión política. Son, en pocas palabras, tan superficiales e irresponsables como el grueso de los columnistas poblanos”.

 

*** Un panista encabronado por su debacle electoral. “Quiero hacerle un comentario de la situación actual dentro del PAN en Puebla, espero que después de esta derrota, sirva de lección para no olvidar que jugar a la democracia al interior del PAN, solo para imponer candidatos, olvidándose de los valores de la democracia interna, tiene su costo y un costo bastante elevado como es el perder estrepitosamente.

 

“Escucho decir a unos que es momento de reflexionar de los errores cometidos pidiendo renuncias, a las dirigencias, estatal y municipal de esta ciudad capital, diciendo y actuando con una soberbia exacerbada buscando no perder la autoridad y ascendencia inventando culpables y no mirarse en el espejo, acusando que hubieron panistas que no cumplieron y hasta que operaron en contra, en lugar de analizar el porque de las cosas para encontrar una unidad que urge, tal parece que lo que quieren es socavar al partido, iniciando una cacería de panistas que según ellos, no apoyaron, créeme, sus actitudes son propias de pseudos líderes de países bananeros y no de panistas mexicanos ni mucho menos poblanos. Así pues, estas dirigencias ahora se sienten agredidas, humilladas y amenazadas, pero ¿que a caso no se han dado cuenta que ellos originaron estas actitudes de miles de panistas en contra del PAN por ellos?

 

¿Qué acaso piensan que los panistas nos chupamos el dedo al ver como hacen y deshacen al partido haciendo convenciones a modo y utilizando a los miembros activos solo para sus interéses personales? y después quieren que los apoyemos con candidatos que no fueron elegidos por una verdadera voluntad panista, de muy bajos perfiles y nula capacidad para el puesto, solo porque son amigos, parientes o compadres de las dirigencias estatal o municipal.

 

“La desilusión del PAN y sus candidatos fueron creadas desde las mismas convenciones municipales en donde se IMPUSIERON a candidatos (incluyendo a Toño) utilizando a la estructura municipal para manipular a cambio de chambas o dinero a la mayoría de los miembros activos para que quedarán los candidatos que estas dirigencias quisieran y el caso de Toño es un gran ejemplo, ya que a pesar de las múltiples expresiones de apoyo, de encuestas positivas de la ciudadanía a una probable candidatura de una mujer como Ana Tere, de reconocido liderazgo nacional e internacional que en su momento encabezaba todas las preferencias electorales, ignoraron a la sociedad poblana y se hizo presente el alto protagonismo y un interés individual sin mesura en el PAN municipal al imponer sobre el resto del panismo activo y simpatizante a Toño Sánchez, pero ¿porque a él? y no a Ana Tere, bueno muy sencillo, porque Ana Tere, jamás habría aceptado condiciones desleales para los panistas en beneficio de unos cuantos, y el punto era ese, sacarle beneficio personal al comité municipalque pronto dejarían los Pablos (Rodríguez y Montiel).

 

“Así que era urgente primero imponer a Jorge Elingher como dirigente “artificial” y poder ganar mas tiempo para conservar el control del partido, posteriormente ofrecer ciertas condiciones a Toño a cambio de la candidatura, esas condiciones fueron simple y patéticamente chambas para ellos, sus cuates y dizque leales de los Pablos, además de colocar a sus lacayos como candidatos a diputados plurinominales y uninominales, el resultado, Toño aceptó las condiciones y Pablo Montiel así como parte de sus lacayos, son los primeros en la lista de regidores, es decir, fueron a la segura, si Toño y el PAN perdían, como lo fue, sus chambas estarían seguras, ya que los primeros en la lista de regidores, conformarán el cabildo por representación proporcional, así pues, un excelente plan digno de Maquiavelo, ya que perdiendo todo, obtuvieron su chamba, perdón, regidurías seguras por tres años, y el partido Acción Nacional, bueno, por desgracia no estaba en la lista de sus intereses. Si quieren encontrar culpables, bueno empecemos por casa.

 

“Gracias por leer estas líneas, es un descanso para mí exacerbado coraje por esta victoria priísta. Atentamente: Dr. Miguel Ayllon Villegas”.




 
 

 

 
Todos los Columnistas