Sunday, 26 de February de 2017

Miércoles, 11 Enero 2017 01:52

Negligencia de Facundo costó 4 millones en indemnizaciones

La negligencia cometida por el ex secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas Rosas tuvo un costo millonario para la administración morenovallista, ya que se pagaron indemnizaciones tanto para Elia Tamayo como para otras 12 víctimas del violento desalojo del 9 de julio de 2014 en la junta auxiliar San Bernardino Chalchihuapan, por un monto de 4 millones de pesos en total.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


La negligencia del ex secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas Rosas le costó al gobierno de Rafael Moreno Valle 4 millones de pesos en indemnizaciones, tanto para Elia Tamayo como para otras 12 víctimas del violento desalojo del 9 de julio de 2014 en la junta auxiliar San Bernardino Chalchihuapan, en la que resultó muerto el niño José Luis Tehuatle Tamayo.


De acuerdo con información obtenida por CAMBIO con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), concepto de reparación del daño, la administración estatal entregó cheques por cantidades desde 30 mil 841 pesos hasta 2.5 millones de pesos.


Así, este lastre concluyó en la recta final del sexenio de Rafael Moreno Valle, luego que la principal afectada, por el fallecimiento de su hijo José Luis, Elia Tamayo aceptara y cobrara 2.5 millones de pesos con lo que se dio carpetazo a la recomendación 2VG/2014.


Pagan indemnizaciones de 30 mil a 2.5 millones


El reporte obtenido por CAMBIO vía transparencia con la CNDH detalle que las violaciones graves a los derechos humanos que cometieron policías comandados en su momento por  Facundo Rosas hizo que el gobierno desembolsara 4 millones de pesos dentro del “Fondo para el Cumplimiento de la Recomendación 2VG/2014 que se creó el su momento.


Aunque por reserva de datos personales se omitieron los nombres de las víctimas, se informó que se depositaron desde 30 mil pesos a 2.5 millones de pesos, a cada afectado, siendo Elia Tamayo quien accedió a la bolsa más grande por ser la única con un familiar muerto: su hijo José Luis Tehuatle de 13 años.


Tal y como CAMBIO publicó en septiembre del 2015, dos víctimas recibieron un monto de 30 mil 841 pesos por concepto de reparación de daño; cinco percibieron 59 mil 552.40 pesos.


Dos víctimas más recibieron 146 mil 692.20 pesos; a otras dos les resarcieron el daño con 211 mil 865.70 y 301 mil 458 pesos, respectivamente; mientras que una más obtuvo 333 mil 847.30 pesos, que hasta entonces era la suma más alta tras el desdén de los abogados de Elia Tamayo por aceptar 1.5 millones de pesos de indemnización.


Más de dos años después y luego de acordar una reparación del daño por 2.5 millones de pesos, basada en protocolos internacionales, el gobierno de Puebla logró cerrar el caso al pagarle esa suma a Elia Tamayo Montes desde el 2 de septiembre pasado.


Facundo Rosas el gran impune


Pese a ser el principal responsable del fallido operativo del 9 de julio, Facundo Rosas salió del gabinete estatal tras destaparse su vínculo con las bandas dedicadas al robo de combustible pero no se le fincó ninguna investigación administrativa como se hizo con 16 de sus subordinados.


Asimismo se le impuso una multa económica, la cual se desconoce si cubrió ya que además de interponer varias impugnaciones, el informe de la CNDH sobre el cumplimiento de las 11 recomendaciones no profundiza a detalle en los procesos contra los funcionarios que ordenaron el operativo.