_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  En la carrera priista los candidatos llegan al último

 

Jorge Ruiz Romero, Pablo Fernández del Campo y Luis Alberto Arriaga por poco y no terminan

 

Mil 496 competidores recorrieron una distancia de 9 kilómetros. Fueron del Centro Histórico hasta el Parque Ecológico y de regreso. Valentín Meneses y Blanca Alcalá dieron el banderazo de salida

 

Yonadab Cabrera Cruz / Selene Ríos Andraca 

 

Se creían ganadores y llegaron al último. Jorge Ruiz, Luis Alberto Arriaga y Pablo Fernández ·Cambio/ Fotos / Ulises Ruiz

Como en una analogía del proceso electoral, los candidatos del PRI se disputaron el último lugar en la carrera de la unidad priista, y es que primero llegaron los burócratas, y al final, arrastrando los pies, con la lengua de fuera y transpirando su derrota, arribaron los abanderados masculinos del tricolor que anhelan un espacio en la próxima Legislatura.


Los únicos candidatos que corrieron, fueron Jorge Ruiz Romero, Pablo Fernández del Campo y Luis Alberto Arriaga, acompañados del líder municipal del PRI, Humberto Vázquez Arroyo, quienes no veían la meta. Sólo se miraban los pies disfrazados de atletas. Mientras que el líder estatal del partido prefirió disfrutar la carrera desde las gradas, por aquello de evitar el mal olor, la sudoración, la insolación y las críticas; se hizo acompañar de las candidatas priistas Bárbara Ganime y Malinalli García, quienes de igual forma, se negaron a correr. Únicamente Blanca Alcalá corrió… pero a las gradas, para estar en primera fila cuando arribaran sus compañeros. Lo que fue el colmo de la tan traída y llevada unidad priista.


Mientras los candidatos priistas —y los mil 496 competidores— recorrían una distancia de 9 kilómetros, que fue desde las instalaciones del PRI municipal en pleno Centro Histórico hasta el Parque Ecológico y de regreso al zócalo de la ciudad, fue ahí donde la gente esperaba con ansias e impaciencia el arribo de los participantes, porque el conductor del evento sólo desanimó las porras, los gritos, los aplausos y los silbidos para motivar a los competidores. Un niño que observaba la carrera desde las gradas sólo dijo “¡no manches!, se consiguieron al animador más chafa de la ciudad”.


Pues éste, por más que intentó animar a las personas que observaban la carrera, sólo causó molestia y desesperación, haciendo que desearan que terminara lo más pronto posible la insípida carrera de la unidad priista.

 

La esperada meta


Transcurrió un largo lapso desde que arribó a la meta el primer lugar de la carrera, el competidor número 580, y la llegada casi fatídica de los candidatos del PRI, quienes fueron rebasados hasta por un señor de la tercera edad —a quien de forma “elocuente” el conductor del evento se refirió a él “como todo un veterano”—. Por si fuera poco, hasta un niño les ganó a los candidatos de la unidad priista.


Así pasaron y pasaron los corredores, las horas, hasta que de pronto, el tan “elocuente” animador dijo:
“Pronto arribará Jorge Ruiz Romero, será el primero de los candidatos que llegue, ahora se encuentra en la 5 Poniente y está a pocos pasos de la meta.”


Cuando la esposa del extesorero municipal, Sandra Montalvo, se enteró de que su marido estaba a punto de llegar a la meta, enloqueció, empezó a gritar con euforia, se subió al barandal de contención, aplaudía y cargaba a su bebé, quien la miraba consternada pues no comprendía la transformación de su mamá.


En el momento en que Jorge Ruiz Romero apareció en un short gris y playera roja, la pareja casi se desmaya: uno por cansancio, puesto que sudó la gota gorda, la otra de emoción, al ver que su esposo sí pudo terminar la carrera.
“¡Bravo Jorge!”, gritó la enamorada.


Después de la entrada triunfal del extesoreo, llegó a la meta Luis Alberto Arriaga, quien vistió una licra negra, playera gris con logos del PRI y una gorra amarilla, al parecer éste se olvidó que participaba en una carrera, porque como en pasarela se dedicó a saludar a sus fans desde la posta.


Luego arribó el líder municipal del PRI, Humberto Vázquez Arroyo, quien pasó sin pena ni gloria, pues fue más su cansancio que los ánimos de ponerse a saludar a los simpatizantes del tricolor. Entró a la meta casi desbaratándose, cuando arribó al final de la carrera parecía un fantasma flotando y desapareció, sólo se alcanzó a percibir que portaba short negro y playera blanca.


Hasta el final llegó Pablo Fernández del Campo, quien para evadir las críticas por su último lugar, decidió distraer la atención de la gente que observaba la carrera, llegando con cinco competidores que portaban playeras color verde; cada una de ellas tenía una de las letras que integran el nombre “Pablo”. Entraron tomados de la mano para motivar sus aspiraciones políticas.

 

La carrera de la unidad priista se convirtió en pasarela de moda


La candidata del tricolor a la Presidencia Municipal de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz vistió un pants azul, una playera de color blanco con el logo de PRI y una chamarra blanca con los logos de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, y del Instituto Poblano del Deporte.


Por su parte, Valentín Meneses llevaba un pants Adidas de color negro con franjas beige. Bárbara Ganime vistió un pants azulmarino, playera y chamarra blancas, y Malinalli García portó un combinado deportivo en rosa y blanco.


También andaba por ahí de fisgón el exregidor priista Juan Carlos Natale, quien sacó las piernas descoloridas a asolear, pues vistió un short negro, playera gris, y por aquello de no oscurecer el color de su cara, portó una gorra color mostaza.


Finalmente Jorge Ruiz presumió sus piernas en un short gris combinado con una playera roja; Luis Alberto Arriaga portó una licra negra, una playera gris y una gorra amarilla; Pablo Fernández del Campo llamó la atención por su playera verde, con su inicial grabada con el objetivo de distraer a la gente para que no viera sus piernas de “popotitos”.

 

¿Quién fue la mejor y el mejor vestido? Usted decida.

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx