_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Confirma INAH que busca predios en Chichén Itzá

Informan que se encuentra negociando la expropiación de la zona arqueológica

 

Agencias 

 

 

Chihén Itzá ha sido polémica respecto a la propiedad de los terrenos donde se asienta Foto / Especial

Alfonso de María, titular del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Yucatán, confirmó que se

negocia con los dueños del predio donde se asienta la zona arqueológica de Chichén Itzá el posible intercambio de esas tierras por otros terrenos.

 

Entrevistado luego de la presentación de una muestra en el Museo Nacional de Historia, el funcionario negó que la dependencia a su cargo busque la expropiación de Chichén, pero admitió que ha ofrecido otros terrenos a los propietarios, a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). Respecto a la propiedad de esas tierras, dijo, "se han empezado a considerar otras opciones, la expropiación es una, pero no estamos en ese momento, lo que exploramos es un intercambio de terrenos". Después de su declaración como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, realizada el 7 de julio pasado, Chihén Itzá fue el centro de una polémica respecto a la propiedad de los terrenos donde se asienta, los cuales pertenecen a los herederos del empresario yucateco Fernando Barbachano Gómez Rul.

 

De acuerdo con De María, el terreno donde se ubica la zona maya es propiedad de seis particulares y en ella se ubican también tres zonas ejidales, sin embargo, no existe acuerdo entre ellos respecto a la postura Gerardo Lino Lector de pruebas Ode on Indolence, by John Keats They toil not, neither do they spin. de vender, cambiar o donar el terreno. "A veces hay interés en comprar la tierra para operar y trabajar mejor el sitio, sí lo hay, se han hecho ofrecimientos en septiembre del año pasado. Por lo que se refiere sólo a la parte privada de la propiedad y que son 600 hectáreas de mil 500 totales".

 

El ofrecimiento, explicó, consistió en alrededor de "ocho millones y pico de pesos", de acuerdo con un avalúo del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), "pero los dueños no contestaron, por lo que se hizo por escrito y no se ha contestado". Sin embargo, De María aceptó que la situación en la que se encuentra Chichén respecto a su propiedad es una circunstancia histórica en la que el INAH, "ha convivido (siempre) con la propiedad privada, cooperativa, comunal y ejidal (en la que se encuentran los sitios), esta es la norma de la ley, no hay esa excepción como se ha querido ver" por tratarse de esta zona.

 

"Este año nos hemos reunido varias veces a conversar con los diferentes dueños privados de la tierra para hacer diferentes planteamientos respecto de lo que se puede hacer en materia económica", por ello se han ofrecido otros terrenos, de los que no detalló su ubicación ni costo. El funcionario puso énfasis en que "el INAH no puede pagar por encima de lo que fija la ley", pues de acuerdo con versiones periodísticas, los propietarios habrían pedido hasta 600 millones de pesos por el terreno.

 

De Maria contradijo además la versión anterior del INAH respecto a la ausencia de un presupuesto destinado especialmente para la compra de terrenos con zonas arqueológicas y dijo que la dependencia recibió de la Cámara de Diputados, un total de 14 millones para ese concepto. Actualmente, expuso, "tenemos dinero para comprar tierras, el problema es que no hemos podido cerrar expedientes, tenemos algún dinero, no lo que quisieramos; la designación presupuestal como se le contestó al diputado Adolfo Suárez del Real, fue en realidad de 14 millones de pesos, mismos que se utilizaron".

 

Sobre este tema, un grupo de diputados federales se manifestaron en días anteriores por la expropiación del terreno donde se asienta Chichén Itzá o de lo contrario, pidieron ejercer 16 millones de pesos que argumentaron habían sido destinados al INAH el año pasado para la compra de predios.

 

Sin embargo, la adquisición de la zona yucateca "nunca ha sido un problema de presupuesto, de que sí se dio o no dinero; es un problema de que no se puede obligar a alguien a que te venda lo que no quiere venderte", acotó De Maria. 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx