El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

Promete Jiménez hacer respetar la división de poderes en Puebla

 

De llegar al Congreso local 

 

En caso de ganar las elecciones locales, la panista asegura que estará pendiente para fiscalizar las cuentas públicas de los ediles de todo el estado

 

Olivia López Pescador  

 

Blanca Jiménez Castillo, precandidata del PAN  a diputada local por el distrito 1, de obtener la candidatura y ganar las elecciones constitucionales, promete velar que los tres poderes realmente sean autónomos y no obedezcan a intereses de una sola persona, es decir al gobernador en turno.


“En caso de ser elegida estaré muy pendiente de fiscalizar las cuentas públicas de los alcaldes, ver cómo están aplicados los recursos federales, los estatales y exigir que transparenten todos los recursos del estado, por supuesto los municipales”.


La esposa del panista Genaro Ramírez Rojas confía ganar en la primera vuelta en la convención distrital de su partido, ya que asegura que por lo menos el 65 por ciento de los militantes del distrito 1 la respaldan en sus aspiraciones. Negó que su posible candidatura a diputada local se trate de un pago de facturas por parte del grupo de Antonio Sánchez, candidato del PAN a la alcaldía,  más bien es producto de su trabajo a favor del partido.


Aunque no quiso revelar el nombre de sus compañeros de partido, que al tener el poder se olvidan de la militancia panista, indicó que la ventaja que tiene en relación con los otros aspirantes, es precisamente una familia fortalecida y un trabajo en el distrito, del que no podrían decir lo mismo los otros contrincantes.


Al igual que la campaña de Antonio Sánchez Díaz de Rivera, la precampaña de Blanca Jiménez va a sumar a los panistas, por ello, visitará casa por casa a los miembros activos del PAN, para que al realizar un trabajo de campo, tenga la oportunidad de escuchar las propuestas, inquietudes  y demandas y darles una solución en caso de ser legisladora.


Blanca Jiménez  Castillo, quien se ha distinguido por su trabajo partidista desde hace 15 años, en el que lo mismo ha repartido volantes, ha sido operadora política, promotora del voto así como coordinadora de las redes municipales de mujeres en la campaña de Felipe Calderón, en esta ocasión aspira a ser la candidata por el distrito 1 de la capital, de ninguna manera como un pago de facturas a su esposo por haber respaldado a Antonio Sánchez, sino por el trabajo que la respalda.


De llegar a ganar la elección interna el 28 de julio y posteriormente la elección constitucional del 11 de noviembre, impulsaría desde el Congreso que se cree un consejo educativo para que explícitamente se pueda agregar al artículo 31 de la ley de educación del estado, para que se atienda el problema de embarazos de adolescentes, gestionar servicios públicos de calidad, que se homologue la educación, apoyo a las mujeres emprendedoras y evitar la violencia intrafamiliar.


Aseguró que tras haber realizado un análisis del distrito electoral, tiene estimado que de  568 militantes activos del distrito 1, podrían llegar a inscribirse como delegados 298 personas, de las cuales indicó que por lo menos el 65 por ciento de ellos, si no es que hasta el 70 por ciento, habrá de respaldarla en sus aspiraciones políticas.


“No creo que hubiera segunda vuelta, voy contundentemente al triunfo en la primera vuelta”.


Sumamente confiada de salir vencedora de la contienda interna del PAN, dejó en claro que en la convención en la que enfrentará a la regidora Jacqueline Littardi (quien es respaldada por Ana Teresa Aranda) y otros dos panistas más, por la candidatura al primer distrito electoral, va a hacer una precampaña de propuestas y de ninguna manera de descalificaciones, ya que lo que busca al término del proceso interno es cerrar filas a favor de su partido. Aseveró que el distrito 1 es uno de los más democráticos, ya que hubo apertura para tres mujeres y un hombre.


Además de ser la esposa del consejero nacional del PAN, Genaro Ramírez, madre de tres hijos, empresaria, profesora de primaria y licenciada en lengua y literatura española, ha pertenecido al voluntariado DIF municipal y fue coordinadora de la campaña constitucional del distrito 1, entre otras actividades.

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx