Crece 43% número de secuestrados


ponen en la mira a la clase media


Staff / Agencia Reforma

 

Las víctimas de secuestros en la Ciudad de México ya no son sólo las personas con amplios recursos económicos o los grandes empresarios.


Ahora los plagiarios apuntan a personas de clase media y comerciantes que puedan pagar sumas por debajo de los 300 mil pesos en poco tiempo, explican fuentes judiciales.


El año pasado repuntó una constante en los casos de secuestro: personas conocidas de las víctimas que colaboraron en la planeación del delito.


Hubo casos de familiares, amigos, vecinos o empleados que aportaron datos de los secuestrados.


Agentes judiciales comentan que otra constante es que el tiempo de cautiverio ha disminuido: cinco días máximo de secuestro, y con rescates que oscilan entre 50 mil y 300 mil pesos.


Y aunque los hombres siguen siendo los más propensos a ser secuestrados, los expertos advierten que aproximadamente 4 de cada 10 víctimas son mujeres.


En el caso de los plagios al azar, los delincuentes eligen a su presa por el tipo de automóvil que conducen, las alhajas que ostentan o las tarjetas bancarias que portan.


 
 
Todos los Columnistas