Nace Fundación Lydia Cacho


Será la promotora de la periodista para que su caso llegue a los tribunales internacionales de Derechos Humanos


Para apoyar con recursos económicos y judiciales a personas y entidades perseguidas por autoridades o en peligro por su actividad en contra de la corrupción y la impunidad


Selene Ríos Andraca

Notas Relevantes

Notas Anteriores

 

Hace un días, nació en Madrid la Fundación Lydia Cacho para proporcionar a personas y entidades que sufren amenazas, persecuciones o ponen en peligro su integridad física por trabajar en contra de la corrupción y la impunidad. Y será esta organización la que apoye a la autora de Los Demonios del Edén a presentar su caso en tribunales internacionales, después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le diera carpetazo al tema en noviembre del año pasado.


La fundación es presidida honoríficamente por la magistrada española Manuela Carmena y que encabezada por la guionista Alicia Luna, reportó ayer la agencia noticias EFE.


La fundación está integrada por abogados, periodistas, economías y cineastas y fue presentada en sociedad ayer en la tarde en la Casa de América de Madrid, en el viejo continente.


De acuerdo a las declaraciones hechas por Tomás Rosón a EFE, “el objetivo es pasar de la palabra de apoyo a la ayuda económica y judicial de aquellas personas y entidades que defienden los derechos humanos contra políticas o individuos corruptos”.


Cabe recordar que Lydia Cacho evidenció una red de pederastia en Cancún, Quintana Roo, custodiada por una serie de políticos importantes de México, en su libro Los Demonios del Edén, haciéndose acreedora a una tortura física y sicológica de parte de autoridades de Puebla.


Uno de los implicados en la red de protección, el empresario textilero Kamel Nacif presentó la denuncia por difamación y calumnia en Puebla y en diciembre de 2005, elementos judiciales detuvieron a la periodista en las puertas de su Centro Integral de Atención a Mujeres AC.


“Desde la publicación de esa obra, Cacho ha sufrido un proceso de persecución y difamación por parte de esa red desmantelada en México, según recordó Rosón, quien añadió que desde entonces no ha tenido una ‘buena protección’ por parte de la justicia mexicana”, explica la nota de la agencia.


“Da mucho la cara y está en peligro. Necesita ayuda”, razón por la que nace la Fundación Lydia Cacho.


Señaló que esta asociación ya está estudiando otros casos en los que se ven vulnerados los derechos, como el de la periodista rusa Elena Tregubova “refugiada en Londres” y el del poeta y sacerdote exsandinista Ernesto Cardenal. Rosón también informó de que está en estudio el caso de una mujer afgana de 25 años que está ayudando en su país a mujeres que intentan suicidarse y “está teniendo serios problemas”.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas