Friday, 22 de January de 2021

Lunes, 09 Enero 2017 01:59

Uber se sale con la suya: incrementa 8 % sus tarifas; ya hay 5 procesos para revertir concesiones

El gobierno había advertido que no se encarecería el transporte público en la ciudad. La empresa argumentó que debido al alza del 20 por ciento en la gasolina, ajustó sus tarifas por kilómetro en todas las ciudades en donde está presente, recordando que son tres factores los que definen la tarifa total: kilómetros, base y tiempo.

  • Manuel Flores Jiménez / @manuel_jimef


Una vez más quedó demostrada la preferencia que el gobierno morenovallista tiene con el servicio de taxi privado Uber, pues desde el pasado viernes ya cobra un ocho por ciento más en cada viaje como una medida para atenuar el gasolinazo.


En un comunicado de prensa, la empresa anunció que por el alza de un 20 por ciento al costo del combustible, ajustó sus tarifas por kilómetro en todas las ciudades en donde está presente, recordando que son tres factores los que definen la tarifa total: kilómetros, base y tiempo.


“Este incremento responde a un análisis profundo que contempla varios factores y busca proteger las ganancias de los socios, así como continuar siendo una opción accesible para los usuarios de Uber en México. Este análisis toma en cuenta que el gasto en gasolina representa uno de los mayores costos de operación para los socios, más no es la única variable que se considera al calcular la tarifa”, cita el boletín.


CAMBIO buscó ampliar la información con la gerencia en Puebla, pero se negó a dar mayores detalles bajo el argumento de que se hace directamente en oficinas centrales.


El aumento en Uber se da a una semana de que operadores y socios de la empresa en Puebla convocaran a una marcha para exigir un aumento en las tarifas al afirmar que el servicio que otorgan es el más económico a nivel nacional y en comparación con los demás sistemas de taxi privado, además que sus vehículos son modelos más recientes y seguros.


Aunado el incremento del 8 por ciento, el pasado 16 de octubre, Uber comenzó a cobrar un impuesto que el Gobierno del Estado exigió al servicio, el cual equivale al 1.5 por ciento de cada viaje o en su caso 2.20 pesos más por conceptos de cuota de solicitud y otras contribuciones.