Sunday, 23 de September de 2018

Jueves, 01 Diciembre 2016 02:25

Impostergable, transición de gabinetes de seguridad




Written by  Javier Arellano Ramírez

Nadie puede discutir ni menospreciar la obra pública hecha en este sexenio: museos, pasos a desnivel, avenidas, puentes; y por todo el estado edificios gubernamentales, hospitales, escuelas de todos los niveles.


La obra de Moreno Valle ahí está, a la vista de los poblanos; por eso es que los ataques políticos que calculan, especulan, adivinan y tratan de atinar los montos de la deuda pública son ajenos al círculo verde, a la idiosincrasia de los grandes sectores sociales de Puebla. Es un tema que no aparece en las mesas, ni en las cafeterías, tampoco en las reuniones escolares de padres de familia. El tema de la llamada “deuda morenovallista” no impacta en el colectivo social porque las obras están ahí a la vista de todos; desde Xicotepec de Juárez hasta Ajalpan.

 

El hueco gubernamental, el gran déficit, la verdadera deuda pendiente está en el tema de la seguridad pública. Ese es el nudo en la garganta, la espina clavada, la herida abierta en la sociedad poblana.

 

Apenas ayer policías federales y efectivos militares se enfrentaron con huachicoleros en el municipio de Tepeaca; en Tehuacán trataron de ejecutar a dos parroquianos en uno de los bares más concurridos; una mujer de nombre Georgina fue asesinada a balazos y su cuerpo arrojado a un costado de la autopista a la altura de San Martín Texmelucan; hace unas horas se registró una balacera en el barrio Guadalupe de Ciudad Serdán.

 

La crisis de seguridad que vive Puebla se debe ante todo a la falta de oficio político y la escasa sensibilidad social que mostraron los secretarios de gobierno del sexenio morenovallista.

 

Y aquí podemos medir a los cuatro con la misma vara. Fernando Manzanilla Prieto, Luis Maldonado Venegas, Jorge Benito Cruz Bermúdez y Diódoro Carrasco Altamirano no tuvieron y no tienen la estatura política para dirigir una estrategia de seguridad destinada a proteger a los poblanos.

 

La seguridad pública es el talón de Aquiles de Moreno Valle.

 

En Cúpula lo hemos dicho hasta el cansancio; el conflicto del “Triángulo Rojo” es una bola de nieve, una bomba de tiempo, un gigante que no para de crecer. La corrupción es un factor fuera de discusión. Mandos federales, estatales y municipales son parte de una nómina que se dicta desde las camionetas de los huachicoleros.

 

El asunto es una amenaza mayúscula. Se han encontrado tomas clandestinas a unos metros de unidades habitacionales, bastaría una pequeña chispa, un corto circuito para desatar una enorme tragedia poblana que tendrá irreversibles costos políticos.

 

El gobernador Moreno Valle debe tener en la seguridad pública su mayor y más profunda atención. Porque ni Jorge Benito Cruz, ni Diódoro Carrasco quieren llegar a la presidencia de la República. Ellos, al día siguiente de concluido el sexenio, saldrán de la entidad, para jamás volver.

   

Pero Rafael Moreno Valle, Tony Gali Fayad, Luis Banck Serrato y sobre todo Martha Erika Alonso son los pivotes de un proyecto transexenal sin parangón en la historia reciente.

 

Es vital e impostergable que desde este momento se inicien los trabajos de transición del gabinete de seguridad morenovallista al galista. Las diferencias serán naturales, incluso necesarias para el equilibrio político del mismo grupo.

 

Pero es prioritario que el gobernador Moreno Valle vaya soltando las riendas de la seguridad a las manos de Gali Fayad; que vaya entregando el caballo; paulatina, pausadamente, semana a semana.

 

Aún en medio de esta grave crisis de seguridad el gobierno de Puebla tiene todas las condiciones para restablecer el orden en los principales municipios y en regiones enteras. Lo que el mandatario logre hacer en estos meses le habrá de redituar magníficos puntos en la lucha que persigue por la presidencia de la República.

 

La obra pública ya está consumada; es momento de hacer de la seguridad el gran eje.

 

 

Como siempre quedo a sus órdenes en [email protected], sin mx. 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus