Tuesday, 17 de May de 2022

Martes, 10 Enero 2017 01:48

Tres días después




Written by  Irma Sánchez

Todo apunta a que volvemos a la normalidad.


El curso que siguieron las cosas a partir del “gasolinazo” ha mostrado que el pueblo mexicano está listo para responder ante cualquier pretensión que atente contra sus intereses, aunque hay que admitir que hay hechos irreversibles y que con todo y el repudio popular, no hay de otra.

 

Lo ocurrido también puso al descubierto el fuego cruzado que se vive en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, sobre el que un cuidadoso análisis apunta a que “la rebelión” que se vivió en algunos estados fue promovida desde la Secretaría de Gobernación, donde se trabaja con todo en la construcción de la precandidatura del secretario para contender por la presidencia de la República.

 

Este tipo de “maniobras maestras” la verdad es que no tienen nombre. Se trata de grupos especializados en robar urnas en días de elecciones, y ahora en saquear negocios para desencadenar el caos.

 

Esta ocasión sirvió también para dar la oportunidad a que la sociedad protestara en orden contra sus gobernantes que siente que la han dejado a la deriva y sin futuro.

 

Todo es posible. Todo es válido, pero en orden, como lo demostró la sociedad civil que sin distingo de clase el sábado salió a la calle a trasladar todo lo que hasta ese día sólo expresaba por facebook y en los cafés.

 

El ejercicio resultó bueno y ojalá las autoridades acusadas y enjuiciadas sepan responder con hechos.

 

Sobre el “gasolinazo” no hay vuelta de hoja. Imposible.

 

Ayer, el ex director del SAT Aristóteles Núñez  habló cuando ya está con un pie dentro del sector privado; y reveló que el ajuste al precio de los energéticos ya se había explicado al presidente, a los gobernadores y al gabinete. Pero con sus apetencias políticas todos callaron, se hicieron los sorprendidos y dejaron solo al presidente y a su Secretario de Hacienda José Antonio Mead que tuvo que cargar con el peso político de la medida, justo en el momento en el que comenzaba a ser analizado como “un buen candidato” Posición sobre la que puede haber sorpresas con todo y que los pronósticos no favorecen a los hombres del tricolor.

 

Sobre el tema seguirán sumándose explicaciones y argumentos, pero no hay cambio de rumbo.

 

Lo reprochable es la forma como se dan las cosas.

 

Aunque siendo honestos, ¿habrá receta mágica o fórmula para anunciar un proceso de encarecimiento?

 

 

El hecho es que se trata de un ajuste que se vino dejando para mejores días, los cuales no llegan y ya no se puede seguir esperando ante números tan dispares como el hecho que mientras en México contamos con seis refinerías ya carcachonas, en el estado norteamericano de Texas operan 26 y entregan una gasolina de mejor calidad

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus