Tuesday, 01 de December de 2020

Viernes, 25 Noviembre 2016 02:50

Tocará a Gali, el retorno de migrantes




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

El gobernador electo de Puebla, Antonio Gali Fayad será a quien le toque enfrentar el problema del retorno de migrantes indocumentados, quienes lleguen como consecuencia de la política del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.


Su reto será implementar un programa de apoyo a la principal zona expulsora de población hacia el país del norte, es decir, la región mixteca.

 

Son miles de poblanos los que pudieran ser deportados de los Estados Unidos y esa deportación provocará, si no hay un buen proyecto para enfrentar el problema, la debacle económica de todo el sur de la entidad, ya que suman decenas de miles de familias las que se sostienen en forma más o menos decorosa, gracias a las remesas que reciben de sus familiares que trabajan del otro lado del río Bravo.

 

Para conocedores de la región sería el impulso a las actividades agropecuarias y agro-industriales, así como a las artesanales, el modo más rápido de solventar los problemas a que se enfrentarán quienes regresen.

 

En la región sureña de la entidad, no hay industrias ni manera de crearlas en el corto o mediano plazo. Lo que prevalece es la agricultura, la pequeña ganadería, el trabajo artesanal y el pequeño comercio.

 

Todas esas actividades siempre han existido, pero sin apoyos oficiales de ninguna especie. Dada la emergencia se proyectan apoyos económicos y técnicos para crear pequeñas o medianas granjas bien organizadas (no existe ni una sola en toda la región) si se apoya con nuevos diseños para las artesanías; si se impulsan cultivos que son nuevos en la región, pero ya están produciendo buenos resultados como la producción de tuna, de pitaya, de jitomate y tomate de cáscara, etcétera, por lo que se puede salir adelante.

 

Desde los tiempos del gobernador Manuel Bartlett se puso en marcha un proyecto ideado por el ingeniero Alberto Jiménez Merino, para sembrar pasto resistente a la sequía y se impulsó la cría de ganado caprino, muy utilizado en la zona con bastante éxito. Podría ser reactivado este programa.

 

El caso es no darse por vencidos y pensar que la mixteca poblana es una zona improductiva, de gente ‘floja’. Ni una ni otra cosa es cierta; la mixteca es difícil por la frecuente escasez de lluvias, por lo que hay que buscar cultivos que resistan las sequías y los mixtecos no son nada ‘flojos’, como lo demuestra el hecho de que en los Estados Unidos muchos han triunfado en forma independiente con negocios como la fabricación de tortillas, la maquila de pantalones de mezclilla, empresas de servicio de limpieza y adaptación de locales y en diferentes tipos de empresas comerciales.

 

El caso es crear empleos, pequeños o medianos negocios para emprendedores. El estado de Israel ha hecho producir al desierto en condiciones óptimas. La mixteca no es un desierto ni nada que se le parezca: ¿por qué no vamos a ser capaces de hacer producir a una región que durante siglos ha podido sobrevivir sin apoyos, sino sólo con el trabajo y el empeño de su gente?

 

El problema del ambulantaje no es o no debería ser un problema policial, sino un problema social. Quienes trabajan como comerciantes en la calle, no la pasan nada bien, pero no les queda otra, en un país en el que escasean alarmantemente los empleos formales y donde hay escasos apoyos para que la gente pobre pueda salir adelante.

 

Es cierto que los puestos que llenan las calles, sobre todo en el centro histórico no son nada estéticos y ‘molestan’ a muchos turistas y a muchas personas exquisitas que viven en Puebla, pero el problema no se va a resolver con medidas policiales como el paso de indocumentados a los Estados Unidos; no se va a resolver con la construcción de grandes muros o con otra muralla China.

 

La organización Antorcha Campesina ya está en acción en defensa de los comerciantes callejeros, congruente con su postura de luchar contra la pobreza. Quienes no se ven por ninguna parte son los partidos políticos de centro o de izquierda que deberían estar ideando políticas sociales para disminuir el problema de la pobreza y de la pobreza extrema, en vez de estar peleando candidaturas a puestos de elección popular, cuando faltan dos años para las elecciones del 2018. Pero tal parece que pedirles a los partidos que reciben millones de pesos del gobierno para su ‘funcionamiento’, que hagan propuestas para resolver los grandes problemas de la nación es mucho pedirles. No dan para tanto.

 

El próximo lunes 28 del actual será presentado el libro: El Fraude de la Reforma Educativa, cuya autoría es de dos personajes ampliamente conocidos a nivel local y federal; se trata del senador Manuel Bartlett Díaz quien fue gobernador del estado y antes el titular de la Secretaría de Educación de la República y el maestro Luis G. Benavides, experto en la materia que se ha desempeñado en diversos cargos relacionados con la educación tanto en México como en Puebla.

 

La presentación será a las 17:00 horas ya señalado en el salón Barroco del edificio Carolino de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla -4 sur 104-, en el centro histórico de esta capital.

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus