Wednesday, 12 de August de 2020

Lunes, 01 Agosto 2016 02:32

Lionel Messi nunca va a venir a Puebla (qué vergüenza damos)




Written by  Arturo Rueda

Felicidades, boludos, pero saben qué daño le hicieron a la imagen nacional e internacional de Puebla. ¿El daño que NOS hicieron? Es increíble lo pendejos, lo boludos que podemos ser los mexicanos. Como siempre, apostamos por nuestras ganancias individuales y perdemos de vista los costos colectivos. Así la corrupción: gana uno, pierde toda la sociedad. A los poblanos se nos debe caer la cara de vergüenza.


Qué boludos somos los poblanos, seguramente pensaron los miles de argentinos que se enteraron del robo que sufrieron sus seleccionados en las habitaciones del hotel mientras jugaban contra la Selección Mexicana en el mítico estadio Cuauhtémoc.

 

La vergüenza, el bochorno del viernes pasado, fue continental.

 

La noticia sobre que desvalijaron a los argentinos en Puebla se propagó por los principales medios de comunicación de Sudamérica desde temprano, y ya por la tarde, a medios de España y Estados Unidos.

 

Siempre estamos acostumbrados a culpar de todo al gobierno: por rateros, por ineficientes, por imbéciles. Pero cuándo nos toca a nosotros, a la sociedad. ¿Valemos más que el gobierno? Yo no lo creo.

 

El bochorno continental se lo debemos a un listillo, un ladrón supuestamente solitario, que engañó al staff del hotel Camino Real de La Vista —en la versión oficial— para tener acceso a las habitaciones de los chés.

 

Entró sin violar cerraduras, muy campante y tuvo más de tres horas para desvalijar a jugadores, cuerpo técnico y representantes de la AFA, la Federación ese país.

 

Ay no, por Dios, qué oso imaginarme la llegada de Ángel Correa, estrella del Atlético de Madrid, o del hijo del Cholo Simeone, a sus habitaciones para encontrarlas en desorden y desvalijadas.

 

Han de haber pensado que fueron a jugar al Congo.

 

Les birlaron dólares, euros en efectivo, gadgets electrónicos, móviles y ropa. El botín es cercano a los 4 millones de pesos, poco más de 200 mil dólares.

 

El bochorno continental mancha todo el esfuerzo del gobierno morenovallista para situar a Puebla nuevamente entre la vanguardia nacional, y tira a la basura el esfuerzo de muchos meses para ganarse la confianza de la Federación Mexicana de Futbol.

 

Hace un año se tenía apalabrada a la Selección Nacional para la reinauguración del remodelado Estadio Cuauhtémoc. Pero los trabajos se retrasaron, se perdió la fecha FIFA y todo acabó en un insípido Puebla vs Boca Juniors.

 

Moreno Valle quiere a la Selección Mayor en el estadio. La Femexfut le concedió como prueba de fuego este partido con la Sub 23.

 

Ahora todo se arruinó por culpa de un ladronzuelo solitario, y claro, la complicidad voluntaria o involuntaria de la gente del Camino Real La Vista, quienes le dieron la llave de acceso a las habitaciones.

 

Eso no es todo: casualmente, el piso en el que fueron alojados no tenía cámaras de seguridad. Así, casualmente.

 

Con toda la razón del mundo los argentinos montaron un quilombo: la complicidad del hotel Camino Real es más que evidente, por lo que dijeron que no se iban a ir hasta que todo quedara aclarado.

 

Gracias a Dios, los pasaportes habían sido puestos a resguardo.

 

Con todos los medios de comunicación de Sudamérica encima, la Femexfut hizo lo que no pudo el gobierno poblano: amenazar al corporativo de Camino Real de montar un escandalazo o que su aseguradora se hiciera cargo de todo lo robado.

 

Los del Camino Real tragaron camote, pero aceptaron. El bochorno no fue borrado, pero los argentinos pudieron irse a tomar su avión para llegar a Río de Janeiro, donde buscarán su tercera medalla de oro.

 

El ladrón solitario y sus cómplices del Camino Real obtuvieron un botín de 4 millones de pesos.

 

Felicidades, boludos, pero saben qué daño le hicieron a la imagen nacional e internacional de Puebla. ¿El daño que NOS hicieron?

 

Es increíble lo pendejos, lo boludos que podemos ser los mexicanos. Como siempre, apostamos por nuestras ganancias individuales y perdemos de vista los costos colectivos.

 

Así la corrupción: gana uno, pierde toda la sociedad.

 

A los poblanos se nos debe caer la cara de vergüenza.

 

Fiscal Víctor Carrancá: esto no se puede quedar así. Tiene que encontrar a los ladrones y dar un castigo ejemplar.

 

Algo es seguro: después de esto, Lionel Messi nunca va a venir a Puebla. Nada más por solidaridad con sus compatriotas de la Sub 23. No sea que también lo desvalijen a él.

 

De verdad, valemos madre.

 

¡Qué oso!

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus