Monday, 19 de April de 2021

Lunes, 09 Mayo 2016 10:53

En malas condiciones la red de agua y drenaje en Cholula

“Estamos en una dinámica de cambio social en la que cada vez la demanda de líquido es mayor  pero los recursos son limitados, las obras son costosas, entonces necesitamos buscar recursos”, director de Sosapach.

  • Jesús Rivera


San Pedro Cholula, Pue.- A causa de su antigüedad y mal estado, la red de agua potable y drenaje  del centro de esta ciudad  tendrá que renovarse antes  que haya fugas y se convierta en un problema grave.


 


En entrevista, Mauricio Arriaga, director del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Cholula (Sosapach) señaló que hacer las obras de modernización resulta muy costoso, por lo que existe la intención de solicitar créditos a instituciones como Banobras, que apoyan el desarrollo de las comunidades.


El funcionario consideró que el abasto de agua en todo el municipio se cubre al 80 por ciento durante todo el año, son pocas las colonias donde no hay suministro de agua potable.


En la cabecera municipal consideró como urgente la modernización de la red de tuberías para el suministro de agua potable, porque la que existe es muy antigua y pronto dará problemas, “actualmente el costo del agua es muy bajo, con las cuotas que se cobran a los usuarios se garantiza el mantenimiento,  pero faltan recursos para invertir; son inversiones muy fuertes”.


“Estamos en una dinámica de cambio social en la que cada vez la demanda de líquido es mayor  pero los recursos son limitados,  las obras son costosas, entonces necesitamos buscar recursos”.


Los catálogos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), señalan que el costo promedio de tubería de agua es de mil pesos, una obra de 500 metros  cuesta 500 mil pesos pero, además, implica gastos de repavimentación,   y trabajo  cuidadoso para no dañar la instalación de las telefonías, cables y redes subterráneas que existen de compañías como CFE y las gaseras, entre otras.


“En Cholula se está trabajando en la regularización legal y fiscal en materia de agua  como parte de una estrategia para que los organismos que tienen los recursos que se pueden bajar,  tengan la garantía de que estamos en regla y que hay transparencia en el manejo de recursos”.


“Organismos, como el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua (IMTA), programas federales de apoyo a infraestructura urbana  como la Pasu y Banobras, que apoyan el desarrollo de comunidades, ponen condiciones administrativas para entregar recursos y entonces, tenemos que estar en orden y modernizados”.


“La intención es  generar condiciones para obtener apoyo  estatal, federal, o internacional, para todo el municipio”.


Informó que en Momoxpan ya se reabrieron las oficinas recaudadoras con un equipo de trabajo  interdisciplinario en el que participan personal del Sistema Operador, un representante de la presidencia municipal, un representante de la junta auxiliar, que es el órgano político, y un grupo de vecinos  representados básicamente por tres personas, que fungirán como una contraloría social.


Bajo este esquema de coordinación se pretende satisfacer las necesidades legales del sistema y  la petición de los vecinos de participar de manera directa en la distribución del agua.


En manantiales también se trabaja con un sistema parecido. El municipio es el controlador de los problemas del agua y los sistemas operadores son los facultados por la ley para administrar el agua.