Wednesday, 28 de October de 2020

Miércoles, 06 Julio 2016 02:45

Acajete es responsable del tiradero clandestino de perros

El municipio primero reconoce culpa, luego se retracta. La Jurisdicción Sanitaria notificó a Amozoc que el municipio colindante había cavado una zanja para arrojar los cuerpos de los animales sacrificados.

  • Luisa Tirzo / Acajete


El Ayuntamiento de Acajete se contradice y es considerado el responsable de la fosa clandestina donde se localizaron 50 perros muertos. Primero, personal de la comuna aseguró que el lugar contaba con los estándares de calidad, pero después negó que ocupen ellos el espacio, sin embargo, versiones extraoficiales señalan que la Jurisdicción Sanitaria número 9 notificó que sí pertenece a esta demarcación. 


Ante el caso, el secretario general y el presidente auxiliar de Nenetzintla en Acajete, Mario Carvajal y Rafael Castillo se deslindaron de la fosa clandestina de perros descubierta el pasado lunes; en sus primeras declaraciones, Mario Carvajal dijo que sí era del Ayuntamiento y que operaba sin irregularidades. 


CAMBIO Regionales intentó comunicarse con el titular del Centro Antirrábico o con el presidente municipal sin tener una respuesta al respecto, sin embargo, se comentó que sí había una fosa en la que se enterraba a los perros sacrificados desde hace medio año, pero desconocieron la ubicación exacta. 


El pasado lunes fue viralizada una fotografía de una fosa de aproximadamente 20 metros cuadrados con una profundidad de al menos dos metros, en la cual se contabilizaron los cadáveres de más de 50 canes que flotaban en el agua estancada de las lluvias. 


Tras el hallazgo, el alcalde de Amozoc, José Cruz Sánchez dijo que pediría el castigo de la Jurisdicción Sanitaria para los responsables de provocar un foco de infección cercano a su municipio, ya que el predio está atrás del Autódromo Miguel E. Abed y la junta auxiliar Nenetzintla perteneciente a Acajete.


El Ayuntamiento de Amozoc fue notificado por la Jurisdicción Sanitaria para hacerle saber que la fosa corresponde al Ayuntamiento de Acajete, por lo que sería sancionado por abrir una zanja sin las medidas sanitarias necesarias en medio de un ejido en el que diariamente atraviesa mucha gente dedicada a pastar con su ganado.