Saturday, 24 de October de 2020

Miércoles, 07 Septiembre 2016 03:21

Pide alcalde de Huejotzingo el cierre definitivo de relleno sanitario

Carlos Alberto Morales ya presentó la denuncia a la Sdrsot y la Profepa sobre la contaminación que sigue generando este lugar. El edil destaca que se está afectando el manto acuífero de Puebla, el cual abastece de agua a poco más de 4 millones de personas y podría provocarse un daño irreversible.

  • Héctor Tenorio / Huejotzingo



El edil Carlos Alberto Morales Álvarez está en espera de que se cierre definitivamente el basurero de Huejotzingo, pues aunque ya no recibe los desechos de ningún municipio, éste sigue provocamos problemas de contaminación.



En entrevista con el alcalde, afirmó haber interpuesto las denuncias correspondientes ante dependencias tanto estatales como federales, para solicitar que se clausure de manera definitiva el Relleno Sanitario.



Apuntó que los diferentes órdenes de gobierno deben intervenir, tomando en cuenta que la mala operación del relleno a cargo de RESA está causando contaminación del manto acuífero de Puebla, el cual abastece de agua a poco más de 4 millones de personas, por lo que podría provocarse un daño irreversible.



CAMBIO Regionales dio a conocer el 16 de julio, que este relleno estaba operando de forma clandestina, dado que debía cerrar sus puertas ante la inauguración de la Plantas Procesadora de Residuos Sólidos (Relleno Seco), al continuar recibiendo la basura de al menos tres municipios, lo que causaba la filtración de lixiviados en el agua subterráneo del valle de Puebla y Tlaxcala.



Morales Álvarez destacó que la denuncia formal ya fue presentada ante la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial y ante la Procuraduría Federal para la Protección del Medio Ambiente, las cuales ahora tendrán que hacer lo propio para así lograr el cierre del basurero.



El edil aclaró que el cese del relleno no significa que las cosas se vayan a dejar como están, ya que la empresa que lo estuvo operando, RESA, tendrá que dar seguimiento a los trabajos pertinentes, entre ellos el tratamiento de los lixiviados y la construcción de los muros de contención para el aglutinamiento de los residuos sólidos urbanos, a fin de evitar que el daño provocado empeore.