Tuesday, 01 de December de 2020

Martes, 18 Octubre 2016 02:37

A tres meses de mega fuga de petróleo no han saneado predios en Ocotlán

La contaminación y el hedor a combustible continúan generando molestias a vecinos de colonias aledañas. En el lugar aún se encuentran tres lagunas negras que ni Pemex ni el gobierno de Hermelinda Macoto han atendido

  • Luisa Tirzo / Coronango


Este día se cumplen tres meses de la mega fuga de crudo en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán y a la fecha, Petróleos Mexicanos (Pemex) no ha saneado los predios afectados donde se observan tres lagunas de combustible en la zona, las cuales generan molestias a los vecinos de fraccionamientos aledaños.


La madrugada del pasado 18 de julio, una toma clandestina en el oleoducto Nuevo Teapa-Venta de Carpio, a la altura de la avenida Emiliano Zapata y la nueva autopista a Tlaxcala, en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán, provocó una fuga que alcanzó los 20 metros de altura y provocó el desalojo de cientos de casas.


Durante cuatro días después de la fuga, personal de la paraestatal permaneció en la zona realizando labores de limpieza, aunque no fue suficiente, ya que en los predios divididos por la nueva autopista a Tlaxcala aún resaltan tres lagunas de color negro, amén de un hedor a petróleo que a la postre provoca dolor de cabeza.


Residentes del fraccionamiento Paseos del Roble, ubicado a escasos veinte metros de los ductos, comentaron que tras la fuga no pueden realizar sus actividades cotidianas, ya que siguen manifestando molestias físicas, no han podido consumir ni utilizar el agua de las cisternas porque está contaminada y la zona recreativa con alberca está inhabilitada por la contaminación.


Comentaron que inicialmente la paraestatal se comprometió a reparar el daño a sus vehículos y viviendas, pero se negó a realizar la limpieza de los predios, argumentando que ya la hicieron.


Agregaron que a la mayoría de los afectados no se les han pagado los gastos que generó el desalojo de sus hogares y la limpieza de sus tanques, cisternas, vehículos y demás por la contaminación que provocó la fuga de crudo la madrugada del 18 de julio.


Recordaron que en un encuentro la paraestatal hace poco más de un mes, ésta prometió pagarles los gastos que provocara la contaminación y el desalojo de sus hogares, siempre y cuando se trasladaran hasta las oficinas de Veracruz a hacer los trámites y comprobaran con recibos o facturas tales gastos.


Algunos como Jonathan Martínez que gastó aproximadamente 20 mil pesos desde el día de la mega fuga, declaró que no acudió hasta Veracruz a solicitar la reparación de los daños a su camioneta, vivienda e incluso médicos, debido a la distancia y lo engorroso de los trámites, sólo exige que le garanticen que no habrá afectaciones a la salud de su familia por el crudo presente en los predios contiguos.


Además, exigieron al Ayuntamiento hacer respetar al municipio y cuidar del medio ambiente, además de considerar que la alcaldesa Hermelinda Macoto se ha mostrado negligente ante el evidente desastre ambiental que provocó una toma clandestina.


Ayuntamiento de Coronango se deslinda


En tanto, el jefe de prensa del Ayuntamiento, Vinicio García, comentó que la Comuna pidió a Pemex desde el día que se suscitó la fuga que limpiara la zona, sin embargo, concluyó que carece de mayor información, pues es personal de Higiene y Seguridad de la paraestatal quien debería brindarla.