Thursday, 29 de October de 2020

Miércoles, 19 Octubre 2016 03:39

Vecinos de tres municipios buscan apoyo de concesionarios vs asaltos

Las rutas 65, Altiplanos, Mihuacanes, Xoxtla, Amarillos y los Tlaltenangos son las más afectadas. Ante el desinterés de los ediles de Cuautlancingo, Coronango y Xoxtla, se acercarán a los dueños del transporte público para implementar una estrategia contra la inseguridad.

  • Luisa Tirzo / Cuautlancingo


Ante el desinterés que han mostrado los alcaldes de Cuautlancingo, Coronango y Xoxtla; Félix Casiano, Hermelinda Macoto y Miguel Ángel Hernández, respectivamente, por los constantes asaltos al transporte público en la Autopista México-Puebla, usuarios que se han visto afectados anunciaron que buscarán acercarse a los concesionarios del transporte público para implementar una estrategia y garantizar su seguridad.


Tras el asesinato de Iván Mila Cajica, en una unidad de la ruta 65, la noche del sábado, durante un violento asalto sobre la autopista a la altura de Cuautlancingo, usuarios se mostraron indignados y dieron a conocer que están conformando grupos para acercarse a los dueños de las rutas 65, Altiplanos, Mihuacanes, Xoxtla, Amarillos y los Tlaltenangos.


Colonos de San Lorenzo Almecatla, comentaron a CAMBIO Regionales que están “hartos” de la inseguridad en el transporte público y que el alcalde Félix Casiano ignore sus demandas.


“El presidente de los colonos ya hizo la petición formal de mayor vigilancia al municipio en el tramo de San Lorenzo, en el puente, incluso hay un regidor que se ha sumado, pero no hemos visto respuesta. La muerte del chavo que iba en la 65 es una muestra de a lo que nos exponemos diariamente, y de que los delincuentes no andan sólo en las calles, viajan con nosotros”, expuso Javier Sánchez.


Hilda Ramos comentó que en las rutas antes mencionadas viajan personas de Coronango, Cuautlancingo y Xoxtla, principalmente, “los robos se dan en esos municipios, incluso Tlaltenango, creo que los presidentes se deben unir y proponer una estrategia por nuestra seguridad, ya que además de los asaltos en el transporte público, cuando descendemos de las unidades en plena autopista no hay seguridad, tenemos que avanzar tramos largos sin alumbrado y muy sólidos”.


En San Francisco Ocotlán, perteneciente a Coronango, los usuarios también están dispuestos a acercarse a los concesionarios, pues consideran que no sólo están en riesgo sus pertenencias, sino también sus vidas.


“Las horas en las que más asaltan, es cuando los camiones vienen llenos de estudiantes o de jóvenes que salen de trabajar de las fábricas de la zona, no sólo arriesgan sus pertenencias, sino que la vida de cada uno está en riesgo”, comentó Daniel Ortega.


Erika Rojas, estudiante de medicina, comentó que en lo que va de este año ha sido víctima de tres asaltos en la ruta 65, en el trayecto de regreso a su casa en San Francisco Ocotlán, “dos veces fueron personas vestidas de payasos, se subieron en el mercado Hidalgo y otra vez en San Felipe, y cuando íbamos en la autopista, se pararon y con una sarta de groserías nos amenazaron, sacaron sus pistolas y nos quitaron nuestras cosas, luego se bajaron y huyeron”.


“En otra ocasión, fueron tres tipos que se subieron en San Felipe, el mismo modo de operar: cuando ya íbamos en la autopista se paran y comienzan a amenazarnos con sus armas, para que les entreguemos carteras y celulares”, recordó.


En el municipio de Xoxtla, usuarios aseguran que ya han creado un grupo de WhatsApp para reportar este tipo de incidentes, sin embargo, consideran que no es efectivo, ya que si intentan usar el teléfono en medio de un asalto los atracadores pueden herirlos.


 


“Necesitamos otra manera de protegernos, el grupo es una buena idea, pero en lo que se lanza la advertencia, el que lo haga podría poner en riesgo su vida, porque los asaltantes son muy nerviosos”, comentó Josué López.