Wednesday, 08 de December de 2021

Miércoles, 03 Febrero 2016 15:42

Por espacios se declaran la guerra líderes de tianguistas de Texmelucan

Uno y otro se lanzaron acusaciones por la pelea de lugares en la vía pública de San Martín Texmelucan. 

  • Héctor Tenorio


San Martín Texmelucan, Pue.- El dirigente del Circulo de Organizaciones Populares (COP) Juan Garzón Contreras y Manuel Valencia Martínez líder de la Federación de Comerciantes, Colono y Campesinos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (FCCCEPT) se declararon la guerra por lugares en la vía pública de San Martín Texmelucan.


 


En rueda de prensa la mañana de este miércoles, el líder del COP, Juan Garzón Contreras señaló que no permitirá que se despoje de sus lugares a los comerciantes de la agrupación de Antojitos Mexicanos los cuales tan ubicados en la periferia de San Martín Texmelucan.


En este sentido dijo que “Manuel Valencia está haciendo del director de ordenamiento comercial Oscar Morales lo que quiere, lo que vuelve a Valencia un carroñero ya que sólo busca sus intereses políticos”.


“No permitiremos que se nos toque a las personas de la tercera edad así como a la señora Alejandrina Ramírez,  las cuales venden en las calles de Texmelucan y tiene una antigüedad de más de 40 años, vendiendo en las calles”.


Juan Garzón Contreras que destacó  “ya se realizaron las denuncias correspondientes contra servidores público y llegaremos hasta la últimas consecuencias para que les quiten sus lugares a estas personas las cuales tienen más de 40 años.


Por su parte, Manuel Valencia Martínez líder de la FCCCEPT, ofreció una rueda de prensa y señaló que Juan Garzón Contreras vive de sus agremiados ya que cobra hasta para realizar el aniversario luctuoso de su señor padre.


En este sentido, habló María de Lourdes Pérez Alatriste presidenta del comité de la agrupación de Antojitos Mexicanos de San Martín Texmelucan A.C,  quien señaló que en días pasados se realizó una asamblea en donde asistió más del 90 por ciento de los agremiados en donde se decidió cambiar a la señora Alejandrina Ramírez Hernández, la cual fungía como presidenta.


 


Lourdes Pérez destaco que la señora Alejandrina realizaba cobros sin entregar un recibo y de no realizar estos pagos los quitaba de sus lugares.