Wednesday, 28 de October de 2020

Lunes, 14 Noviembre 2016 02:23

Después de un año prófugo, cae El Japonés en Moyotzingo

Armando Xolalpa azoró durante varios meses a los texmeluquenses, cometiendo robos a casas y comercios. Elementos estatales lo reaprehendieron luego que escapara del penal de Huejotzingo en diciembre del 2015, junto con otros 10 reos.

  • Héctor Tenorio / San Martín Texmelucan




El pasado viernes Armando Xolalpa, mejor conocido como ‘El japonés’, fue reaprehendido por elementos del área de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, en Santa María Moyotzingo, luego que se escapara junto con 10 reos del Cereso de Huejotzingo en diciembre del año pasado.


‘El Japonés’, ‘El Diablo’ o ‘El Güero’ fue asegurado en la calle Nicolás Bravo esquina con  Avenida Hidalgo de la citada comunidad, cuando se encontraba con un grupo de sujetos que intentó impedir las acciones de los elementos estatales.


Tras su detención, Xolalpa Sánchez fue trasladado al Hospital Moreno Valle para valorar su estado de salud, ya que se encontraba bajo un cuadro de intoxicación por consumo de cocaína, para posteriormente llevarlo a las instalaciones del C5 con las autoridades correspondientes.


Trascendió que tras su captura estuvo en el penal de Huejotzingo, del cual se fugó y ayer fue ingresado a la cárcel de Tepexi, ya que está considerado como un delincuente de alta peligrosidad, líder de un grupo criminal conocido como ‘Los Moyos’ y es relacionado con delitos como robo a transporte, casa habitación y a comercio.


Los últimos hechos delictivos de ‘El Japonés’ fueron registrados por videocámaras y de acuerdo con su fisonomía, se presume que le robó al dirigente tianguista de la organización Francisco Villa y a un negocio de computación ubicado en Texmelucan.


Asimismo, la comunidad de Santa María Moyotzingo ya estaba cansada de este sujeto, ya que en varias ocasiones intentaron detenerlo y lincharlo, tal es el caso del pasado 18 de septiembre cuando los vecinos se armaron con tubos, palos y machetes para perseguirlo, registrándose un enfrentamiento con disparos de arma de fuego.