Tuesday, 27 de October de 2020

Martes, 15 Noviembre 2016 03:13

Claman justicia en sepelio de Ulises, joven hallado en un pozo

Vecinos, amigos y familiares recuerdan al joven como alguien alegre, altruista y amoroso con sus semejantes.

  • Luisa Tirzo / Santa Clara Ocoyucan


La mañana de este lunes, rodeado de cientos de personas, con globos, flores y bicicletas, fue sepultado en el panteón de San Bernabé Temoxtitla, Ulises Ramsés Chantes Tonacatl, quien será recordado por sus familiares y vecinos como un chico alegre, altruista, amoroso con sus semejantes, que siempre buscaba el lado bueno a las cosas, amante de la lectura y fiel al Bicycle Motocross (BXM).


Con 19 años de edad, estudiante de la carrera de Ingeniería Mecánica, fue reportado como desaparecido el pasado 2 de noviembre y le fue arrebatada la vida en un incidente hasta ahora desconocido. Este fin de semana le realizaron la necropsia de ley, luego que lo hallaran al interior de un pozo en su comunidad el sábado pasado, sin embargo, sus propios padres desconocen los resultados.


Las muestras de solidaridad y cariño, a la familia del joven que daba catecismo en la parroquia de la comunidad, comenzaron la noche del domingo, una multitud yacía desde la tarde en su casa, esperaban el arribo de su cuerpo, luego que el Servicio Médico Forense (Semefo), lo entregara a sus padres. Finalmente, la mañana de este lunes, tras una misa de cuerpo presente, Ulises fue sepultado.


La indignación y tristeza, por este incidente, también fue demostrada en redes sociales, pues por lo menos un centenar de cuentas de Facebook, sustituyeron sus fotos de perfil con la imagen de “Uli”, en blanco y negro.


La última publicación en Facebook de Ulises, fue a las 00:46 del 3 de noviembre y decía: “Sólo ella sabe cuánto la quiero”. Curiosamente un año atrás, en esa misma fecha, el joven escribió: “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos”.


Familiares de Ulises Ramsés relataron a CAMBIO Regionales, que su martirio comenzó el 2 de noviembre, cuando perdieron la comunicación con él, pero sólo lo vieron en la tarde noche cuando estaba acompañado de su novia, a quien fue a dejar a su casa en la junta auxiliar sanandreseña, San Bernardino Tlaxcalancingo.


Después de la media noche, sus hermanas, hermano y sus padres comenzaron a inquietarse, ansiosos por su ausencia, iniciaron su búsqueda pero no tuvieron noticias de él. Pasaron las horas, los días y molestos por la pasividad de las autoridades, salieron la mañana del 8 de noviembre a bloquear la Carretera federal a Atlixco, a la altura de Chipilo, para exigir que tomaran cartas en el asunto.


Fue hasta el pasado sábado, cuando el propietario de un predio de cultivo en San Bernabé Temoxtitla, reportó a los números de emergencia que en su pozo de riego había un cadáver; se trataba de Ulises Ramsés.


Los deudos se muestran francos al hablar del estudiante de Ingeniería Mecánica, dicen desconocer las causas de su muerte y sólo atribuyen su desdicha a un acto más de la inseguridad que prevalece en esta comunidad. Piden que sólo se diga la verdad, que no se tergiverse la información, dado que inicialmente se manejaron datos imprecisos, que causaron molestia.


“Dijeron que tenía novio, una simple palabra cambia todo, él tenía novia, no novio. No sabemos quién lo asesinó, ni porqué lo hizo, pero si clamamos justicia, no queremos que esto se repita, ya llevamos tres desaparecidos”, concluyó una de las entrevistadas.